Estos son los nuevos materiales sostenibles de la última campaña de H&M

by Gina Baldé,

La compañía sueca H&M ha vuelto a sorprendernos a todos con su última colección Conscious Exclusive. La línea, en funcionamiento desde el año 2011, pretende reivindicar la importancia de la la moda ética y la sostenibilidad en la industria textil, dejando claro que la ropa ecológica y el estilo pueden ir perfectamente de la mano. Para esta edición han decidido rendir tributo a los artistas Karin y Carl Larsson, destacados diseñadores de interiores del S. XIX, y a su casa Lilla Hyttnäs en Sundborn, Suecia. El estilo de la casa se caracterizaba por tener colores cálidos, interiores llenos de luz, muebles artesanos y una estética rústica y pintoresca, aspectos que han sido reinterpretados por el equipo de diseño Conscious Exclusive. ¿El resultado? una colección contemporánea, llamativa y llena de color; pero, por encima de todo lo demás: muy sostenible. En esta séptima edición, la marca ha celebrado una vez más las incesantes posibilidades de la moda sostenible, poniendo todo su énfasis en la innovación y el desarrollo de la tecnología. A nosotros los materiales nos han dejado con la boca abierta. Te presentamos cuáles son:

La plata reciclada o ecosilver 

Es la alternativa más ecológica a la plata de ley convencional. Como afirma Ann- Sofie Johanasson, la plata reciclada está compuesta al 100% por residuos de plata como desechos de la industria joyera, médica, electrónica u otros artículos de regalo. ¿Las ventajas? Puede ser tratada y manejada de la misma forma que la plata convencional obteniendo los mismos resultados. La única diferencia es que es más respetuosa con el medio ambiente.

La fibra ECONYL®

Es uno de los materiales estrella de la colección. Está fabricada al 100% a partir de rejillas, redes de pescar y otros residuos de nylon. La fibra se consigue a través de todos los desechos que se encuentran en el mar. Estos se recogen y pasan por una planta de despolimerización que transformará los residuos en el futuro hilo de nylon. Con este hilo podremos crear los tejidos aptos para la comercialización y fabricación de prendas. El proceso de obtención de la fibra es infinito ya que los residuos de poliamida se pueden regenerar un número ilimitado de veces. Según datos de ECONYL, de hecho, por cada 10 mil toneladas de la fibra se eliminan 12,6 mil toneladas de basura del mar, se ahorran 70 mil toneladas de petróleo y se evita la emisión de 42 mil toneladas de CO2. Y esta fibra se complementa con un 22% de lycra Xtralife, que si bien no tiene este sello de sostenibilidad, ayuda a crear un tejido más resistente y de mayor calidad. Por esa misma razón, marcas como VolcomLevi’s o Gucci no han dudado en incorporarla también en sus prendas.

H&M-1

Las modelos Aamito Lagum y Giedrė Dukauskaitė posan para la colección Conscious Exclusive. © H&M. 

La fibra de tencel

Creada por el gigante textil austriaco Lenzing, esta fibra es en realidad una versión de marca de una fibra similar: el lyocell. Sea cual sea su nombre, el tencel o lyocell es un tejido biodegradable y sostenible, formado por fibras que provienen de árboles de eucalipto cultivados en granjas. Para su fabricación no se utilizan bosques de crecimiento antiguo, manipulación genética ni pesticidas. Las fibras se obtienen a partir de una recolecta de celulosa de madera que más tarde se rociará con con óxido de amina, una solución no tóxica. A partir del baño en esta solución, la celulosa en bruto podrá separarse, se descompondrá en un líquido viscoso y, luego, pasando por una hilera, se crearán las hebras necesarias para la fabricación textil. Su tacto es similar a la textura del rayón o el bambú y es una gran alternativa al algodón tradicional.

El poliéster reciclado 

Se obtiene principalmente a partir del reciclaje de botellas de plástico, reduciendo a un 75% el uso de petróleo en su fabricación, como encontraríamos en el poliéster convencional. Entre otras ventajas encontramos el ahorro de agua y la disminución de la emisión de gases y partículas tóxicas en los incineradores. Sus propiedades son las mismas que el poliéster virgen: es impermeable, flexible y con una larga resistencia al desgaste y a las altas temperaturas. La única diferencia es el respeto que el poliéster reciclado tiene con la madre naturaleza. Marcas como Patagonia, Anvil, Nike o Skunkfunk ya lo han incorporado también en sus últimas colecciones.

El lino orgánico

Es una fibra natural muy sostenible, ya que requiere muy pocos pesticidas y fertilizantes. La fibra se elabora a partir de lino cultivado ecológicamente, sin productos tóxicos, y se procesa sin usar substancias químicas, peligrosas ni dañinas para el medio ambiente. Se caracteriza por su resistencia, versatilidad, conducción del calor y frescura, propiedades que hacen de esta fibra una candidata perfecta para convertirse en la prenda estrella de las colecciones primavera/verano de muchas marcas. Además no retiene los olores y es muy duradera. Marcas sostenibles como Kowtow, BonLabel, Ecology, o People Tree, no han dudado en hacerse con el tejido.

H&M-2

La modelo Christy Turlington Burns posando para la colección Conscious Exclusive.  © H&M. 

 La manera en que los materiales son usados en nuestra colección demuestra cómo la última tecnología puede unirse a las técnicas tradicionales para obtener resultados espectaculares”, declaró Ann-Sofie Johansson, asesora creativa de H&M.

Para poner la guinda en el pastel, H&M ha escogido a la supermodelo y fundadora de la organización Every Mother Counts Christy Turlington Burns, junto con Aamito Lagum y Giedrė Dukauskaitė. La campaña ha sido producida por el fotógrafo sueco Mikael Jansson, veterano que ya ha trabajado varias veces con revistas como Vogue Francia y marcas como Estée Lauder, Coach, Calvin Klein o Louis Vuitton. Para hacernos con alguna de las piezas de la colección, sin embargo, aún tendremos que esperar un poco. Se lanzará el próximo 19 de abril en tiendas y online. Mientras tanto, esperaremos.