‘Machines’, el documental que toda la industria debería ver

by Laura Cadenas,

Jornadas de 12 horas pagadas a 3 dólares, presiones constantes y ausencia total de derechos. Rahul Jain, director de ‘Machines’, nos sumerge en la realidad de una fábrica textil explorando la parte más oscura del fast fashion. Alabado por la crítica tras su estreno en Reino Unido y galardonado con el premio a mejor fotografía durante el Festival de Sundance, este documental se propone hacernos reflexionar sobre la necesidad de una industria de la moda más ética.

En la fábrica de Guajarat (India), donde se sitúa el documental, las enormes y grises máquinas se funden con los trabajadores, que con precisión y agilidad mecánica mezclan tintes y manipulan tejidos. Ni música, ni conversaciones; sólo el sonido de la maquinaria acompaña la escena. Sin necesidad de ahondar en el dramatismo el escenario se vuelve atroz: hombres convertidos en máquinas en los que sólo vemos un ápice de identidad cuando a causa del agotamiento paran unos minutos para recostarse sobre un montón de telas.

Machines 1 ok

“Yo no entendía la desigualdad, siempre he sentido curiosidad por ella, y sobre lo que podía hacer al respecto”, desvela el director en una reciente entrevista para Dazed. Un día, su maestro le dijo: “Tienes que trabajar sobre algo que conoces, sobre algún lugar al que sientas que perteneces”, fue entonces cuando surgió la idea de la fábrica. Su abuelo poseía una fábrica textil de la que guarda múltiples recuerdos de infancia y recientemente había sentido la conmoción por el fatal derrumbamiento del Rana Plaza (Bangladesh) en 2013.

A través de una fábrica, ‘Machines’ refleja una situación generalizada en la que miles de personas sumidas en la pobreza extrema se ven obligadas a trabajar durante 12 horas por 3 dólares elaborando las prendas que más tarde venderán las grandes cadenas de ropa. No existe opción ni escapatoria, tienen que mantener a sus familias. “La gente viene, ve nuestros problemas y se va. Nadie está dispuesto a emprender ninguna acción”, se lamenta uno de los trabajadores. Toca preguntarse: ¿Hasta cuando continuarán siendo invisibles?

Machines 2 ok

Vía Dazed