¿Es posible resucitar a Paul Poiret?

by itfashion,

itfashion

 

Paul Poiret, la mítica firma que clausuró en 1930, entra a subasta pública en busca de un comprador que la haga resucitar. Parece ser que estamos en una época en la que por motivos de índole comercial se intenta revivir a los grandes nombres del pasado. Sin embargo, retomar un nombre con reputación no es sinónimo de éxito en el presente.

Un caso evidente es el de Vionnet, que después de consecutivos cambios de director creativo, se encuentra retomando las riendas con Hussein Chalayan. La firma Schiaparelli también apostó por resurgir después de un siglo, aunque con el reciente abandono de Marco Zanini frente la dirección creativa, se ha quedado compuesta y sin novio.

Hasta se ha llegado a plantear el retorno de la firma de Charles James, del que recientemente se hizo una retrospectiva en el Metropolitan Museum of Art. ¡Ah!, y Barbara Hulanicki vuelve a su firma Biba después de ¡39 años! Estos son algunos de los grandes platos -por si no eran pocos- que procuran volver con mayor o menor éxito.

De hecho, el actual propietario de la firma de Paul Poiret, Arnaud de Lummen, fue también el responsable del resurgimento de Vionnet en 2006. ¿Quién sería el diseñador más afín al dominio de Poiret? De Lummen tenía en mente a John Galliano, el que hace unas semanas anunciaba su incorporación a Maison Martin Margiela.

Aprendiz de Charles Worth, monsieur Poiret abrió su maison en 1903 convirtiéndose en el primer diseñador francés cuyo negocio fue concebido como una marca. También a Poiret se le reconoce el mérito de incorporar el kimono dentro del mundo de la moda, ideando una indumentaria de clara influencia árabe y oriental, al mismo tiempo que fue el primero en lanzar al mercado una línea de perfumería.

¿Podrá Paul Poiret sobrevivir en el siglo XXI?

poiret2_3087407a
Ilustración de Paul Iribe