El fenómeno curvy incomoda a la moda

by itfashion,

Zara se ha ganado el premio a la portada de la semana. Y no precisamente para bien. La joya de Amancio Ortega indignaba las redes con su campaña “Love your curves” (Ama tus curvas) en que vemos dos chicas cuyos cuerpos no se corresponden con el eslogan. Es decir, que lo que se suponía que debía ser una campaña a favor de la moda curvy estaba protagonizada por dos chicas (muy) delgadas. “Tienes que estar bromeando, Zara”, increpaba la periodista irlandesa Muireann O’Connell en Twitter.

Imagen de Daily Mail
Imagen de Daily Mail

Desde el blog Weloversize.com, critican el mal uso que la marca ha hecho de la palabra curvy y del fenómeno “Body Positive”: “distorsionan el significado de lo curvy”, afirman. Parece que el gigante de Inditex ha querido lavarse la cara (las críticas hacia sus modelos son constantes) y se ha apuntado a la tendencia defraudando estrepitosamente. Esperemos que la nueva propuesta tardía de Nike tenga más éxito.

No es el único caso de “distorsión”. Vogue USA también quiso apostar por la diversidad en su última portada “Modern American Women”, incluyendo en una misma fotografía un casting que incluía a Ashely Graham y a las tops Kendall Jenner y Gigi Hadid. Las fotos no dejaron indiferente a casi nadie y fueron muchos los que la criticaron. Según los críticos, la foto intentaría disimular el cuerpo de Graham. ¿En qué sentido? Su brazo, al contrario que el de sus compañeras, descansa sobre su muslo, ocultando así una parte y creando un efecto óptico de tener una pierna más delgada.

01-march-vogue-cover-models-kendall-jenner-gigi-hadid

La propia modelo ha salido a defender la publicación: “Yo escogí posar así… nadie me obligó a nada”, dijo en redes. Más allá de esta polémica, es cierto que si se quería hablar de homogeneidad en la industria, el equipo de Vogue debería haber apostado por más modelos plus size: de las siete protagonistas, Ashley Graham es la única que destaca por su cuerpo.

Cada vez que se intenta cambiar las reglas, el resultado suele ser polémico. Recuerdo cómo la ya ex directora de Vogue UK, Alexandra Shulman, hablaba sin tapujos sobre la cuestión en una entrevista para El País: “Nadie quiere ver a una persona real en la portada de Vogue. Eso lo pueden hacer gratis”. Aunque sean muchas las voces que se pronuncien cuando hay polémica, parece que la moda curvy no vende en las revistas.

“Hoy la moda no tiene fronteras”, declaraba Michael Kors que ya dijo en alguna ocasión que le aburría que todas las modelos fueran iguales. El diseñador fue aplaudido en la Semana de Nueva York por incluir una modelo plus size -Ashley Graham, otra vez- en su desfile, un hecho que va en consonancia con su opinión.

 

58a5aace2800001f009993d6

Temas que te pueden interesar: , , , , ,