La beca de 1 millón de euros de H&M

by Sònia Flotats,


¿Qué podemos hacer para que cuando ya no queramos usar más una prenda ésta tenga el mínimo impacto sobre el medio ambiente? Éste es, a grandes rasgos, el reto que se plantea la multinacional H&M y que se anima a compartir con nosotros a través de The Global Challenge Award, un premio de 1 millón de euros que la firma, a través de su fundación H&M Conscious Foundation, va a repartir entre las mejores propuestas que solucionen esta cuestión.

La convocatoria está abierta a todo el mundo y cuenta con dos fases. La primera repartirá la mitad del premio entre cinco propuestas que seleccionará un jurado formado por cinco personas entre los que se encuentra la catedrática en desarrollo sostenible de la industria textil y del diseño de moda en la Universidad de las Artes de Londres, Rebecca Earley; la editora de Vogue Italia, Franca Sozzani; o la modelo y diseñadora de moda sostenible Amber Valetta. La segunda fase contará con un ganador que se llevará la otra mitad del premio y que será elegido por votación popular vía Internet. Hay tiempo para presentar propuestas hasta el próximo 31 de octubre, y los ganadores se darán a conocer en una ceremonia que se H&M celebrará en Estocolmo en el 2016.

Según el CEO DE H&M y miembro de la junta directiva de H&M ConsciousFoundation, Karl-Johan Persson, se ha decidido realizar una convocatoria abierta porque “una idea innovadora que suponga un cambio radical puede surgir en cualquier parte. Es un desafío abierto a todo el mundo”.

648_3

Aún así, desde que se anunció el premio, han surgido muchas voces críticas que aseguran que con esta iniciativa H&M lo único que quieres es hacer green washing (un lavado de cara en pro de la sostenibilidad) con el objetivo de ganarse a la opinión pública en un momento que la sociedad apuesta cada vez más por propuestas y proyectos de moda ética y sostenible. Es interesante leer, por ejemplo, las declaraciones que la periodista y autora del libro “To Die for: Is Fashion Wearing Out the World?” a The Guardian, donde asegura que “el consumo de recursos naturales es un problema de raíz en la industria de la moda, pero no el único”. A lo que añade que en realidad lo que H&M nos está diciendo con este premio es que “podemos tener tanta moda como queramos sin relentizar el consumo o reducir la expansión de tiendas”. También en TheGuardian, MaxineBedat, CEO de Zady, tienda online de slowfashion, asegura que “cerrar el círculo es importante, pero no aborda el problema del ‘elefante en la habitación’, que es la sobreproducción de ropa”.

_skiss_11

Ciertamente, y como reza la cita de Vivienne Westwood, seguramente la solución para reducir el impacto que la industria de la moda tiene sobre el planeta pasa por manos del consumidor quien debería “comprar menos, elegir bien y hacer que la ropa dure”. Pero entonces, ¿qué papel juegan multinacionales de la moda como H&M que han basado su modelo de negocio en el constante consumo de ropa? Quizás, lo que sería realmente interesante es poner en marcha un concurso que les ayudara a dar respuesta a esta cuestión. Mientras, nos alegramos que se pongan en marcha iniciativas como ésta que, ya sea por marketing o responsabilidad social, persiguen reducir el impacto ambiental de la industria de la moda.

Vía The Guardian.