Cómo la celebración de la mujer negra está haciendo renacer a las revistas impresas

by Gina Baldé,

crwnmag-sarah
En la imagen, una mujer lee una revista especializada en el cuidado y el empoderamiento del pelo afro. © Crown.

Coge cualquier revista que tengas por casa y ábrela aleatoriamente. ¿Qué es lo que ves? Fíjate bien en las personas que aparecen. ¿Cómo son? ¿Representan a una sociedad multicultural y plural o se limitan a ilustrar a un grupo social concreto? Nos podemos imaginar la respuesta. No es nada nuevo que los medios de comunicación no representen ni reflejen la diversidad y los asuntos de otras minorías como las personas negras o racializadas. Es por eso que, recientemente, varias mujeres cansadas de no encontrar contenidos apropiados para ellas han empezado a crear publicaciones independientes que reflejen los asuntos de los que no se encargan los medios convencionales. En un momento en que el futuro impreso de las revistas se encuentra en peligro de extinción, estas nuevas publicaciones están ayudando a fomentar el renacimiento de las revistas impresas. ¿La clave para conseguirlo? Centrarse en un público específico al que no se le había dado voz hasta ahora.

Quimmah Saafir, creadora de la revista HANNAH: No hay muchas revistas para mujeres de color, menos aún para mujeres negras, y somos muy diversas. Las mujeres negras siempre se ven obligadas a encasillarse.

image
Portada de otra revista dedicada a empoderar y visibilizar los asuntos que afectan a las mujeres racializadas. © HANNAH.

La mayoría de sus fundadoras empezaron sus proyectos editoriales de la misma forma: a causa de la frustración que sentían al ver la falta de variedad en la televisión, los periódicos o la publicidad. Aunque en los últimos años ha habido un cambio por lo que respeta a la inclusión de estas minorías, aún queda mucho camino por recorrer. Es necesario crear una narrativa en la cual los distintos físicos, géneros o razas sean celebrados como algo habitual. En la lucha que acaba de empezar para lograrlo, han surgido publicaciones como Tonal Magazine, creada por Zarna Surti, que celebra la diversidad de la mujer negra a través de ensayos personales, historias fotográficas o poesías. La idea es que cada número esté dedicado a un color en concreto, así que la primera edición ha puesto el foco de mira en la variedad de sombras de la tonalidad nude. Otras como HANNAH, creada por Qimmah Saafir gracias a una campaña de crowfunding, ofrecen un contenido que fomenta el empoderamiento y la autoestima femenina. “No hay muchas revistas para mujeres de color, menos aún para mujeres negras, y somos muy diversas. Las mujeres negras siempre se ven obligadas a encasillarse”, afirmaba la fundadora a propósito de ello a la revista RACKED.

Lindsey Day: El cabello de las mujeres negras es una parte integral de nuestros días, de lo que somos, es un reflejo de nuestra identidad de muchas maneras. Está politizado, lo queramos o no.

TONAL_6502_V1-682x1024
© Tonal Magazine.

En cambio, otras publicaciones como Crown han decidido especializarse en un asunto tan concreto como es el pelo afro. Un pelo rechazado y oprimido durante mucho tiempo que, ahora, y gracias a iniciativas como la creación de Crown, ha podido ver cómo se le dedica un espacio; convirtiéndose en una referencia para todas esas niñas jóvenes que alguna vez lo han rehusado. De una forma honesta y sincera, la revista se convierte en una publicación que anima a fomentar la confianza y la autoestima de las mujeres con el pelo afro, independientemente de la textura que crezca de sus cabezas. “El cabello de las mujeres negras es una parte integral de nuestros días, de lo que somos, es un reflejo de nuestra identidad de muchas maneras. Está politizado, lo queramos o no”, comentaba también a RACKED su fundadora Lindsey Day, que realmente cree en la relevancia de los medios para cambiar el relato negativo que ha acompañado durante tanto tiempo a este tipo de pelo.

LOOK_3_921-682x1024
© Tonal Magazine.

Finalmente contamos con otras iniciativas como Gal- dem, un colectivo de mujeres racializadas liderado por Liv Little que, cansada de que la mass media no reflejara los asuntos que a ella le consternaban, acabó creando la plataforma en cuestión; que posteriormente desencadenaría en la elaboración de una revista en versión online e impresa. Gal-dem va mucho más lejos de limitarse a ser una revista de moda femenina. En ella no sólo se tratan temas relacionados con la industria, sino que se cubren también otros asuntos como la política, la música, el lifestyle o las artes. Además, desde el colectivo organizan distintos eventos como cenas, debates políticos o festivales de cine; con los que se dan a conocer y fomentan el crecimiento de la comunidad. Parece ser, en definitiva, que por fin están empezando a cambiar las reglas del juego imperantes en los medios de comunicación que habían existido hasta la actualidad: estas publicaciones son el lúcido ejemplo de ello. Después de mucho tiempo, la voz silenciada de miles de mujeres empieza a ganar terreno a través de estas revistas, que permiten brillar con luz propia a un colectivo minimizado desde tiempos inmemoriales. Esperamos que esto sea sólo el principio.

Vía REFINERY29.

Final+Cover++_3
Portada del segundo número impreso de la revista, lanzado el pasado mes de octubre. © Gal-dem.