¿Están los nuevos diseñadores olvidándose de la historia de la moda?

by Isabel Serra,

Esta pregunta se han hecho desde el portal The Business of Fashion, al escuchar la pesimista opinión de algunos de los mejores profesores de las escuelas de moda. Aunque pueda parecer inverosímil, el torrente de imágenes disponibles en Internet (de todas las épocas, de todos los diseñadores) ofrece una versión distorsionada de la rica historia de la moda. Distorsionada y, a juzgar por las opiniones de las universidades, inútil. ¿No habrá nunca más otro Alexander McQueen, otro John Galliano que mire, no sólo a la historia de la moda, sino a la historia cultural?

“Para ser creativo y novedoso, necesitas saber qué pasó antes de ti y reaccionar ante o contra ello“, sentencia Hywel Davies, coordinador del master en Comunicación de moda de la prestigiosa Central Saint Martins. ¿Qué pasa cuando se olvida la historia, el bagaje que nos ampara? “Si los graduados no conocen su historia de la moda, entonces estarán produciendo a través de una búsqueda aburrida y sin inspiración”.

Cortesía de People
Cortesía de People

En la misma línea se sitúa el reconocido diseñador Dries van Noten, quien opina que la enorme cantidad de información disponible “no ha implicado cultivarnos de forma más amplia y diversa. La información es cada vez más genérica, y los estímulos nos llegan de medios similares. Por eso tantos jóvenes creativos se acaban pareciendo tanto unos a otros, perdiendo la garantía de individualidad o diferenciación”, declaraba el diseñador en una entrevista para Vogue España. Aunque (otra vez) parezca opuesto, la individualidad puede nacer de la revisitación (que no copia literal) del pasado. “Estoy tentado a decir que a veces sería mejor no saber nada para crear algo nuevo [...] ¡pero eso es tan idealista! De hecho, el conocimiento es siempre importante”, acaba reconociendo Danilo Ventura, director de Polimoda.

Gucci
Gucci

No podemos negar que la moda es, en su esencia, historia social. ¿Qué debemos hacer con toda esta “carga”? “Ponerla en contexto, reinterpretarla, reinventarla”, dice Elinor Renfrew, de la Kingston University. Como ejemplo, genios de la moda de hoy como Alessandro Michele se han labrado un nombre haciendo precisamente eso: visitar la historia y traerla al pasado para hacerla nueva otra vez. Otros, como Karl Lagerfeld, basan su talento en un conocimiento milimétrico de la historia de la moda.

Quizá estemos mirando demasiado al futuro, cuando quizá parte de las respuestas estén en aprender del pasado. Aún estamos a tiempo de ponernos las pilas. Empecemos, por ejemplo, por estos libros.

 

Temas que te pueden interesar: , , ,