Ethical living: así consumirán los millenials en 2018

by Andrea Sánchez ,

Positive-luxury
© Positive Luxury. 

El 2017 ha traído muchos cambios en la manera de vender, promocionar y consumir moda. Uno de los factores que más han incidido en estos cambios ha sido el uso de las redes sociales, que han destapado nuevas derivas en el marketing, pero también nuestra forma de consumir. La generación millenial ya no necesita recibir un catálogo para saber qué se llevará cada temporada. Hoy preferimos que nuestros influencers favoritos nos recomienden los mejores productos: que nos vendan lo que, más tarde, querremos comprar.

Aunque esto suene un tanto superficial, el último estudio lanzado por Positive Luxury, The world is ruled by emotions: breaking tradition the millennial way, refleja que hay luz al final del túnel. Sí, es cierto que nos guiamos por aquello que vemos a través de las redes sociales, pero buscamos consumir aquello que despierta y conecta con nuestras emociones. Varios estudios neurocientíficos han revelado que no somos capaces de tomar ni las decisiones más sencillas sin ignorar la influencia emocional. Y por ese motivo, precisamente, el ethical living será una de las tendencias más influyentes este 2018.

Las marcas deben redireccionar sus estrategias más allá de las ventas, e impactar emocionalmente a los usuarios para vender sus productos

Según este estudio, se ha producido un cambio en el consumidor actual: ya no buscamos cosas, buscamos experiencias; algo que transmita autenticidad y, esta autenticidad, pasa por compartir unos valores éticos y sostenibles con la marca. Éstas, por lo tanto, deben redireccionar sus estrategias más allá de las ventas, e impactar emocionalmente a los usuarios para vender sus productos. Los resultados reiteran que es importante conectar con el consumidor, con sus preocupaciones sociales y medioambientales, sobre todo con los jóvenes que son el presente y el futuro del mercado de la moda.

¿Y por qué nos dejamos llevar hasta este punto por nuestras emociones? Según Positive Luxury, porque queremos formar parte de algo. Nuestras conexiones emocionales nos llevan a crear a nuestro alrededor una red de personas, una comunidad con aquellos que son afines a nuestra manera de pensar y de ver el mundo. De hecho, estudios recientes han revelado que los millenials están dispuestos a invertir más tiempo y dinero en marcas que apoyen sus mismas causas, que contribuyan a instaurar valores en la sociedad. Y sin duda, las relaciones importan. Cómo nos relacionamos con el entorno define lo que somos y parece, en definitiva, que eso es algo que los millenials tienen muy claro: emoción y consumo han estrechado sus lazos para crear una sociedad que consumirá, con esperanza, de forma mucho más consciente.

Temas que te pueden interesar: , , , , ,