¿Cómo sobrevivir a tu primer desfile?

by Anna Pardo Fernández,

Acabas de finalizar tus estudios en diseño, el universo de la moda es tu pasión, tienes ganas de comerte el mundo y sueñas con ver tu nombre en los titulares de la prensa internacional. Desear lo imposible es el primer paso para conseguir tu principal objetivo, pero el primordial problema a resolver cuando el camino que ansías seguir es arduo y complejo se reduce a una simple pregunta: ¿por dónde empezar? La industria de la moda, como la mayoría de sectores profesionales, está llena de luces y de sombras, y para entrar en ella –y mantenerse– hay que luchar. Conseguir este estatus no es utópico, pero sí conlleva una carga de trabajo y sacrificio que no todo el mundo conoce ni está dispuesto a realizar.

Z1

¿Por dónde empezar?

Una vez finalizados los estudios de diseño de moda, el abanico de opciones para iniciar tu carrera profesional es amplio: desde realizar unas prácticas en una firma consolidada hasta inaugurar tu propia marca pasando por seguir estudiando para descubrir a qué quieres dedicarte realmente (la confusión, una vez terminados los estudios superiores, es muy usual). Si eres un alma valiente y tu única opción en mente es arriesgar y aventurarte a formar tu propio sello, estás en el lugar indicado para descubrir algunos puntos clave para lograr convertirte en diseñador emergente y no morir en el intento. El escenario de la moda nacional está repleto de creadores noveles que sueñan con debutar mediante un desfile en una pasarela de carácter internacional.

Tener un sueño y dedicar cuerpo y alma en el intento de hacerlo realidad no siempre resulta en éxito.

Desde luego ésta no es la única manera de comenzar tu propia marca, existen otros medios como los desfiles para prensa, los showrooms que apuestan por marcas noveles, los concursos para jóvenes diseñadores y la venta a través de plataformas online (Instagram, sin ir más lejos, podría ser un buen aliado en este caso). Existe una alternativa viable para cada caso. Tener un sueño y dedicar cuerpo y alma en el intento de hacerlo realidad no siempre resulta en éxito. Y no, no lo decimos nosotros, profesionales de la talla de Victor von Schwarz defienden esta idea: “Es un país difícil. Sobretodo porque a mi generación nos ha tocado de lleno la crisis”. Y el modisto añade: “He llegado a tener dos trabajos fijos a parte de la marca, he hecho vestidos para madrinas horribles… Es duro, pero compensa en otros sentidos”. Hay algo innegable de verdad en sus palabras, en definitiva: quien no arriesga no gana.

Z12

¿Qué aspectos tener en cuenta?

La escuela de moda te enseña a pensar y a jugar con los conceptos, a romper con los limites de tu creatividad y a adquirir las bases en cuanto a técnica se refiere, pero lejos quedan los conocimientos organizativos y administrativos para legitimar tu huella. Beatriz Ferrer, de 24 años, es graduada en Diseño de Moda en IED Barcelona y parte del binomio fundador de Z1. La joven cuenta con una valiosa juventud y un afán de superarse a diario que le han proporcionado habilidades imaginativas y técnicas capaces de formar su propia firma al concluir los estudios. Pero fundar una marca no se limita a generar piezas de alto nivel para una colección primeriza, existe una red de aspectos a tener en cuenta que se escapan al ingenio de un diseñador novel. Beatriz tiene la suerte de contar con Matteo de Meo, estudiante de Marketing y Comunicación de Moda en IED Barcelona de apenas 20 años, como partner in crime.

Es clave generar un equipo de confianza a tu alrededor, sobretodo para dar tus primeros pasos.

Es clave generar un equipo de confianza a tu alrededor, sobretodo para dar tus primeros pasos. Beatriz revela: “Hemos tenido que contratar a un creativo externo para crear el logo y el servicio de una costurera de confianza para ayudarnos en la confección de ciertas prendas. Todo lo demás lo hemos hecho nosotros mismos, tanto a nivel creativo como técnico (ha sido toda una odisea). Ha sido esencial la ayuda de nuestros amigos del IED como voluntarios para todos los procesos previos y para el backstage, ellos nos han apoyado muchísimo y les estaremos eternamente agradecidos”. Además, los profesionales de la organización del certamen son clave: “La colaboración del equipo de 080 ha ayudado a que el desfile haya salido bien”Matteo conoce más detalles sobre cómo funciona en si la industria de la moda a niveles económicos, administrativos y comunicativos, pero su juventud le proporciona aún muchos aspectos por conocer. Aunque haya muros en el camino, forman una pareja profesional capaz de destruir todos los obstáculos que se encuentren. Ambos tenían algo claro: “Queríamos formar nuestra propia marca, y la oportunidad de desfilar en una pasarela como la 080 ha sido magnífica”.

Z13

¿Cómo me financio? 

Cuando tienes claro que quieres formar tu propio sello y que optas por el desfile convencional como primer paso en tu carrera, encontrar certámenes cazatalentos emergentes es una vía acertada: el MULAFEST Moda, organizado por IFEMA, y el Who’s On Nextde Vogue, son buenos escaparates nacionales. Beatriz y Matteo optaron por un concurso que buscaba jóvenes talentos para debutar en la pasarela barcelonesa: “Llegamos al certamen con tan solo 17 looks. Nos dijeron que para presentar en la 080 necesitábamos un mínimo de 30, así que nos pusimos las pilas para lograr el diseño de 33 looks para el desfile”Una vez aceptan tu propuesta empieza la locura. Aunque debes estar tranquilo, siempre existe un ángel de la guarda: “La escuela nos ayudó con todos los pasos organizativos previos al certamen para poder debutar en la 080”No debes olvidar que aquellos de los que has aprendido siempre estarán dispuestos a ofrecerte una mano. Y alcanzado este punto, nos adentramos en un tema peliagudo: el presupuesto.

En la mayoría de casos, los inicios están fundados bajo inversiones privadas que suelen provenir de las familias o de los ahorros de los propios diseñadores.

En la mayoría de casos, los inicios están fundados bajo inversiones privadas que suelen provenir de las familias o de los ahorros de los propios diseñadores, pocos son aquellos que consiguen becas, ayudas o inversiones externas durante los primeros ciclos profesionales. Como en muchos otros negocios, durante los dos primeros años es muy probable que pierdas dinero, por tanto, optimiza recursos y gasta solamente en lo estrictamente necesario. La pareja que forma Z1 no ha querido detallar cuánto han gastado hasta alcanzar esta meta –únicamente que desfilar en la 080 ha sido gratuito por formar parte del colectivo de moda emergente–, pero podemos recurrir a los datos para que os hagáis una sutil idea. Para generar un look, el precio ronda entre los 500€ y los 1.200€. Estos gastos provienen, entre otros puntos, del tejido utilizado, de las sesiones de prueba y error, de las horas de confección de un profesional, del material que ha sido comprado pero desechado a lo largo del proceso y de los accesorios por los que se ha optado (sean de fabricación propia o comprados a empresas externas). Si aplicamos un precio medio de 1.000€ por modelo a un total de 30 prototipos, el coste puede ascender hasta los 30.000€ por colección (seguro que existen colecciones más económicas y otras mucho más costosas, en estos campos el límite lo ponen tus medios económicos reales). Puede sonar algo alarmante, pero confeccionar moda de calidad pensada para un desfile de altas esferas no es un camino de rosas.

Z15

¿Y los aspectos legales?

La moda parece ser un universo de belleza donde todo brilla con una luz mágica, pero no podemos olvidar que la legalidad forma parte activa de la industria. Para establecer tu firma debes optar por una estructura empresarial sólida, desde una Sociedad de Responsabilidad Limitada, una de las salidas más habituales, hasta una asociación o una corporación. Beatriz y Matteo, en búsqueda de su estructura más favorable, confiesan: “En este momento somos autónomos, debemos ver cómo funciona el mundo de los inversores para formar nuestra empresa propia”. Una vez que la colección ya está realizada, tu marca ha empezado su viaje y tu nombre ya ha sido anunciando en la pasarela que hayas seleccionado, empieza la aventura: “Los problemas previos al desfile han sido enfocados al reto de llegar al tiempo limite de la colección en sí: los patrones, las pruebas, la confección y los detalles de los 33 looks”

Para establecer tu firma debes optar por una estructura empresarial sólida, desde una Sociedad de Responsabilidad Limitada, una de las salidas más habituales, hasta una asociación o una corporación.

El fitting con los modelos finales, producido un par de días antes del desfile, es una prueba de fuego. Es el momento de comprobar que todas las piezas encajan, a la perfección, con el cuerpo de los jóvenes seleccionados para desfilar. La aparición de cada nuevo modelo en la sala supone unos minutos repletos de nervios, si las piezas no casan con el maniquí deben ser retocadas por la costurera o por el propio diseñador en escasamente 48 horas. Los modelos posan con aires desenfadados para una polaroid con la que los diseñadores crean una composición con todos los looks que componen la colección. En el caso de Z1 estas imágenes, ejecutadas por los propios creadores, revelen el carácter personal de la colección: una propuesta unisex y atemporal donde el streetwear más contemporáneo se viste de negro con toques reflectantes.

Z14

Después del desfile, ¿qué?

Y, por fin, llega el día del desfile. Nervios a flor de piel y muchas ganas de empezar la jornada. Las piezas se ajustan a la perfección a cada modelo, el maquillaje y la peluquería están on point, la música del show concuerda a la perfección, los asistentes de los diseñadores y las vestidoras (como llaman a las jóvenes que ayudan a vestir a los modelos) conocen cuál es su trabajo, la sala está repleta de asistentes y los diseñadores confían en que todo salga bien. La muestra es todo un éxito. La colección Negativity, inspirada en el concepto relativo al revelado fotográfico, un proceso en el que aparece un degradado de colores entre negros, grises y azules que los diseñadores han empleado en la colección, ha arrancado un sinfín de aplausos entre los cientos de invitados (solo hace falta observar las fotografías realizadas durante la muestra de la colección, la calidad de la propuesta es indiscutible para dos creadores que no alcanzan ni el cuarto de siglo). Ya en el clímax creativo, la situación despierta una incesante pregunta: ¿qué ocurre después de esto?. El binomio de Z1 sabe que la 080 es para ellos un escaparate donde mostrar sus piezas, pero los buyers son clave para iniciar el negocio.

Las dificultades y los verdaderos retos llegan después del desfile, ya que empieza el proceso de producción y distribución.

Por este motivo, ambos declaran: “Nuestro próximo destino es la Feeric Fashion Week, en ella mostraremos la misma colección que en la 080 y formaremos parte de un certamen con 3 looks. Este evento está más enfocado a los buyers. Más allá de esto, añaden: “Las dificultades y los verdaderos retos llegan ahora, después del desfile, ya que empieza el proceso de producción y distribución, además de toda la parte administrativa, de comunicación y de marketing”De estas palabras podemos extraer un claro mensaje: un desfile a gran escala para un creador amateur es sólo el primer paso de un intenso viaje en el que morir a prematura edad es muy fácil. Por este motivo, uno tiene que forjar una sólida estructura tanto a nivel creativo como administrativo. Cuando aún no te has enfrentado a tus clientes reales, saber qué opinan no es tarea asequible. Por esta razón, el binomio tiene los pies en la tierra y sabe cómo actuar con juicio: “Queremos hacer una primera pequeña producción para ver el feedback de los clientes. No sabemos muy bien cómo funciona esto, pero poco a poco lo iremos viendo”Lanzarse a la piscina con un salvavidas es siempre mucho más factible aunque no menos peligroso. Optar por pequeñas colecciones para empezar es uno de los mejores orígenes y Z1 lo sabe: “Nos han pedido una colección de 20 looks exclusivos de verano para mostrar en showrooms de Barcelona y de Madrid”revelan. De este modo vas conociendo los dilemas de la senda mientras la vas cruzando.

Z16

Hablemos de números…

Alcanzada la cima de la montaña, algunos de vosotros os estaréis preguntando: ¿cuánto cuesta organizar un desfile? Beatriz y Matteo han decidido no mojarse y la realidad es que la respuesta varia según múltiples factores. Okdiario.com publicó el año pasado un interesante artículo donde buceaba entre las profundidades de la Madrid Fashion WeekEsta investigación revelaba que cada una de las ediciones cuesta 3 millones de euros, “alrededor de un 65% se recupera vía patrocinios, un 30% es lo que pone Ifema y un 5% es la aportación de los diseñadores”, confesaba Charo Izquierdo, directora de la MBFWM al medio mencionado. Más allá de estas cifras generales, la 65º edición de la ceremonia madrileña contó un un total de 42 diseñadores y cada uno de ellos debía pagar una tarifa establecida por la organización. Las marcas pagaron 4.000 euros (+IVA) por los desfiles individuales y 2.000 euros (+IVA) por los dobles. En el caso de la 080 Barcelona Fashion, los números se mantienen bastante similares. El precio es de 1.649 euros para los diseñadores emergentes establecidos en Cataluña o en el ámbito estatal –aunque sólo cuatro marcas pueden optar a esta categoría–; de 3.267 euros para los diseñadores establecidos en Cataluña o en el ámbito estatal –para esta categoría hay programados veinte desfiles–; de 8.107 euros para empresas de moda establecidas en Cataluña con presencia en el mercado nacional e internacional –doce desfiles–; y de 25.000 euros para diseñadores y empresas de moda internacionales –por último, cuatro desfiles (todo según datos de octubre de 2017).

Más allá de presentar tu colección en una pasarela con repercusión nacional, una inversión generosa es primordial para alcanzar el objetivo fijado.

Teniendo el cuenta cuánto cuesta abrir tu propia empresa, diseñar y confeccionar la colección, más allá de presentarla en una pasarela con repercusión nacional, una inversión generosa es primordial para alcanzar el objetivo fijado. La inexperiencia en una industria tan competitiva y efímera puede restar puntos, pero una actitud positiva y luchadora es esencial, Beatriz sabe que los errores forman parte del aprendizaje y defiende con humildad: “Estamos intentando averiguar cómo funciona todo sobre la marcha, cometiendo los mínimos errores posibles”. Una disposición ante la vida digna de fuertes aplausos. Como ya hemos aclarado, organizar un desfile no es, por antonomasia, el primer escalón hacia la cumbre de la gloria. Gestar tu propio mapa de ruta es clave para cumplir todos tus sueños. Acabas de finalizar tus estudios en diseño, el universo de la moda es tu pasión, tienes ganas de comerte el mundo y sueñas con ver tu nombre en los titulares de la prensa internacional. Y de repente, ocurre.