En un futuro no lavaremos nuestra ropa

by Anna Pardo Fernández,

9-smc_cc_stellas_world_part_3_thumbnail
Imagen de The Cleverance Series. © Stella McCartney.

Lo sabemos, el titular de este artículo es tan contundente que más de uno se habrá quedado perplejo. Pero a día de hoy es una realidad. Los avances tecnológicos están originando la creación de tejidos que permiten reducir los lavados de las prendas e incluso acabar con ellos. La salud hídrica del planeta nos debe preocupar a todos; mermar el uso de agua en el hogar es una forma de abordar la problemática. Recientemente os preguntábamos por Instagram si seríais capaces de decir cuántos litros de agua malgasta de media una lavadora, a lo que un 79% respondió con una negativa. Aquí os presentamos la respuesta: un lavado necesita, de promedio, 70 litros de agua por programa. Por lo tanto, una cantidad de agua infame es malgastada, sin contar los detergentes tóxicos empleados y el desgaste que este proceso provoca en nuestras prendas.

Se estima que un 25% de la huella de carbono ocasionada por la ropa tiene como origen la forma en que cuidamos nuestras prendas. Más de 700.000 fibras microscópicas pueden acabar en las aguas residuales con cada programa a nivel doméstico.

Asimismo, se estima que un 25% de la huella de carbono ocasionada por la ropa tiene como origen la forma en que cuidamos nuestras prendas, como defendía Stella McCartney en The Cleverance SeriesUn estudio realizado por la Universidad de Plymouth ha afirmado que más de 700.000 fibras microscópicas pueden acabar en las aguas residuales con cada programa a nivel doméstico, datos que confirman que el lavado es una fuente importante de polución en el ecosistema acuático. Además, la investigación ha apuntado que se estima que una carga de 6 kilos libera 137.951 fibras de tejido de mezcla de algodón y poliéster, 496.030 fibras de poliéster y 728.789 de acrílico. Unos números alarmantes para el medio ambiente. Por suerte, numerosos expertos dedican sus investigaciones a estudiar el futuro sostenible de los tejidos, gestando así géneros que no requieren ser lavados con tanta frecuencia.

Reformation-1
© Reformation.

Esta realidad se acerca cada vez más con exploraciones como de la Universidad RMIT de Australia, donde los científicos han estado probando nanotecnología que elimina la suciedad en el tejido. El secreto está basado en la tecnología: nanoestructuras realizadas en plata y cobre que, una vez expuestas a la luz, crean electrones con la capacidad de descomponer la materia orgánica. Este es uno de los ejemplos de la apuesta del progreso por esta conducta. No solo se trata de generar fibras que necesiten ser lavadas con poca frecuencia, encontrar tejidos más resistentes es otro de los objetivos de la investigación de cara al futuro.

Aunque suene increíble, la tela de araña natural es cinco veces más resistente que el acero. Por este motivo, numerosos científicos investigan acerca de este milagro natural.

El Muskin es un material 100% biodegradable que tiene como origen un hongo de la especie Phellinus ellipsoideus. Este tejido, desarrollado por la empresa italiana Grado Zero Espace, es repelente al agua y no promueve la proliferación de bacterias, se procesa de forma similar al cuero animal y se tiñe con métodos libres de químicos. Por lo tanto, el resultado es un material resistente y de carácter ecofriendly. Siguiendo en el campo de la naturaleza y aunque suene increíble, la tela de araña natural es cinco veces más resistente que el acero. Por este motivo, numerosos científicos investigan acerca de este milagro natural.

spiber_02
Moon Parka. © Spiber y The North Face.

Un estudio publicado en la revista Chemical & Engineering News de la American Chemical Society ha concluido con la creación de una seda de araña sintética que se convertiría en el tejido más resistente del mundo. El Victoria & Albert Museum de Londres ya exhibió en 2012 un traje realizado con la seda de más de un millón de arañas –cultivadas en Madagascar durante más de cinco años– creado por el inglés Simon Peers y el estadounidense Nicholas Godley. Dentro de los derivados de la tela de araña encontramos Spiber Technologiesuna empresa japonesa con sede en la Universidad sueca AlbaNova que se dedica al desarrollo de biomateriales. El producto estrella de la casa es el Spiber, un tejido bio realizado con proteína de seda de araña. La compañía nipona y The North Face diseñaron en 2015 la Moon Parkauna revolucionaria chaqueta confeccionada con este material arácnido que cuenta con una resistencia insólita y un diseño actual.

En la actualidad contamos con alternativas domésticas que ayudan a reducir los lavados de nuestra ropa. Pequeños trucos y sugerencias para ahorrar en jabón y agua y, en general, producir menos daños al medio ambiente.

Aunque ya hemos comprobado que la evolución en la industria de los tejidos sigue una línea muy acertada en este campo, somos conscientes de que es un cambio lento. Por motivos como este, en la actualidad contamos con alternativas domésticas que ayudan a reducir los lavados de nuestra ropa. Pequeños trucos y sugerencias para ahorrar en jabón y agua y, en general, producir menos daños al medio ambiente. Reformation, sin ir más lejos, cuenta con una sección dedicada a este fin titulada wash smart (lava inteligentemente). Buceando por este apasionante apartado de la web, hemos seleccionado un par de consejos que consideramos prácticos y fáciles de llevar a cabo.

Reformation-2
© Reformation.

El primer truco está relacionado con la temperatura a la que programamos el lavado: colocar la lavadora a baja temperatura es idóneo para ahorrar energía y ayudar a que tu ropa tenga una vida más longeva, ya que el calor puede romper las fibras. Además, pasar de usar agua caliente a fría puede ayudar a evitar que 225 kg de CO2 penetren en la atmósfera cada año. El segundo está vinculado a un básico de armario: los vaqueros. Lavar este estilo de pantalones ha pasado a la historia: ahora puedes colocarlos en una bolsa y dejarlos reposar en el congelador durante un par de días. Este proceso mata las bacterias y los olores y mantiene la estructura perfecta del vaquero.

El principal solvente químico utilizado en la limpieza en seco, el percloroetileno (o perc), es un químico tóxico capaz de causar daño hepático e insuficiencia respiratoria.

Más allá de estas efectivas recomendaciones, la web informa de la existencia del lavado verde. Este proceso, realizado por profesionales, se trata de una limpieza en seco que emplea agua como solvente primario. Puede reducir sustancialmente la toxicidad y las emisiones de CO2. El principal solvente químico utilizado en la limpieza en seco, el percloroetileno (o perc), es un químico tóxico capaz de causar daño hepático e insuficiencia respiratoria. Por esta causa, el lavado verde dice no al uso de este tipo de solvente. Pero dejamos de lado por ahora las innovaciones en tejidos y los consejos para ejecutar un lavado responsable y vamos un paso más allá. Repasamos los proyectos con los que la industria pone en práctica, en la actualidad, acciones para que –de una vez por todas– digamos no a lavar la ropa con tanta asiduidad:

organic basics

© Organic Basics. 

Organic Basics, la ropa interior que se lava mensualmente

La firma de underwear danesa Organic Basics presenta una revolucionaria propuesta: ropa interior que solo necesita ser lavada una vez al mes. Si, has leído bien: una vez al mes. Un 60% de nuestros seguidores de Instagram aseguran que no la probarían, pero el cambio está al caer. Las prendas de Organic Basics están realizadas con nylon 100% reciclado y tratadas con Polygiene®, un tratamiento de cloruro de plata reciclado sostenible, de baja concentración, que mata de forma natural el 99.9% de las bacterias, hongos y otros microbios. De este modo, libera naturalmente las bacterias y hongos causantes de mal olor, manteniendo las prendas frescas durante semanas. La plata antimicrobiana utilizada por la NASA para purificar el agua en la Estación Espacial Internacional se encuentra en la composición de Silvertech 2.0, la revolucionaria ropa interior que va a cambiar las reglas del juego en este campo.

El Polygiene® es un tratamiento de cloruro de plata reciclado sostenible, de baja concentración, que mata de forma natural el 99.9% de las bacterias, hongos y otros microbios.

ODO-self-cleaning-clothes_design_dezeen_936_12

© ODO.

ODO, la firma de streetwear antibacteriana

ODO, una compañía con base en San Francisco, presenta una colección de vaqueros y de camisetas que acaban con la reproducción de las bacterias. En este caso, sus creaciones están impregnadas con fibras de plata que destruyen los posibles hongos. Los hilos plateados liberan iones de plata cargados positivamente que penetran en las bacterias e interrumpen la división celular. Su fundador, Aamir Pate, ha apostado por el crowdfunding para poder hacer realidad esta revolucionaria propuesta.

Threadsmiths

© Threadsmiths.

Threadsmiths, las camisetas que repelen el agua

Los tejidos que repelen el agua –y sus nefastas consecuencias– son un gran aliado para acabar con los lavados. Aunque aún no se han afincado en el mercado (un 67% de nuestros seguidores reconoce no haber probado nunca este tipo de tejidos), las camisetas de  Threadsmiths –una firma australiana que nació en 2014 gracias al crowdfunding– rechazan el líquido y cuentan con un recubrimiento hidrofóbico en la tela que es resistente a las bacterias y a la humedad del sudor. La marca defiende que un lavado cada tres semanas sería suficiente para mantener la prenda en óptimas condiciones.

Los avances necesitan tiempo de gestación, pero lo cierto es que cada vez contamos con más alternativas para ayudar a nuestro planeta. No debemos limitarnos al uso de tejidos sostenibles, aunque estos representan un significativo primer paso. El tiempo de ponernos excusas para ser un factor contaminante del medio ambiente ya tiene fecha de caducidad gracias a los nuevos descubrimientos que permiten lavar menos nuestra ropa y no tener que dejar de lado el diseño, la versatilidad y el coste económico.