Mi cabeza, bien amueblada

by Laura González,

A veces me recojo el pelo con las pinzas de colgar la ropa. Cuando no tengo otra cosa a mano, en casa lo hago, pero para salir a la calle, me corto; es comprensible. Así que me he decidido a investigar sobre otras formas igual de sencillas pero mucho más coquetas de amueblarse la cabeza. Ya que el mundo de los accesorios para recogerse el pelo es vasto, empezaremos por uno de los más básicos: las horquillas. Para decorarlas, podemos dar salida a una colección de botones antiguos, como hace Christina de A Homemaker’s Journal.

Mi cabeza, bien amueblada | itfashion.com

Las flores y los lazos son otros dos motivos muy susceptibles y fáciles de trasladar a una horquilla. Aquí las ideas de Erica de Caught on a Whim o Momtastic.

Mi cabeza, bien amueblada | itfashion.com Mi cabeza, bien amueblada | itfashion.com

Aunque siempre es interesante ir más allá. Este modelo estrellado de Rodarte hizo eco en mi retina y he rebuscado tutoriales para imitarlo. En Refinery 29 y High on DIY se encuentran propuestas muy elaboradas. ¿Quién se anima?

Mi cabeza, bien amueblada | itfashion.com

Temas que te pueden interesar: ,