Fashion Revolution lanza nuevo vídeo para preguntarle a las marcas: ¿Who Made My Clothes?

by Gina Baldé,

Coincidiendo con la Fashion Revolution Week, que se celebra hasta el próximo 29 de abril, hace apenas unos días Fashion Revolution lanzaba un nuevo vídeo que nos llevaba a reflexionar sobre la siguiente cuestión: ¿Who Made My Clothes? (¿Quién Hizo Mi Ropa?) A través del filme, la plataforma nos acerca a las distintas trabajadoras que hay detrás de nuestras prendas, muchas de ellas viviendo en condiciones de extrema pobreza, que acostumbran a quedar en la sombra dentro de la cadena textil. A través de las imágenes, el vídeo conecta de forma muy armónica las escenas con distintos estilos de baile, coreografiados por Christopher Bordenave. Las imágenes, a su turno, nos transportan a través del recorrido de una prenda desde el campo de algodón hasta su confección en la fábrica. Bajo la banda sonora de Richie Fermie, el corto ha sido dirigido por MJ Delaney y producido por Moxie Pictures.

theanchalproject_2_highres
Imagen vinculada al movimiento #WhoMadeMyClothes. © Vogue UK.

Coincidiendo con el quinto aniversario de la tragedia de Rana Plaza que tuvo lugar el 24 de Abril de 2013, Fashion Revolution nació como respuesta a la opacidad de las marcas en el proceso de fabricación. Desde la plataforma se ha iniciado el movimiento convertido en hashtag #WhoMadeMyClothes, que nos anima a cuestionarnos quién es el empleado que hay detrás de nuestra ropa y en qué condiciones ha estado trabajando. El movimiento social empezó a ganar visibilidad a partir de dicha tragedia, en la que un edificio entero donde se fabricaban prendas para negocios occidentales se derrumbó causando más de 1000 muertos en Bangladesh. Cinco años más tarde, la transparencia en la producción de muchas marcas es más que cuestionable, y es por eso que desde su web la organización nos propone distintas alternativas para tomar acción en el movimiento ya sea vía e-mail o mediante las redes sociales. Desde la creación de la iniciativa han sido muchas las marcas que han empezado a aportar más información sobre la fabricación de sus prendas, pero aún es necesario que se unan muchas más. En eso, tanto consumidores como empresas tenemos una responsabilidad muy importante que no podemos ignorar.