El gesto más sostenible puede ser el más fácil: mirar la etiqueta

by Laura Cadenas,

1

Según un estudio realizado por la cadena de lavanderías La Wash, el 40% de los españoles desconoce el significado de los símbolos que llevan en la etiqueta sus prendas de vestir. 2 de cada 10 ni siquiera se preocupa en mirarlos antes de echar la ropa a lavar. Lo que puede parecer algo anecdótico tiene fatales consecuencias para el medio ambiente (y para el bolsillo): el 90% de la ropa que se estropea se debe al desconocimiento de las etiquetas de lavado. Un vistazo a cambio de aumentar la vida útil de nuestras prendas implica ahorrar en la compra de ropa nueva, reducir el consumo innecesario y no generar desperdicios. Merece la pena, ¿verdad?

Otra de las vías para cuidar la ropa es usar la lavadora adecuada. Hace unas semanas te presentábamos la revolucionaria MONONO. Una lavadora comprometida con el medio ambiente (no requiere de electricidad y solo gasta 10 litros de agua) y respetuosa con los tejidos más delicados. También te invitamos a que te fijes en la composición del tejido, a menudo la inconsciencia nos hace ignorar que fibras de uso habitual como la viscosa pueden esconder una terrible historia de contaminación y explotación. ¿Soluciones? Recurrir a los cada vez más numerosos tejidos sostenibles.

Última recomendación, y de suma importancia: mirar dónde están hechas las prendas. Citando a Brenda Chávez, autora del libro Tu consumo puede cambiar el mundo: “Leer las etiquetas es importante. Si pone Made in Bangladesh o Camboya, debemos ser conscientes que es donde se pagan los sueldos mas bajos”.

Vía Noticiero Textil