¿Cómo trasformará la realidad virtual el sector de la moda?

by Laura Cadenas,

1 IFF

“La tecnología que nos permite sustituir el entorno físico por un universo generado digitalmente. Nos permite viajar a lugares lejanos sin movernos del sitio, experimentar actividades que hasta ahora no podíamos hacer o vivir sensaciones que no creíamos posibles y que se sienten reales.” Así definió Javier Escorihuela – director de Isostopy y profesor del IED Madrid–  la realidad virtual,  y de la propia definición deducimos cierto paralelismo con el mundo de la moda. ¿No tiene un desfile o un editorial el poder de trasladarnos a lugares remotos o realidades ficticias? Quizá en esta conexión, sumada a la obsesión de las firmas por generar experiencias únicas, encontramos el buen, y cada vez más visible, entendimiento entre moda y realidad virtual. Según Goldman Sachs el volumen que tendrá el negocio de la realidad virtual  en el sector del retail en 2025 será de 1.600 millones de dólares.

Sobre cómo empleará, y está empleando, la industria de la moda esta tecnología trató la ponencia de Escorihuela: “Realidad Virtual, una nueva dimensión para la moda”, celebrada durante la primera edición de Innovation Fashion Forum. Te descubrimos 5 usos pioneros (y transformadores) que pronto serán habituales.

1. Desfiles

Hace años teníamos que conformarnos con las fotografías del desfile impresas, Internet nos permitió disfrutar del show en tiempo real y ahora la realidad virtual nos sitúa en el front row. La tecnología convierte la exclusiva pasarela en un espacio cada vez más accesible. “El espectador va a poder disfrutar del ambiente, ver al resto de invitados y se va a poder enterar de las tendencias de primera mano. Este tipo de iniciativas, a las que cada vez más marcas se están uniendo, están dando muy buen resultado”, destacó el director de Isostopy. Tommy Hilfiger o Dior ya han apostado por los desfiles en realidad virtual.

dior_3d_glasses_01

2. Campañas publicitarias

Según Escorihuela, “el marketing es uno de los sectores que más y mejor está aprovechando la capacidad de la realidad virtual para conectar con los usuarios.” Pese a señalar que la moda va muy por detrás de otros sectores, aseguró que en el futuro se desarrollaran cada vez más experiencias publicitarias de este tipo, que ya están siendo llevadas a cabo con éxito por marcas como Nike.

3. Editoriales de moda

Uno de los usos más prometedores y atractivos dada “la experimentación, la creatividad y la capacidad de sumergir al usuario en el universo de una marca” que implica un editorial de moda. Características que gracias a la realidad virtual podrían multiplicarse creando experiencias realmente memorables. ¿Quién no ha soñado en colarse (literalmente) en algún editorial?

4. Acceso al backstage o al taller

“Este tipo de acceso privado fascina a los seguidores de una marca”, afirmó Escorihuela. De ahí que con la ayuda de la tecnología cada vez más firmas nos permitan descubrir los momentos previos al desfile o nos introduzca en el taller para ver de cerca el proceso creativo e incluso compartir anécdotas con el diseñador. “Google o diseñadores como Jason Wu ya han desarrollado experiencias en este sentido. Cada vez vamos a ir viendo más este tipo de aplicaciones”, sentenció el ponente.

5. Tiendas virtuales

“Podemos reproducir una tienda física que se encuentra en cualquier parte del mundo, trasladarla a la realidad virtual y permitir que cualquier persona la visite y acceda directamente a sus artículos”, comentó Escorihuela. Grandes compañías como Inditex ya han apostado por la tienda virtual. Pero el reto va más allá: “¿por qué no crear el primer centro comercial puramente digital?.” Ahora bien, ¿dónde queda la parte social? “La moda siempre ha sido una experiencia social y la tecnología no puede ni debe ignorarlo”, afirmó el director de Isostopy. En este sentido, están surgiendo nuevas aplicaciones que en el futuro nos permitirán ir con amigos (independientemente de su ubicación geográfica) de compras a ciudades lejanas. Como advertimos la semana pasada, la tienda física no morirá pero el futuro (no lejano) la obligará a reinventarse.

tienda-virtual-Massimo-Dutti_1