Dreckig bleiben, insólito y raro

by Carmen Beunza,

Dreckig bleiben, insólito  y raro | itfashion.com
Imagina condensar en un perfume la sensación de un día de verano en la playa con tus amigos, junto a una hoguera y un vaso de buen vino. Es lo que se propusieron Stefanie Mayr, diseñadora, artista y creadora de la marca Elternhaus, y Daniel Plettenberg, filósofo y brand creative; cuando descubrieron su pasión por las fragancias. Una unión que ha llevado a un proyecto artístico que tiene como protagonista un perfume: Dreckig bleiben, y una esencia: la de la  autenticidad. Hablamos con Daniel Plettenberg sobre su proyectoy sobre la importancia de ser uno mismo.

¿Cómo surgió la idea de Dreckig bleiben?

Stephanie Mayr y yo nos conocíamos de hace tiempo y un día descubrimos accidentalmente que a los dos nos apasionaban los perfumes. Estábamos en la tienda de Stephanie, rodeados de productos como gorras o camisetas en los que ella había impreso esas palabras: Dreckig bleiben, una frase típica entre los okupas y la cultura punk de Hamburgo, entre los que Stefanie convivió durante unos años. El mensaje se traduce literalmente como “mantente sucio”, pero realmente se entiende como “sé auténtico, sé tú mismo, no finjas ni pretendas nada, simplemente, ¡sé tú!”.

Por eso, cuándo nos vimos rodeados del mensaje de Dreckig bleiben pensamos: ¡eso es! Creemos un perfume que sea una contradicción con la superficialidad a la que nos enfrentamos a diario. Jugamos papeles e intentamos ajustarnos a la sociedad continuamente y los tiempos y espacios dedicados a nosotros mismos cada vez son menores, de ahí nació el concepto.

Dreckig bleiben, insólito  y raro | itfashion.com

¿Cómo conseguisteis colaborar con un perfumista de la talla de Mark Buxton?

Teníamos esta idea de Dreckig bleiben y de sentarse junto al fuego, cálido y confortable, por lo que decidimos que el humo tendría un papel esencial. En una forma trascendental claro, nadie quiere oler a humo…Pero pensamos que ese aroma tenía una belleza especial.

Entonces, un diseñador se nos vino inmediatamente a la cabeza, uno que haría posible esto de forma creativa: Mark Buxton, quien ha creado algunos de los mejores perfumes amaderados que existen y ha trabajado para firmas de renombre como Cartier, Givenchy, Le Labo o Comme des Garcons. Gracias a Dios pudimos convencerlo y se unió al proyecto.

¿Por qué consideráis Dreckig bleiben como un proyecto artístico?

Vimos el proyecto como artístico desde el principio. Si hubiésemos buscado hacer negocio nunca habríamos hecho este perfume, con demasiadas decisiones creativas que han sido costosas, pero creímos en él. El frasco, con su tapa de madera, está realizado a mano; y decidimos producir el perfume en una de las mejores compañías perfumistas en Grasse, Francia.

También la esencia no es convencional, es “llevable” pero la reacción es de “nunca había olido algo así, ¡es realmente nuevo!”. Decidimos que no era un perfume para las grandes cadenas. Por  eso, de momento solamente se vende en Hamburgo y Berlín, además de online en Elternhaus. Posiblemente se venda también en verano en Tokyo, Londres, Nueva York y Barcelona.

Ha sido además un proyecto muy” colaboracional”. Estamos muy orgullosos de que la fotógrafa neoyorkina Janine Gordon nos permitiese usar su imagen para la campaña. Es de un concierto al aire libre en un cálido día veraniego y con todo el mundo bailando. Nos encantó la energía y la cercanía con nuestro mensaje.  Por su parte, T. Raumschmiere es un amigo y uno de los grandes de la música electrónica en Alemania. Cuando pensamos en la página web, queríamos que él nos crease una pieza, una especie de escultura musical para envolver nuestra escultura aromática.

Dreckig bleiben, insólito  y raro | itfashion.com

¿Cómo ves la relación entre el arte y el mundo de las fragancias?¿Crees que capturar emociones en un frasco es un arte?

Sin duda alguna. Creo que el perfume es otra forma de arte. Sin embargo, tengo la sensación de que el gran mercado del perfume se ha vuelto muy aburrido. Todo el mundo se copia y no hay nuevas ideas ni auténtica inspiración, eso viene del mundo de los perfumes nicho. Es ésta área la que ha evolucionado mucho en la última década, con grandes nombres, marcas e ideas. Es entonces cuando el perfume se convierte en arte. De repente, ya no es una fragancia, se convierte en un viaje aromático, una escultura de olor.

¿Cómo fue el proceso de creación de la fragancia?¿Por qué la madera tiene un papel tan importante?

No hay fogata sin madera. Tanto Stefanie como yo amamos las esencias amaderadas y estaba claro cuando contamos con Mark Buxton como perfumista que sería el mejor para crear una fantástica nota de madera en la base para resaltar el humo de nuestra “hoguera”.

Mark hizo una sorprendente primera versión, solamente tuvimos que añadir toques para aligerarla y listo, por lo que experimentamos con notas cítrica en la salida, como bergamota de Calabria, mandarina siciliana o jengibre chino…¡y teníamos Dreckig bleiben!

El resultado es una fragancia que no es para todos los públicos. No es un perfume de masas, varía mucho en cada piel y es provocador. Sin embargo, es fácil de llevar y funciona en hombres y mujeres.

¿Cómo ha sido capturar un mensaje tan poético en una fragancia?

La gente es distinta pero nuestro mensaje es universal. Dreckig bleiben no es sólo un sentimiento de punks y okupas. Todos disfrutamos de un día de verano junto a una barbacoa, donde te puedas relajar y ser quien eres, llevando tus viejos vaqueros y zapatillas, sin importar cómo tienes el pelo: un momento real. Todos luchamos para encontrar esos lugares y momentos donde podamos ser nosotros: en la playa, en el jardín, con tus amigos o tus hijos, el sentimiento es el mismo en todas partes. Partimos por eso de la madera y el humo para crear una esencia que no escondiese sino que subrayase: “¿soy quién soy, y soy auténtico?”

¿Por qué crear tan sólo 999 unidades y disponibles en tan escasos lugares si precisamente vuestro leitmotiv atenta contra la superficialidad?

El mundo ya tiene suficientes productos de mercado masivo. Queríamos crear un objeto artístico, único, especial y peculiar. Es una forma de exclusividad, claro, pero desde otro prisma: no es sobre exclusión, sino sobre algo hecho a mano con el amor, la pasión y el cuidado de un manufacturero. Es como la mejor mermelada casera de la abuela: única y particular:¡ sí!; exclusiva: no.

¿Crees que hoy en día la gente necesita recuperar su “yo”?

Doy clases de filosofía y cuando investigamos cómo se reacciona al cada vez más rápido mundo en el que vivimos, la gente lo describe como un laberinto. Tomamos más decisiones en un año que las que tomaban nuestros abuelos en toda su vida.

En este laberinto es muy difícil navegar, más aún cuándo muchos valores fundamentales ya no existen. La mejor forma es confiar en uno mismo, en tu criterio, en la realidad y el confort de tus zapatillas, viejas y desgastadas, pero hechas a tu medida. Dreckig bleiben aspira a hacer esto un poco más fácil.

Temas que te pueden interesar: , , ,