Delpozo se despide de Josep Font

by Elisa Dezvas,

Delpozo_1
Parte de la colección S/S 2019 de Delpozo. © Delpozo.

En mitad de la vorágine de fashion weeks, aún al ritmo de la espectacular actuación de la compañía de danza L-E-V en Dior, con la primera entrevista concedida por Hedi Slimane en boca de todo el mundo y sin acabar de digerir la compra de Versace por Michael Kors, la inesperada salida del director creativo de Delpozo, Josep Font, CASI pasa desapercibida.

Font dice adiós a la firma tras seis años de duro trabajo y apenas unos días después de la presentación en Londres de la colección S/S 2019. El creador catalán, con formación de arquitecto, posteó en su perfil de Instagram una despedida a modo de agradecimiento a la firma, correspondida por el director de la compañía. Las causas no se conocen aún aunque los rumores señalan a las exigencias que impone la industria, algo de lo que en previas entrevistas ya se había aquejado el diseñador: “Al final es como vivir en una bolsa de aire que siempre está a punto de explotar”. Otras fuentes señalan la necesidad de Font de surcar nuevos horizontes después de doce temporadas al frente de Delpozo. Gente que lo conoce bien duda que se haya marchado sin un plan B.

Desde 2012 Josep Font, a la cabeza de Delpozo, nos ha regalado cientos de piezas bellísimas, pero no sólo hemos de reconocerle esa proeza. A continuación repasamos su legado, unos cuantos motivos más por los que estaremos eternamente en deuda con el diseñador:

diseño
Parte de la colección F/W 2017 de Delpozo. © Delpozo.

 

Fidelidad y coherencia, con la marca y con su estilo

“Las tres premisas del proceso creativo para Jesús del Pozo eran el volumen, las texturas y el color”, explicaba Esperanza García Claver, comisaria de la exposición que rindió homenaje al fundador de la casa en Madrid. Tres insignias de los diseños de Josep Font. El estilo Delpozo es inconfundible, no necesita logo ni etiqueta. Font, en consecuencia, ha cumplido su objetivo generando una identidad sólida para la marca.

El universo y el perfeccionismo del propio director creativo han convivido con el legado de la firma. Onirismo, fantasía, delicadeza, armonía, romanticismo, pureza, sofisticación, pulcritud, escultura, color… Son el Delpozo de Josep Font, distintivos por los que las fundadoras de la plataforma de lujo Moda Operandi le brindaron la llave de las puertas a la society de Nueva York.

delpozo-ss18-musicalia-2
Parte de la colección S/S 2018 de Delpozo. © Delpozo.

 

Principal exponente de la demi couture y el lujo Made in Spain

El gran Balenciaga sentenciaba: “Un buen couturier debe ser arquitecto de la forma, pintor para el color, músico para la armonía y filósofo para la medida”. Atributos que a Josep Font, exarquitecto, no se le ponen en duda. No es una butade que la firma se autodefina Prét-à-Couture. Sus creaciones hablan del paso del creador por la pasarela de alta costura de París, el cuarto español invitado de la historia.

Algunos vestidos tienen a sus espaldas más de 100 patrones y las piezas bordadas cuentan con días de puntadas. La artesanía ha estado presente en cada colección. El arte del bordado ha sido la técnica predilecta de la firma, llevada a cabo por monjas de clausura, después por expertos formados en la prestigiosa Escuela Lesage de París y un tradicional taller sevillano de mantones. Delpozo ha representado estos años la moda española de lujo, creada y –prácticamente en su totalidad– producida en España; lo que para un país identificado, sobre todo, con la industria del fast fashion, es meritorio. No habría sido posible sin Font a la cabeza.

delpozo-heritage-web

Parte de la colección S/S 2019 de Delpozo. © Delpozo.

 

Internacionalizar y modernizar la marca

Comenzaron desfilando en Madrid. Pasaron por Nueva York –nadie conocía la marca a pesar de sus 40 años–, y les sirvió de escaparate al mundo, integrando en la actualidad la moda del sector del lujo internacional. Desde hace dos colecciones presentan en Londres. Venden en MyTheresa y Moda Operandi, en más de ochenta establecimientos y disponen de tiendas propias en Madrid y Londres. El salto a Oriente Medio comenzó en Dubai y recientemente abrieron tiendas en Seúl y Busan. No en vano retiraron el nombre Jesús –prohibido en algunos países– de Delpozo.

El propio Josep Font es ahora un creador reconocido internacionalmente. Junto con Manolo Blahnik, son los únicos diseñadores españoles incluidos en el listado de las 500 figuras más importantes del panorama actual de la moda de Business of Fashion. Junto al nombre de Delpozo han caminado el de artistas –muchos de ellos patrios– que han colaborado con el rejuvenecimiento de la casa. Rafafans, Isabelita Virtual, Jordi Chiulá, Patrycja Zatonski, Sirin Thada, Marta Durán… Las ilustraciones y collages, de hecho, son constantes en el perfil de Instagram de la marca y nutren su universo artístico.

¿El futuro? Muchos sitúan ya a Font en París, tomando las riendas creativas de firmas de tanto renombre como Dior, Lanvin y hasta Givenchy. No faltan tampoco las voces, sin embargo, que suspiran por un presunto fichaje por parte de Balenciaga; un movimiento que –aún poco probable– sin duda sería interesante. De momento, habrá que esperar. Aprovechemos este tiempo para darle las gracias.