Fallece el gran “S.I.” Newhouse, presidente emérito de Condé Nast

by it fashion,

si_newhouse_01
Ilustración de Victor Juhasz.

El presidente emérito de Condé Nast, Samuel Irving “S.I.” Newhouse, quién alzó a la fama a personalidades como Diana Vreeland, Tina Brown, Anna Wintour o Richard Avedon, falleció el domingo a los 89 años de edad después de una larga enfermedad.

Newhouse fundó y dirigió la gigante Condé Nast durante casi medio siglo. Heredó junto con su hermano Donald Advance Publications, una compañía de medios americana fundada por su padre en 1922, que posee los títulos icónicos de Condé Nast, incluyendo Vogue, Vanity Fair y The New Yorker, junto con otras 20 revistas más. La compañía también tiene algunos de los periódicos más grandes en el país, incluyendo el Oregonian en Portland y el Star-Ledger en Newark, New Jersey.

Newhouse revolucionó e hizo crecer el mundo editorial, aunque en una de sus pocas entrevistas concedidas declaró en The New York Times en 1989 que no se sentía editor: “ Yo no soy editor, me maravilla cuando la gente me pregunta: ‘¿A qué te dedicas entonces? Lo que intentamos es contratar gente inteligente y con energía… Ellos son los que editan, y después, salen las revistas y su forma final es una sorpresa absoluta para todos. Yo no sabía lo que iba a hacer Tina. Nadie sabía de antemano que cuando Anna llegase a Vogue sacaría en la portada a una chica con una cruz de Lacroix y vaqueros azules. Confiábamos en que, fuera como fuese, mientras no se tratara de una locura absoluta, cada revista tenía que tomar la dirección que su editor decidiera”.

si_newhouse_02
Primera portada de Anna Wintour.

Samuel I. Newhouse convirtió el negocio familiar de su padre en uno de los mayores imperios editoriales de la nación, llevando a la familia a obtener una fortuna de más de 12 mil millones de dólares. Newhouse se centró principalmente en el lado de la revista brillante y glamuroso, en la elaboración de detrás de las escenas de un nuevo mundo pretencioso para la industria. Pese a su éxito, Samuel I. Newhouse mantuvo siempre un bajo perfil en la industria, tenía una presencia modesta en la escena social de Nueva York, pero su carácter se hizo notar en el mundo de la moda gracias a su pasión. “Quien se haya reunido con él sabe que no importa lo pronto que llegaras, él ya se había leído todos los periódicos, todas las cabeceras y ya tenía tres páginas de notas”, declaró en una ocasión David O’Brasky, director actual de Vanity Fair.

En 1975, Newhouse fue nombrado Chairman de Condé Nast, hasta el momento en que decidió abandonar el cargo y pasar a ser Chairman emérito. Entre muchos de sus logros, SI quiso fomentar el talento y elevó a la fama a algunos de sus colaboradores contratando, por ejemplo, a la gran editora de moda Diana Vreeland y al fotógrafo Richard Avedon.  Más tarde, en 1981 Newhouse trajo de vuelta la extinta Vanity Fair y pronto estableció a la periodista británica Tina Brown como su redactora, quién se convirtió en uno de las editoras más renombradas de la industria y en 1992 pasó a ser la primera editora femenina de The New Yorker. También introdujo en Condé Nast a otros colaboradores como Anna Wintour, para dirigir Vogue, y a Graydon Carter y Remnick, con el objetivo de conducir todas las cabeceras de la compañía. Junto a su primo Jonathan, Chairman y director ejecutivo de Condé Nast International, en Londres, SI aumentó la presencia global de la empresa al introducir sus prestigiosas marcas en nuevos mercados internacionales como Latinoamérica, Oriente Medio o Asia.

si_newhouse_03
Portada de Diana Vreeland.

En esta última etapa, SI trabajó para adaptar Condé Nast a la nueva era, haciendo evolucionar sus cabeceras hacia el dominio de lo digital, ya en el siglo XXI. Al mismo tiempo se hizo con nuevos activos online como Pitchfork Media y Reddit. A día de hoy, la compañía opera más de 100 marcas digitales en el marco de diversas áreas como el mundo del viaje, la arquitectura, la belleza, el deporte y la música.

Además Condé Nast anunció a principio de año una reestructuración de una gran parte de la empresa. Los movimientos han venido después de varios cambios importantes realizados a finales de 2016, que incluyeron despidos, una reorganización de los departamentos creativos, de investigación y tecnología, así como el cierre de la edición impresa de Self magazine y el cambio de Teen Vogue a cuatro impresiones en un año. Como resultado de la reorganización, tres líderes de la marca, Connie Anne Phillips de Glamour y Self, Michelle Myers de Brides y Agnes B. Chapski de Allure, han salido de la empresa. Otros, incluyendo a Drucker Mann, Josh Stinchcomb y Lisa Valentino han sido promovidos.

Los últimos sucesos en la empresa, incluyendo el fallecimiento de Samuel I. Newhouse y una reestructuración tan grande de la empresa a nivel directivo, han llevado a rumores de una posible venta de la compañía Condé Nast.

 

Temas que te pueden interesar: , , ,