Condé Nast deja de publicar el Teen Vogue impreso. ¿El principio del fin del papel?

by Estel Vilaseca,

No ha durado ni un año el experimento. Después de que el año pasado Condé  Nast anunciara que Teen Vogue pasaba de ser mensual a convertirse en una publicación trimestral con el objetivo de invertir la mayor parte de los esfuerzos en el contenido “digital, de vídeo y social”, ayer anunciaba que deja de publicar para siempre la edición impresa. Una noticia que no es una sorpresa teniendo en cuenta los cambios profundos que vive la industria pero que confirma que las nuevas generaciones pasan del papel.

url-1

El anuncio ha venido acompañado de otras noticias. La buena es que de momento Vanity Fair, Vogue, Wired y The New Yorker no cambian frecuencia. (Por ahora, claro).  La mala, que GQ, Glamour, Allure y AD pasaran, por el momento de 12 a 11 números al año y W y Condé  Nast Traveler tendrán ahora sólo 8 números anuales en lugar de 10.  Todo ello viene acompañado del cese de al menos 80 puestos de trabajo, un 2.5 por ciento del total de las 3.000 personas que actualmente emplea la compañía, y de una reducción de hasta al menos un 20 por ciento de los presupuestos.

De estos anuncios se interpreta una cierta improvisación y mucho miedo (de lo que se intuye tanto un descenso importante de las ventas en quiosco). Hay que tener en cuenta que hace sólo medio año que se anunciaba que Elaine Welteroth pasaría a ser la nueva editora jefa de “Teen Vogue”, después de que en agosto de 2016 se anunciara una dirección compartida junto a el director editorial digiral Phillip Picardo y la directora creativa Marie Suter. Ahora, WWD explica que Welteroth podría seguir trabajando para el título, que se concentra exclusivamente en el digital, o bien podría pasar a convertirse en editora de Glamour o Allure – en el caso de que su actual editora Michelle Lee pasara a Glamour. Otra posibilidad es que Welteroth se encargue de algún nuevo título, tal y como está haciendo Picardi con Them, la nueva plataforma enfocada a temas LGBTQ.

url

El cierre el pasado mes de septiembre de otra cabecera mítica orientada al público más joven, la revista NYLON, añadía argumentos al final de una etapa y el inicio de otra, al menos en lo que el consumo de medios por parte de la Generación Millennial se refiere. Algunos han apuntado que esta profunda reestructuración de Jim Norton, enfocada sobre todo a la transformación digital del grupo, podría tener que ver con una posible venta de la mítica compañía a alguna empresa de nuevo cuño. Algunos han apuntado Google, otros Facebook y también Vice.

¿Podría ser el insólito proyecto en común de Vogue y Vice, Project Vs. el primer paso hacia una alianza más solida en el futuro? Tendremos que esperar.

Temas que te pueden interesar: , ,