Cósima Ramírez arremete contra la moda española

by itfashion,

Cósima Ramírez on Spanish Fashion, Social Media and Optimism

Cósima Ramírez es conocida, suponemos que muy a su pesar, por ser la hija de Ágatha Ruíz de la Prada. Llegó a la moda sin elegirlo en el momento en que nació, aunque ahora, con veintiséis años, ocupa el puesto de responsable de relaciones internacionales en la firma de su madre –confiesa estremecerse cada vez que lo escucha-.  Implicada cada vez más en tema de diseño, lleva desde 2014 intentando expandir las fronteras de la marca familiar -que, por cierto, acaba de cerrar su única tienda en Nueva York-. Con su experiencia como pretexto, dio su particular versión de la moda española en unas declaraciones a la americana WWD.

Y no fueron –para qué mentir- amables. Lo que define a la moda española es, para Cósima, su mediocridad: “Con pocas excepciones – y eso incluye a mi madre- nada ha sucedido en la moda española desde los años ochenta”. Habló de repensar los conceptos de exclusividad y calidad, cada vez más diluidos por el huracán fast fashion. Y eso pasa por invertir en tendencias al auge como la sostenibilidad. “Es el momento de repensar la marca, incluir más proyectos sostenibles y más materiales ecológicos”.

Las nuevas generaciones de diseñadores son, quizás, los que más mal parados salen. Según ella, las generaciones jóvenes están ahora perdidas e Instagram parece ser su culpable: “mi generación ha sido dañada por Instagram, implica una completa hipocresía, porque todo es completamente falso.” La atención que prestamos a las cosas se ha visto mermada hasta el punto que, dice, se está volviendo más estúpida -y todo por culpa de la red social-.

Cósima Ramírez nos augura un futuro digital bastante desesperanzador. Palabra de millenial.

Vía WWD.

Temas que te pueden interesar: , , ,