Conoce los cinco finalistas del Vogue Designer Fashion Fund

by itfashion,

El certamen de moda británico BFC / Vogue Designer Fashion Fund ya ha escogido a sus cinco finalistas. La competición cuenta con el soporte de Burberry, Harrods, Paul Smith y Topshop y ofrece la cifra de 200.000£ al ganador, a parte de un programa de mentoría proporcionado por los gurú del sector. El objetivo de este Fashion Fund es asistir y apoyar diseñadores ingleses muy talentosos que tengan un gran potencial para funcionar correctamente en el mercado y aquí os dejamos con los posibles ganadores de esta edición:

 

Osman Yousefzada

 

the-fund

Con un grado de la Central Saint Martins, Osman Yousefada ha ganado carrerilla en la alfombra roja desde que empezó su propia marca en 2008, vistiendo a personalidades de la talla de Anne Hathaway, Taylor Swift Emma Watson, Tina Fey y Lupita Nyong’o.

 

Amy Powney (Mother of Pearl)

 

the-fund-2

La directora creativa de Mother of Pearl, Amy Powney, ha escalado hacia la cima de la marca desde lo más bajo desde que se graduó en la Universidad de Kingston. A pesar de que la marca ya funcionaba desde 2002, no fue hasta la dirección de Powney que cogió más fuerza, captando la atención de la prensa y diversos compradores locales.

 

Emilia Wickstead

 

the-fund-3

Emilia Wickstead, graduada de la Central Saint Martins, ha quedado finalista los tres últimos años. Sus vestidos elegantes han ganado mucha fama entre las clases altas y las celebrities como Alexa Chung o Kate Middleton. Además de tener una boutique en Londres, Wickstead colabora con Net-a-Porter, Harvey Nichols y Selfridges.

 

Sophia Webster

 

the-fund-4

La marca de Sophia Webster es una de las más potentes entre las cinco finalistas. Se graduó en el Royal College of Art y después de eso sus magníficos zapatos se pueden ver en las alfombras rojas y algunas editoriales. Hace poco tuvo que remodelar toda la web de la marca después de que las ventas se triplicasen en tan solo un año.

 

Anna Laub (Prism)

 

the-fund-5

Anna Laub crea productos funcionales con una estética única. Empezó con Prism, su marca, en 2009 y la marca no ha parado de crecer. Sus productos se venden en Net-a-Porter, Colette, Dover Street Market, Barneys and Saks y otros sitios con mucho glamour.

Vía Fashionista.com