Sastrería Moderna: moda bajo pedido como acto de resistencia

by Estel Vilaseca,

La compra on-line lo ha hecho todo tan fácil y rápido – su último truco se llama Try Before You Buy – que ha acabado con el romanticismo de la espera y el apego asociado a las prendas. Como acto de resistencia a todo esto nacía hace dos años Sastrería Moderna, presentaciones efímeras en las que las clientas pueden personalizar modelos exclusivos que se producen bajo demanda y se entregan en un plazo de quince días. Un concepto que en palabras de sus creadoras “es más sostenible, no se generan stocks absurdos, y también más humano, la relación directa entre diseñador y clienta es muy enriquecedora”.

Los próximos 30 de noviembre y 1 y 2 de diciembre, Sastrería Moderna recala en la tienda de tejidos Gratacós en su cuarta edición. En esta ocasión sus impulsoras ofrecen una colección cápsula colectiva concebida por cuatro diseñadoras: Acuarela Beard, Eva Humo, Kimôh by Anne-Cécile Espinach y Montse Cañadas que tiene como hilo conductor los tehidos de Gratacós. Cada una de ellas ha elegido sus tejidos favoritos para hacer las diferentes prendas que componen la colección cápsula. Si una clienta lo deasea, será posible modificar el color o incluso el tejido de una prenda: “Ésta es la magia de Sastreria Moderna: sólo se producen las prendas que se encargan y la clientas pueden participar en el resultado final de su propia prenda (y si se da el caso, la diseñadora incluso puede hacer ajustes a medida)”, explican las organizadoras.

Además de las prendas de la colección cápsula bajo pedido, las diseñadoras ofrecerán diseños únicos de sus colecciones junto a la selección de piezas de varias firmas de accesorios invitadas para la ocasión como los turbantes contemporáneos de Andrea Viêntec, las joyas de Valentina Falchi, Becker&Co y Sew a Song, los zapatos de Eva vs, Maria y las bolsas de Equipaje BCN. Además, la ilustradora Lucy Davis venderá sus prints y hará una sesión de fashion live sketching durante la tarde del jueves 30.

Con el objetivo de que conozcas un poco más las cuatro diseñadoras las hemos entrevistado. Aquí te dejamos con ellas:

“No hay tejido de cocktail con el que no se pueda crear un pijama y viceversa”. Acuarela Beard.

sastreria_moderna_01

¿Cuando y por qué decides montar tu marca?
Cuando me doy cuenta de que ningún trabajo me llena tanto como sacar a la luz lo que tengo en mi interior.

¿Cuál es la filosofía de tu firma?
No hay tejido de cocktail con el que no se pueda crear un pijama y viceversa.

¿Qué significa la moda para ti?
Libertad de expresión, diversión. Es la oportunidad que me brinda la sociedad de ser quien quiero ser según mi estado de ánimo.

Imagen 15

¿Qué diseños has preparado para Sastrería Moderna?
Siempre me ha atraído la idea de unir tejidos sofisticados a patrones sencillos y cómodos, por lo tanto, he trabajado en esa línea que me caracteriza.

¿Qué te parece interesante de este formato de moda?
Me encanta, me remonta a décadas pasadas en las que se trabajaba una prenda ya pensando en su destinatario final, en su silueta, en sus preferencias, se crea un vínculo entre tú y el cliente y eso me parece un detalle romántico.

Conócela más en @acuarelabeard.

“Nuestra sociedad esta en una situación de sobreconsumo y cambios estéticos rápidos. Por eso me parece un momento idóneo para trabajar la atemporalidad y proponer un “nuevo clásico”.”Anne-Cécile Espinach

sastreria_moderna_04

¿Cuando y por qué decides montar tu marca?
Mi desarrollo profesional se ha basado en investigar la relación entre el cuerpo y la prenda, de muchas maneras y en contextos diferentes, buscando siempre como crear harmonía entre lo que uno es, como se siente, lo que uno necesita y la imagen que desprende. He diseñado prendas durante más de 15 años, tanto en el campo de la danza, del teatro, del cine o del prêt-à-porter. De esta enriquecedora experiencia nació KIMÔH hace cerca de 2 años, de manera muy natural, partiendo de un diseño sencillo que siempre volvía a utilizar en mis colecciones, porque me lo pedían y porque de alguna forma ya era parte de mi, como un valor seguro, y también un best-seller. Llame kimôh a una prenda, que se podría definir como un heredero occidental del quimono, fusionando tradición japonesa y sastrería contemporánea. Es práctica y versátil, sencilla pero con personalidad y carácter, y se sabe amoldar a cada uno, cariñosamente, con cuidado y respeto. Llevar un kimôh es una respuesta a la eterna pregunta “¿Qué me pongo?”, es mi solución y mi propuesta. Pensé que si funcionaba para mi, podía compartirla con los demás. El kimôh dio su nombre a la marca.

¿Cuál es la filosofía de tu firma?
Lo que me fascina de la tradición japonesa del quimono es su atemporalidad.  Un quimono está por encima de las modas y las tendencias, se pasan entre generaciones, se cuidan, se restauran, tienen un gran valor simbólico y forman parte de la identidad del que lo lleva. Yo soy amante de la ropa, y me reconozco en esta relación íntima con la prenda. Mi intención es llevar esta atemporalidad a mi terreno y, sin tocar la autenticidad del quimono tradicional, crear un nuevo arquetipo de prenda con algunas características parecidas, pero reinterpretada y adaptada al prêt-à-porter actual. Ya no es un quimono, sino un kimôh. Nuestra sociedad esta en una situación de sobreconsumo y cambios estéticos rápidos, no solo en la moda sino en general. Por eso me parece un momento idóneo para trabajar la atemporalidad y proponer un “nuevo clásico”. Éste es mi reto.

Imagen 16

¿Qué significa la moda para ti?
La moda es un concepto tan amplio como lo es la sociedad, ya que es parte de ella. Es un tema infinito y por eso es fascinante. Siento tanto atracción como rechazo hacia la “La Moda”. Pero más allá de mi peleas con ella, para mi es la oportunidad de anclar mi creatividad en el presente, de formar parte de una corriente estética en búsqueda de nuevas formas belleza. Crear prendas que se mueven en el mundo contemporáneo como peces en el agua. Me emociona.

¿Qué diseños has preparado para Sastrería Moderna?
KIMÔH es un mismo patrón, un punto de partida, variado al infinito con matices de corte. Según los tejidos utilizados puede ser un abrigo grueso de invierno, una chaqueta, un vestido largo glamuroso o una americana para ir a trabajar. Para cada presentación creo une serie limitada con una selección de tejidos especiales y específicos para la ocasión. En este caso estoy trabajando en una colección cápsula para Sastreria Moderna con tejidos de Gratacós.

¿Qué te parece interesante de este formato de moda bajo pedido / a medida?
Hoy en día, la mayoría de la ropa que se puede encontrar en el mercado viaja decenas de miles de kilómetros antes de llegar al público. La industria textil es la más globalizada del planeta y la segunda más contaminante después de la industria petrolera. Con el fin de generar mayores beneficios, se ha puesto en marcha una larga cadena de producción muy dañina tanto para los que forman parte de ella como para los consumidores finales. Si una prenda se ha diseñado por ordenador sobre medidas estandard, se ha confeccionado en grandes cantidades y en diferentes fábricas más o menos lejos de ti, es muy difícil identificarte con el resultado final porque fue hecha para la masa consumidora, no para ti.

Trabajar bajo pedido es una valiente resistencia ante la globalización, es dar la oportunidad a las personas de reapropriarse del acto de vestirse, de ser ellos mismos, dándoles la opción de intervenir en su prenda, de elegir el largo que les favorece o sus colores preferidos. Es, para mi, una forma de amar y de respetar la individualidad. Es hacer bien nuestro trabajo, que es vestir a la gente. Me han ofrecido puestos en la industria de la moda que hubieran cambiado el rumbo de mi carrera, pero elegí seguir esta forma de desarrollo, seguramente más lenta y más difícil, pero más en acuerdo con mis valores y mis ambiciones.

Estoy muy agradecida que hayan iniciativas como Sastreria Moderna que den espacio y visibilidad a otra forma de consumo, también feliz de contar con el apoyo de la emblemática tienda de Gratacós. Es gracias a este tipo de colaboraciones que pueden iniciarse cambios en los hábitos de compra y en la comprensión del valor del diseño y del producto.

Conócela más en @_kimoh

“No creo en la palabra moda como concepto, sin embargo sí contemplo un proceso creativo donde el tejido tiene que decirte algo”. Eva Humo

sastreria_moderna_02
¿Cuando y por qué decides montar tu marca?
Desde pequeña soñaba en diseñar ropa bonita, quizás porque crecí entre las máquinas de coser del taller de confección que tenían mis padres. Estudié dos años de diseño y patronaje pero aprendí mucho por mi cuenta. También trabajé en el equipo de Antonio Miró, hasta que decidía crear mi propia marca.

¿Cuál es la filosofía de tu firma?
Hacer ropa que me gustaría llevar a mí, que favorezca y que destaque lo mejor de cada persona, además de disfrutar de cada parte del proceso creativo. También confío mucho en mi intuición.

¿Qué significa la moda para ti?
No creo en la palabra moda como concepto, sin embargo sí contemplo un proceso creativo donde el tejido tiene que decirte algo, una manera de expresarse y expresarme. Un lenguaje.

sastreria_moderna_00

¿Qué diseños has preparado para Sastrería Moderna?
He apostado por el vestido como prenda hiperfemenina y también por las cazadoras estilo bómber, que aportan una nota ambigua. He trabajado tanto con tejidos lisos y estampados, todos de Gratacós.

¿Qué te parece interesante de este formato de moda bajo pedido?
Todo. Por un lado, yo confecciono mis prendas en mi propio taller, en el Delta de l’Ebre. Así que trabajar bajo pedido te permite evitar stocks. Por el otro, este tipo de iniciativas también te da la oportunidad de conocer a gente con las mismas inquietudes, tanto clientes como otros diseñadores, y eso es muy enriquecedor en todos los aspectos. Es la segunda vez que participo en Sastreria Moderna y estoy encantada.

Conócela más en @evahumo

“Llevar una prenda a medida, con un diseño personalizado, te hace sentir único, diferente. También me parece una forma muy comprometida y consciente de adquirir prendas”. Montse Cañadas

sastreria_moderna_03

¿Cuándo y por qué decides montar tu marca?
La creación de mi marca en el año 2005 supuso una nueva etapa en mi vida y en mi carrera. Había trabajado para otras firmas, pero deseaba poder plasmar mi interpretación de la moda, mi visión particular sobre un mundo que para mi no solo es profesional, sino personal. La moda es mi pasión y, por tanto, mi vida. Así que poder desarrollar mi carrera en algo que me apasiona es un privilegio que me hace muy feliz, no lo entendería de otra forma.

¿Cuál es la filosofía de tu firma?
La atención al detalle, el valor de las cosas bien hechas. Son prendas mimadas que reflejan una sensibilidad especial y que resisten la fugacidad de las tendencias. Son prendas que traspasan el tiempo y se mantienen vivas, no sólo por la calidad, sino por su diseño. También es muy importante para mi la sostenibilidad de las prendas, que su proceso de producción sea local, que algunos de los tejidos sean reciclados, etc

¿Qué significa la moda para ti?
¡Todo! Como decía antes, es mi pasión y me ha acompañado desde siempre, ya desde pequeña. Para mí la moda es cómo siento la vida, cómo interpreto el mundo y cómo me expreso ante mí misma y ante los demás. Es un punto de partida, como todo lo creativo, que te hace viajar y explorar universos intangibles, que al sentirlos se hacen presentes. Poder trabajar con eso es maravilloso, un lujo porque nunca dejas de aprender ni de crecer. 

¿Qué diseños has preparado para Sastrería Moderna?
Me he dejado llevar por lo que me sugerían los maravillosos tejidos de Gratacós, sus caídas, texturas, etc. He preparado mayoritariamente vestidos ya que son las prendas donde mejor puedo expresarme.

¿Qué te parece interesante de este formato de moda bajo pedido/a medida?
Creo firmemente en la potencialidad de la individualidad, en el desarrollo propio de las identidades en un mundo cada vez más globalizado. Por lo que llevar una prenda a medida, con un diseño personalizado, te hace sentir único, diferente. También me parece una forma muy comprometida y consciente de adquirir prendas, sin generar stocks y de minimizar en lo posible el impacto medioambiental que supone ser una de las industrias más contaminantes. Estamos en un momento en el cual es necesario cambiar nuestros hábitos de consumo y buscar nuevas fórmulas donde prevalezcan la ética, el cuidado del entorno y de las personas que forman parte del proceso productivo de la moda.

Conócela más en @montse_canadas