El turbante de Julia

by Laura González,

Llevábamos tiempo persiguiendo a Julia Vergara para conocer los secretos de su perenne turbante  y hemos aprovechado su presencia en Barcelona, con la exposición y venta especial de SuTurno en la tienda Helena Rohner, para descubrirlos.

Mientras ella elegía el pañuelo adecuado para mostrarnos cómo colocarlo, Javi, su compañero de batalla, nos explicaba sus singularidades. Porque desde SuTurno diseñan estampados también para otros clientes, pero a Barcelona habían venido a presentar las colecciones de su propia marca, formadas por pañuelos y fulares de distintos tamaños y estampados, en seda 100% (crêpe, pongé o twill) y de orillado cosido a mano. También una muestra de cojines estampados en algodón.

Los juegos y técnicas artesanales de estampación que utilizan tienen como resultado la geometría imperfecta que después caracteriza los dibujos: colores vivos en texturas, sutilezas de tonalidades y  siempre una historia detrás de cada colección.  Después viene el paso al ordenador y la estampación a la seda (o algodón de los cojines) es digital, con el consabido aprovechamiento de los tintes y la reducción de residuos. Son fervientes defensores de la producción local y así trabajan, aunque después son los japoneses quienes se pirren por sus piezas.

La modalidad de turbante que probamos es la que más conocemos de Julia. Con el pañuelo doblado por la mitad y formando un triángulo estamos listas para empezar. Cubrimos la parte posterior de la cabeza con ésta hacia abajo y el lado más largo del triángulo hacia la nuca (el vértice opuesto hacia la coronilla). Hacemos un nudo por encima del pelo y después abrazamos el mechón que nos sobra con los cabos del pañuelo. Los traemos de nuevo hacia su posición original para hacer una lazada sobre el primer nudo. Con cariño escondemos parte del mechón sobrante y el look martiniqueño, Carmen Miranda o lo que a cada una le haga más ilusión, está garantizado.

Mientras nos tocaba la cabeza, Julia explicaba su recuerdo de niña de ver a su madre permanentemente con pañuelo. “Lo llevaba sobre todo para domar sus rizos, pero a la mínima nos lo ponía a nosotras también”. De esta vieja costumbre ha conseguido imprimir ese sello tan original y elegante a su estilo. “Es la magia de un pañuelo, consigue redondear y dar la gracia a un look más soso”. Para más ideas, no os perdáis en su blog la etiqueta “pañuelos instrucciones de uso”: ya son treinta entradas de la serie Modos de llevar un pañuelo.

Fotografías de Patricia Valero.

Temas que te pueden interesar: , , ,

lauragonzalez200200

Un post de...

Laura González
"Lo mío es la variedad, de lo contrario me aburro"