El fundador de American Apparel prepara algo nuevo

by itfashion,

IMG_1126-500x333_opt

¿Te preguntabas que estaría haciendo Dov Charney después de su ruptura con American Apparel? Pues bien, si algo te decía que estaba sumergido en un nuevo proyecto estabas en lo cierto, así lo confirmaba esta semana en una entrevista en exclusiva a The Business of Fashion.  La base de operaciones del proyecto no es nada menos que su propia casa, una mansión de 20 habitaciones en lo alto de las colinas del lago Plata. Cada miembro de su nueva plantilla ocupa una habitación para desarrollar su actividad como si de un campamento se tratara. A través de Facebook, Charney coordina a los empleados que trabajan en la fábrica central en Centro Sur, California, historia digna de un biopic de Hollywood.

El nuevo negocio que Charney tiene entre manos tiene como objetivo vender al por mayor a la industria de la impresión de camisetas además de abrir una tienda online directa al consumidor, llegando a ofrecer una serie de diferentes marcas. Aunque todavía no se ha hecho público el nombre de su nueva aventura, las prendas ya producidas se han etiquetado bajo el nombre de “Los Angeles Apparel Company” además de una serie fotográfica bajo el título “That´s Los Angeles”.

Con esta nueva marca el fundador de American Apparel pretende construirla de modo similar a cómo lo hizo con la primera pero a un ritmo más acelerado. La gran baza que suscitó el éxito de American Apparel como firma fue su producción en Estados Unidos, lo que pretende mantener en esta ocasión. Charney apostó por este modelo de producción mucho antes de que se pusieran en boga términos para nombrarlo, lo que ha llevado a que muchos hayan querido imitar el modelo de negocio.

A pesar de la controversia en la que se vio envuelta su salida de la firma American Apparel, a Charney no le han faltado seguidores gracias a  su compromiso con la fabricación en los EE.UU., el pago a los trabajadores de un salario digno y la creación de nuevos puestos de trabajo para los inmigrantes. Y sin duda alguna sigue apostando por ello, para Charney no hay excusa para basar un modelo de negocio en la deslocalización que arrastra a bajos salarios y pésimas condiciones de trabajo: “En cuánto uno se adentra en estas fábricas ve la explotación por apenas unos céntimos. Ni siquiera es de moda”.

Si algo dejó claro American Apparel a la industria de la moda fue que realmente es posible optar por la producción local sin renunciar al crecimiento y maximización de beneficios, lo que ha servido de aliciente para muchas empresas que en los últimos años han buscado desarrollar un modelo de negocio similar. Aun así, la salida de Charney de la empresa estuvo vinculada a denuncias y rumores, confirmados o no, que no dejaban tan claros los buenos principios que sostenían su producción. Sea como fuera, Charney tiene claro que no quiere repetir los errores pero si aferrarse a los aciertos como dar la oportunidad a los trabajadores de asumir un papel más activo en la gestión de la empresa recibiendo acciones de la empresa desde el principio.

Vía BoF.

Temas que te pueden interesar: , ,