Cuando la moda se funde con el arte: así es lo nuevo de Inés Maestre para Uterqüe

by Raquel Bueno,

Uterqüe1

© Todas las imágenes por cortesía de Uterqüe.

El arte, para aquellos que lo respiramos con cada fibra de nuestra ser, lo es todo. ¿Y qué mejor modo de celebrar la extraña paradoja de cumplir años, entonces, que de la mano de éste? Uterqüe, una de las muchas filiales del grupo Inditex, celebra su décimo aniversario con un nuevo proyecto artístico de la artista madrileña Inés Maestre: “10 Mujeres, 10 Ciudades, 10 Años”. Es, en definitiva, una serie de retratos de diez mujeres en diez escenarios trazados por Maestre (el distrito VIII de París, la noche londinense, la bohemia Lisboa…) que constituye todo un homenaje a las musas de la firma. Compuesta por treinta y cinco piezas, sus protagonistas sienten, posan desafiantes, ríen, reflexionan, esperan; envueltas –claro está– en los diseños de la nueva colección S/S 2018 de la firma. Las obras se pueden ver desde el pasado 7 de mayo en los escaparates de diez de sus tiendas más emblemáticas alrededor del mundo (Madrid, Barcelona, A Coruña, Marbella, Dubai, México DF, Varsovia, Lisboa, Moscú y Bucarest) y quedarán inmortalizadas en la edición limitada del tercer número de Uterqüe Art Essays, una especie de cahier d’art de la marca en una cuidada edición limitada de quinientos ejemplares donde se recoge el trabajo de la artista en colaboración con la firma.

Uterqüe4

Son muchos los que ya apuntan el parecido de la obra de la madrileña con la del ilustrador barcelonés Ignasi Monreal, otro recurso cada vez más frecuente en el renovado Gucci de Alessandro Michele. La misma marca, por otro lado, va un paso más allá y no duda en compararla con la Hopper de los millennials, por su realismo emocional y su habilidad para representar en su mayor esplendor espacios y objetos cotidianos. Edward Hopper, de hecho, dedicó parte de su vida a plasmar la modernidad de la vida americana sobre el lienzo. Sus mujeres eran retratadas en su ecosistema cotidiano y desde su más absoluto aislamiento; de una introspección que rozaba lo enfermizo, nos permitió identificarnos con ellas en el mero acto de observarlas. La obra del pintor estadounidense ha acabado, sin lugar a dudas, por inspirar a muchas otras, como la del más contemporáneo Nigel Van Wieck. Y aunque la comparación con Maestre –de trayectoria aún muy reducida– sea quizás ir un tanto lejos, sus imágenes emanan una sofisticación exquisita que se traduce, en cada una de ellas, con fuertes notas de una sensual y deliciosa elegancia. Poco más nos queda por decir más allá de: disfrutarlas.

Uterqüe2 Uterqüe7 Uterqüe3 Uterqüe6 Uterqüe5