Cuatro consejos para proteger tus diseños del plagio

by Carla Pagespetit,

Cómo un diseñador puede proteger su trabajo_YiQing Yin_ss11_2
YiQing Yin, Primavera 2011

Que en el sector de la moda hay plagios, no es ningún secreto. Además, con el uso de Internet estos casos han aumentado exponencialmente. Vamos a ponernos en situación: un diseñador independiente sube su diseño a una red social, y al cabo de un tiempo ve su vestido en el escaparate de uno de los grandes del sector y firmado por la marca. Una herramienta tan útil como es Internet, que sirve a muchos diseñadores como plataforma para dar a conocer sus piezas, se ha convertido a la vez en una terrible arma de plagio.

Toda novela, poema, obra de teatro, película, pieza musical, dibujo, pintura, fotografía, escultura o diseño arquitectónico está protegido por la propiedad intelectual. ¿Y la moda? No tiene la misma protección, y eso se argumenta con el hecho de que se considera un elemento funcional y, como consecuencia de ello, exenta de la ley de derechos de autor.

¿Cómo se puede evitar el plagio? Ante esta poca protección, hay que estar más atentos y evitar las situaciones de robo de ideas. Hemos encontrado en Noticiero Textil cuatro claves que pueden seguir los diseñadores independientes para esquivar las copias de tus diseños.

1. Crea un logotipo

Además de poder identificar la marca fácilmente, te ayudará a proteger tus diseños: la ley sobre las marcas registradas protege los artículos que tienen algún logotipo. Además, los artistas deben solicitar derechos de autor para sus diseños únicos o patrones.

2. Dale personalidad a los detalles

Los detalles de un diseño serán lo que le hará único y además, esto indicará a los consumidores de donde proviene el producto. Un ejemplo es el bolso Birkin de Hermès, que tienen protegida su marca comercial para evitar el plagio.

3. Guarda copias digitales

Tener una base digital hace que el diseño esté más protegido y a la vez facilita el proceso para hacer valer los derechos de autor. Cuando más visto es un diseño, más va a parecer que eres su creador, aun y no reconocer la fuente original.

4. Haz un seguimiento

Es importante no perder la pista a los derechos de autor y a la imagen comercial. Tienes que conseguir estar atento y seguir tus diseños, para localizar los plagios que se hacen de ellos. Además, haz que se note esta actitud. Por otro lado, los minoristas también pueden poner de su parte, y dirá mucho a su favor ya que su marca puede verse afectada si se asocia con el plagio. Para evitarlo, se pueden hacer búsquedas para asegurarse que el diseño sea propio o llegar a acuerdos y formar asociaciones con los diseñadores, en los que todos van a ganar.

Vía Noticiero Textil.