Cómo detectar una prenda de calidad

by Carla Pagespetit,

066_christophe_decarnin_for_balmain

La durabilidad de las prendas es un gran qué en las decisiones de compra. Es una de las causas por las que nos alejamos de las tiendas fast fahion y vamos a otras con precios más altos. Pero, ¿es siempre el precio signo de mejor calidad? Primer error: su precio no es sinónimo de calidad. Debes fijarte en distintas características para saber si está bien hecha la prenda que tienes entre manos y así las opciones de que dure más aumentarán. Hemos encontrado consejos muy útiles en Treehuger para saber cómo detectar una buena prenda.

¿Cómo es la prenda?

Dejando a parte que hay tejidos y prendas que requieren ser finos –o finísimos-, el grosor de una pieza te puede indicar su calidad: cuanto más grueso, mejor calidad, ya que deben soportar su desgaste. Es importante también la textura de la prenda, y ver su peso. Cuánto más pese, mejor calidad. Otra prueba que puedes hacer es cogerla con las manos y apretarla tanto como puedas, y si se arruga, mala señal…

093-dior-by-maria-grazia-chiuri-theredlist

 Y su tejido, ¿cómo es?

El tejido debe estar lo más apretado posible. Si hay muchos espacios entre el material, esto es sinónimo de mala calidad. Cuantos más huecos haya entre la prenda, más posibilidades tendrás de que se te enganche. Otra parte importantísima que hay que revisar son las costuras, ya que muchas veces tienden a deshacerse: comprueba que están bien apretadas y que será difícil de que se desprendan.

¿Cómo es el patrón?

Hay que prestar atención a esto: comprueba que las costuras encajen unas con las otras y que todas estén rectas y en su lugar. Si hay elementos extras, como otras telas, asegúrate de que también encajan con el resto de las otras costuras. Esto es algo que a menudo pasamos por alto, pero que hay que prestarle mucha atención –si no, te darás cuenta más adelante y te arrepentirás de tu compra-.

146-dior-by-maria-grazia-chiuri-theredlist

¿Cómo son los detalles?

Fíjate en primer lugar con el dobladillo. Las prendas de más calidad, tienen el dobladillo más largo, previniendo pequeñas alteraciones futuras en las prendas. A la vez, esto significa que la pieza será algo más cara, ya que su elaboración es más detallada. Otro detalle que no hay que dejar escapar son los ojales. Fíjate bien en que no haya hilos suelos en estos agujeros y que además la prenda incluya botones de sobra. Otro dato: las prendas de mejor calidad, tapan esta zona –tenga botones, cremallera u otro tipo de cierre- con un pequeño trozo de la misma tela, para que quede más disimulado. Otra parte que hay que tener en cuenta es el revestimiento de la pieza. Si hay algún forro interior, asegúrate también de que sea grueso y de calidad: no queremos que sufra algún daño innecesario.

¿Qué pone en la etiqueta?

Las etiquetas dan información de la prenda que a simple vista no se puede apreciar. Fíjate bien en los materiales que se han utilizado, y también en el modo de lavado. Respecto a lo último, evita las piezas que requieren ser lavadas en seco.

Además, es importante que después de comprobar todas las características anteriores, compares la prenda que deseas comprar con el resto de las que están en la tienda. Evidentemente, puede ser que haya una malformación justamente con la que tienes en la mano y no en las otras, y sólo te puedas dar cuenta de ello al compararlo.

038_christophe_decarnin_for_balmain

Temas que te pueden interesar: , , , , , , , ,