Calvin Klein se alía con Tinder para su nueva campaña

by itfashion,

“raw texts, real stories”

tinder_calvin_klein_01

Sexo y juventud han sido dos de los conceptos íntimamente ligados al ADN de la línea de jeans y ropa íntima de Calvin Klein desde sus inicios. “You wanna know what comes between me and my Calvin’s? Nothing”, proclamaba una jovencísima Brooke Shields de 14 años en un anuncio prohibido por la CBS.

Así que el anuncio de que Calvin Klein se inspira en el sexting para la nueva fase de su campaña global  #mycalvins resulta coherente con la línea seguida por la firma. En los anuncios de papel, las imágenes capturadas por Mario Sorrenti que sugieren parejas en relaciones abiertas, vienen acompañadas de una caja de texto con la historia de la foto, inspirada por historias reales.

tinder_calvin_klein_02

“Nuestras anteriores campañas han sido más enfocadas en la imagen y ésta quiere empezar una conversación a través de la provocación”, explica Melisa Goldie, directora de marketing de Calvin Klein a WWD. “Estamos señalando la verdad sobre las citas (…), la libertad que tienes a través del escenario digital de citas y lo muy espontáneo que es”.

Como parte de la campaña, Calvin Klein ha creado una colaboración con Tinder, la app para ligar, que verá la luz el próximo otoño, y que consistirá en una campaña dentro de la aplicación que permitirá a los usuarios pasar a la derecha o a la izquierda.

En este sentido, Calvin Klein fue una marca pionera en el coqueteo con las nuevas tecnologías. En 1999 lanzó una campaña de anuncios para su perfume cKone que invitaba a los usuarios a escribir emails a los protagonistas. Desde sus cuentas se mandaban mails de respuesta “reales”, ofreciendo a los seguidores de la marca la sensación de que ese personaje existía.