Huir para vivir: Pablo Erroz y JNorig

by Isabel Serra,

Pablo Erroz

 

080 Barcelona Spring-Summer 2018

¿Estamos en Barcelona o en el lejano oeste? Por lo que propone el diseñador mallorquín Pablo Erroz parecía lo segundo. Su colección, Leave to live está inspirada en un viaje entre amigos “creativos pero que tienen una vida vacía de estímulos”, cuenta Erroz, “es una reflexión personal que dejamos abierta para que cada uno entienda lo que quiera entender”. El destino de ese viaje: las islas Barbados, “donde hay color, desenfreno, olas” y que marcó el paso de los trajes más formales a las camisas hawaianas. Los estilismos destilaban un fuerte carácter western donde no faltaron las prendas de rigor que exige este territorio: pieles, botas western, tejanos y camisas con bolsillos de pelo de vaca: todo cual cow-boy. Un mestizaje de materiales que iban desde la piel hasta el plástico (material que, por cierto, ha inundado las pasarelas, especialmente con Raf Simons para Calvin Klein), pasando por la seda y el omnipresente denim, sin que la colección perdiera coherencia.

Colaboró con Malhia Kent, de París, para esos aires playeros asomaran entre tanto este americano. Con un estampado de palmeras que ya habría querido llevar Rihanna (a quien el diseñador mencionó como inspiración después del desfile) dio un toque veraniego a una colección que recordaba a largas tardes de otoño que sólo se desafían con botas potentes, como las de New Rock.

La prenda estrella fue la camisa, en su versión manga corta y oversize, en su versión más west o reconvertida en chaqueta perfecto con piel de serpiente. Mención aparte merecen los dos total looks femeninos: un conjunto de camisa y pantalón pijamero blanco y azul lleno de detalles joya en la prenda superior y el dos piezas fucsia en piel, para las osadas de la sala.

080 Barcelona Spring-Summer 2018 080 Barcelona Spring-Summer 2018 080 Barcelona Spring-Summer 2018 080 Barcelona Spring-Summer 2018

 

JNorig

Jnorig 11054

Le siguió Jnorig, formado en el IED Barcelona y curtido en Jeremy Scott, se estrenaba en la pasarela catalana trayendo samurais, ninjas y guerreros indígenas a tierra local. La colección estuvo dominada por prendas deportivas que hacían intuir kimonos, eso sí, de neopreno, así como crop-tops y faldas pantalón para chico, bómbers semi-transparentes, camisas anchas dibujando transparencias geométricas… El neopreno, combinado con tejidos técnicos, jugaba a dúo con las sedas en un riguroso color negro. El azul cerceta tuvo hueco, aunque poco. Nada mal para una primera vez.

Jnorig 11217

 

Mietis

Mietis
Mietis

Mención aparte merece otra firma debutante, Mietis, firma de Maria Fontanellas, diseñadora que se fue a Italia a estudiar diseño de moda para regresar más sabia. Con su ejército de its (Miranda Makaroff, Diletta Bonaiuti, Giorgia Tal, Miguel Carrizo, Blanca Miró…) y hasta dos motos, mostró el potencial de la piel en todos los colores imaginables. Amante de Prada (no puede disimularlo), su moda pendulaba entre el feísmo y lo cool en unas prendas sólo aptas para valientes.

080 Barcelona Spring-Summer 2018 080 Barcelona Spring-Summer 2018