El mundo cambia con tu ejemplo

by Laura Cadenas,

El 25 de mayo el Museo del Traje acogió la sexta Jornada de Moda Sostenible. El evento, organizado por Slow Fashion Next contó con consultores, expertos en el sector, marcas y empresas dedicadas a la moda sostenible, y en definitiva personas interesadas en dar pasos en firme hacia un reto futuro y obligado como es la sostenibilidad. Durante el encuentro tuvo lugar la presentación del primer Directorio de Moda Sostenible, una iniciativa pionera en España que reúne a más de 100 empresas basadas en la responsabilidad social y medioambiental. Para recibir a los asistentes una exposición en la que pudimos ver prendas elaboradas con tejidos a base de fibra de naranja o piña, entre otras maravillas, ocupaba la entrada del museo. Pero sin duda lo más interesante del día fue la grandísima calidad de las ponencias en las que bajo el lema “El mundo cambia con tu ejemplo no con tu opinión” se debatieron puntos clave y retos futuros para lograr una industria de la moda más sostenible, y por tanto mejor. Repasamos algunas de ellas:

Reciclar para una moda circular

“Aún no tenemos la suficiente conciencia de lo que estamos consumiendo a nivel de recursos en nuestro planeta”, con esta frase iniciaba su ponencia Pablo Ramiro de Hilaturas Ferré. Una empresa que lleva reciclando hilo de algodón 7 décadas y que con su producción 100% sostenible distribuye a marcas como Inditex, H&M,  G-Star o Armani. Son los desechos de confección y las prendas usadas las que reconvertidas en fibras consiguen crear el hilo de algodón reciclado que da vida a nuevas prendas y aliento al planeta, generando impactos positivos como el ahorro de agua ­­-la empresa ahorró 42, 3 millones de m³  en 2016-, la reducción de emisiones de CO2, de electricidad y de espacio en vertederos. Hoy, su mentalidad se basa en el desarrollo de nuevos materiales de reciclado como el poliéster, la lana o el nylon, porque como comenta Pablo Ramiro la innovación es clave en la sostenibilidad, que lejos de ser una moda pasajera “ha venido para quedarse”.

Pablo Ramiro 1
Pablo Ramiro de Hilaturas Ferré

Reciclaje Químico: una posible solución para el aprovisionamiento textil

Mientras que Pablo Ramiro habló sobre reciclaje mecánico, la consultora de moda circular Alicia Beyer  centró su charla en la otra gran tendencia en reciclaje textil: el reciclaje químico. “Producimos anualmente 100.000.000 de toneladas de fibras textiles, de las cuales el 15% corresponde a descarte industrial, siendo ya desperdiciadas antes de hacerse la prenda”, destacó Beyer, añadiendo que “el 80% de la ropa usada terminará siendo desechada”. Cifras alarmantes solo reducibles mediante una moda circular. En referencia al reciclaje químico, Beyer apuntó que “la gran ventaja de este tipo de reciclaje en materiales sintéticos es la obtención de una fibra virgen de altísima calidad”, siendo el principal contra “que se exige aún un alto nivel de energía para producir y una alta inversión tecnológica”. Desventajas que, según la consultora, con investigación y esfuerzo irán desapareciendo.

Fashion Revolution: la transparencia como el comienzo de una industria mejor

Ya son 93 los países que se han sumado a Fashion Revolution, una revolución que en palabras de Heather Knight, una de las coordinadoras del proyecto, nace con el objetivo de “tener una industria de la moda más justa, limpia, transparente, con mayor respeto hacia la vida humana y el medio ambiente”. La aparentemente insignificante pregunta “Who made your clothes?” (¿Quién hizo tu ropa?) con la que Knight inició su discurso es clave a la hora de lograr este objetivo. Cada año, durante el mes de abril, se celebra la Fashion Revolution Week una campaña que a través de los hashtags #whomademyclothes y #Imadeyourclothes  promueve la  curiosidad sobre el origen de nuestra ropa y permite que productores y trabajadores desconocidos salgan a la luz. “Debemos plantearnos nuestra relación con la moda. Conocer sus orígenes nos llevaría a recuperar esa conexión y a las marcas a ser más transparentes en sus cadenas de suministro”, apuntó Knight.

Alice Beyer
Alice Beyer, consultora de moda circular
Exposición
Exposición de Moda Sostenible
Heather Knight1 copia
Heather Nnight de Fashion Revolution

Diez ideas para una cadena de suministro textil sostenible

¿Qué requisitos debe tener una cadena textil para ser sostenible? Ria Kearney, consultora de la organización sin ánimo de lucro Made By,  nos dio la respuesta destacando diez puntos fundamentales: 1-prácticas de diseño más sostenibles, lo que implica tener en cuenta la sostenibilidad desde la fase de diseño; 2-uso de fibras más sostenibles y potencialmente reciclables; 3-un sistema de producción altamente comprometido con el medio ambiente; 4-un consumo más responsable; 5-mayor recolección de prendas usadas; 6-mayor reutilización de los textiles recuperados; 7-más colaboración para generar asociaciones estratégicas comunes; 8-más transparencia, tal y como afirmó Kearney, “la transparencia permite visibilizar, y por tanto, facilita acabar con los problemas medioambientales y de explotación laboral”; 9-elaboración de un mayor número de informes acerca de la sostenibilidad de las marcas; 10-implantación de la sostenibilidad social, Kearney recordó que “en torno a 60 millones de personas trabajan en la industria de la moda y más del 50% de ellas no llega al salario mínimo”.

Ria Kearney
Ria Kearney, consultora de Made By

Tu consumo puede cambiar el mundo

Desmontando algunos mitos que dictan que el consumo consciente de moda es difícil, caro e implica vestir mal, para Brenda Chávez, periodista cultural y autora del libro que da nombre a la ponencia, “el único secreto es cambiar de hábitos”. Y ahora bien, ¿cuáles son esas pautas para consumir de un modo responsable? El primer consejo que nos dio la periodista es “consumir poco pero consumir bien”, es decir, apostar por prendas de mayor calidad en cuanto al respeto de derechos sociales y medioambientales priorizando en firmas sostenibles. Habiendo desempeñado importantes puestos en cabeceras como Vogue o Cosmopolitan, Chávez instó a huir de la maquinaria de las tendencias, asegurando que “desde la revistas se incita a un consumo desmedido”. Otro de los hábitos fundamentales es darle nueva vida a las prendas, ya sea recurriendo a la compra de prendas de segunda mano, retro y vintage o customizando y arreglando nuestra propia ropa. Pequeños pero grandes hábitos al alcance de todos con los que podemos causar un impacto positivo.

Durante el día también disfrutamos de la novedosa iniciativa “Tómate un café conmigo” en la que asistentes y ponentes charlamos de “tú a tú”. El talento y la creatividad, entendidos como parte fundamental de la sostenibilidad cerraron la jornada con “Positive Fashion, Positive Future” una ponencia en la que conocimos la maravillosa obra de la diseñadora multidisciplinar Vera Pont y los tres proyectos premiados por la iniciativa.Un infinito aplauso rebosante de ilusión, nuevas ideas, compromiso y agradecimiento- a Slow Fashion Next y a todos aquellos que tratan de hacer del mundo un lugar mejor- despidió el encuentro.

Brenda Chávez
Brenda Chávez
Networking_tómate un café conmigo
Networking “Tómate un café conmigo”
Gema Gómez_ Slow Fashion Next
Gema Gómez, directora de Slow Fashion Next

Imágenes: cortesía de Slow Fashion Next. 

Temas que te pueden interesar: , , ,