Datura, la conquista más sostenible de la Gran Manzana

by Alicia Carrasco,

Datura8-1

No cabe duda de que Datura ha entrado con fuerza en Nueva York. Editoras de estilo visten sus prendas y los principales medios del mundo de la moda se han hecho eco de esta marca con raíces españolas. Detrás se esconde el incansable trabajo de la mallorquina Stefania Borrás, quien hace sólo tres años (te la presentábamos entonces en It), decidió dar un giro a su marca y trasladarse a la Gran Manzana para desarrollar su proyecto. Ahora volvemos a hablar con ella para ver cómo le ha ido este salto al otro lado del Charco y cómo ha evolucionado su firma en este tiempo.

Datura7-1

De entrada reconoce que nada es fácil cuando se emprende y menos cuando “intentas hacer las cosas bien, con unos principios éticos, respetando a los trabajadores, medio ambiente, etc.”, pero a base de constancia y mucha ilusión por cambiar el mundo de la moda hacia esta vertiente más responsable, se consiguen buenos resultados.

Datura5-1

Uno de sus principales logros fue el ser pionera en ecommerce en un tiempo en el que aún el comprador estaba un poco verde en esto de la compra online. “Cuando empezamos había pocas marcas que vendieran solo online” pero supieron darle un giro a su favor, tal y como argumenta Borrás. “Creo que cogimos un poco la ola de la gente que empezaba ya a fiarse más de comprarse ropa online, y al ser de los primeros que estábamos ahí, la verdad es que nos ha beneficiado”. En ese sentido, y aunque no lo descarta, no está en sus planes inmediatos abrir tienda física: “Con la venta online evitas intermediarios que al final acaban encareciendo el producto final, y en Datura intentamos que nuestras prendas se mantengan asequibles, por ello, desde hace un tiempo todo el proceso de producción se realiza aquí en Nueva York, en un taller que yo misma visito semanalmente”, nos cuenta. En este sentido “siempre busco las mejores calidades y uso telas naturales que estén hechas en sitios familiares y pequeños, huyendo de las grandes escalas” explica Borrás, quien continua: “Además, siempre que puedo, también intento incluir tejidos orgánicos. Al final lo que importa en lo sostenible es que cada uno lo haga de verdad, de corazón, que sepa lo que está haciendo y que se preocupe realmente por dónde comprar los tejidos sabiendo quién los hace, qué impacto ambiental conlleva, etc”.

Datura9-1

Reconoce que, tras años de dedicarse a la moda desde un punto de vista más creativo, cuando llegó a Nueva York “tenía más el objetivo de comercializar este tipo de moda y, al mismo tiempo, difundir y educar en estos valores sobre los que se asienta la marca” explica Borrás, ya que la moda es una de las industrias que más comunica pero que también causa una gran cantidad de problemas que no se dejan ver tanto. “Para mí fue como el momento de conectar las dos cosas uniendo el concepto empresarial y el diseño de moda para contribuir a una industria de la moda más justa y responsable en todos los niveles”.

Datura10

Sabe que Nueva York es un buen punto de mira y que el alcance de una marca allí siempre será un poco superior por ser el núcleo del mundo empresarial y la moda. Sin embargo, reconoce que en España cada vez más se ve un gran movimiento de diseñadores y pequeñas marcas que están dando pequeños pasos en la moda sostenible, contribuyendo cada uno desde su especialidad. “La suerte de hoy en día es que todo es global y hasta la marca más pequeña puede alcanzar a un gran público a través de Internet”, explica Borrás, quien a la vez concluye que “aún así la moda es mucho más difícil de lo que parece. La clave al final está en ir trabajando poco a poco, formarse, especializarse y aprender siempre de los errores para continuar avanzando hacia una moda más sostenible”. 

Datura6-1 Datura1

Imágenes: campaña Aarons.