Cuando no todo es lo que parece, por Stefan Cooke

by itfashion,

Fotografía de Jake Burt
Fotografía de Jake Burt

Cantera favorita de la moda, la Central Saint Martins no para de nutrir la moda con diseñadores potentes que tienen algo que decir. Hoy presentamos a Stefan Cooke, formado en la escuela londinense y en las filas del mismísimo John Galliano, cuyo lema es que no todo es lo que parece. ¿Por qué? Porque le gusta jugar con materiales sintéticos y prints digitales, experimentar: “jugar con el contexto de las prendas es muy emocionante, cambiar la forma y los materiales puede cambiar completamente una prenda”.

Fotografía de Jake Burt
Fotografía de Jake Burt

Su materia prima es la ropa “ordinaria”, aquella tan normal que nadie parece hacerle caso: “Creo que hay una especie de paranoia en relación al diseño que no le deja avanzar por ser demasiado nostálgica. Pero también pienso que todavía hay mucho por explorar”, declaraba Cooke a Another Magazine.

Cooke homenajea lo soso, lo normal. Sigue la revolución feísta de Demna Gvasalia y parece ser escéptico al romanticismo capitaneado por el Gucci de Alessandro Michele. Presentó su colección durante la London Fashion Week y fue galardonado con el premio L’Oréal Professional Creative Award, junto a Gabriele Skucas. Dice que su experiencia en la industria le ha dado unas cuantas lecciones “sobre cómo hacer tu creatividad deseable y, con suerte, lucrativa. También aprendes mucho sobre ti mismo cuando te ponen en una posición de responsabilidad”.

Fotografía de Jake Burt
Fotografía de Jake Burt
Fotografía de Jake Burt
Fotografía de Jake Burt
Fotografía de Jake Burt
Fotografía de Jake Burt
Fotografía de Jake Burt
Fotografía de Jake Burt