Txell Miras, Josep Abril y Miriam Ponsa hacen tocar el cielo a la moda catalana

by Isabel Serra,

_H3A5921
Foto: Léo Tornev

La segunda mañana en la 080 empezó con el aire joven de Edgar Carrascal y la firma británica Lyle&Scott. La encargada de cerrarla fue Guillermina Baeza, quien con brisas veraniegas refrescó el ambiente. Con una espectacular Joana Sanz como protagonista del casting, la diseñadora propuso bikinis y bañadores de colores ácidos y estampados bohemios, combinados con prendas de raso en colores pasteles y bordados de flores. Las modelos lucieron la colección al son de una Russian Red que con su voz llevaba nuestras mentes más allá del recinto.

Los siguientes desfiles homenajearon, en una tarde de altura, la moda local: Txell Miras, Josep Abril y Miriam Ponsa compartían escenario por expresa petición de los tres. Los tres comparten proyecto en la boutique UN#2, inaugurada en Barcelona hace cinco meses, de lo que se sienten muy orgullosos.

 

Txell Miras

 

Txell-Miras_041

A Txell Miras le tocó dar la salida con su colección “Containers” inspirada en el paisaje portuario, con sus estructuras metálicas y sus contenedores apilados. Este imaginario industrializado se reflejó en telas sintéticas –charol, neopreno y viscosas– combinados a placer por la diseñadora en una única prenda. Como ya es habitual en ella, la sobriedad cromática reinó: del negro al blanco pasando por la escala de grises. Una propuesta llena de paradójicos tintes invernales en una colección a priori veraniega que tampoco defraudó. La diseñadora catalana jugó con la superposición de prendas y la descontextualización, con bolsillos y cremalleras en lugares nada comunes. Miras se define por su conceptualidad en la manera de concebir la moda, que considera su medio de expresión. Su propuesta para la temporada que viene es fiel a sus convicciones.

_H3A5719
Foto: Léo Tornev
Txell-Miras_077 Txell-Miras_063

 

Josep Abril

 

Josep-Abril_077

A veinte minutos para que empezara el desfile de Josep Abril los espectadores especulábamos acerca de qué esperar de su colección. Los avances del catalán han estado bajo llave: ninguna explicación en notas de prensa, ninguna pista, ningún detalle. Entre ensayos y retoques de última hora lo hemos encontrado en el backstage. “Nos tienes en blanco”. Entre sonrisas pícaras de quien se sabe culpable pero no piensa rectificar, se excusa: “Hay colecciones que están muy bien definidas, no es el caso, ésta se va creando en el working. La he llamado “Behind”, no sé si es un título correcto.” Pide la participación intelectual del público para completar la colección: “Delante hay lo que vemos, lo evidente. Detrás, dentro, el sentimiento, la piel”.

Foto: Léo Tornev
Foto: Léo Tornev

Azul oscuro casi negro: una colección monocromática. “Ya ves cuánta alegría de color”, ironiza al enseñarnos toda su colección. Al preguntarle por la pieza estrella nos enseña un mono que se confunde con un conjunto de camisa y pantalón, combinado con una americana del mismo color y tejido. La confusión es sistémica. “Es una colección basada en piezas que no son lo que parecen; igual parece un traje y es un mono. Siempre lo he hecho –aunque ahora se haya puesto de moda”, bromea.

Josep-Abril_100

“Parece que el cuerpo flote dentro de las prendas”. Lo comprobamos en el desfile: vemos una clara apuesta por tejidos sueltos y por prendas ponibles que esconden un gran esfuerzo creativo: “Me lo he currado mucho”, nos dice el diseñador catalán. Josep Abril ha contado con un casting de lujo –obligación citar la elegancia francesa de Clement Chabernaud– al que ha agradecido lo bien que hacía lucir sus prendas. Un aplauso unísono le ha dado a Josep Abril su merecido premio.

_H3A5842
Foto: Léo Tornev

 

Miriam Ponsa

 

Miriam-Ponsa_086

El último turno es para Miriam Ponsa, quien nos recibe relajada y con paciencia en el backstage para hablarnos de la exquisita colección que propone para la 080, “La collita de l’arròs” (La recolecta del arroz). Dice haberse inspirado en la centralidad de este alimento en Asia, que funciona como vínculo entre la población oriental y que determina el contorno del paisaje. Repasamos juntas su sketchbook, el alma de la colección, según la propia Miriam Ponsa. Encontramos pruebas en tejido, retales de diferentes tejidos que combinan las texturas y los colores que mejor reflejan el imaginario oriental: tierra, naturaleza, reflejos. “Para esta colección pensé que el color era muy importante: es una de las primeras cosas con las que empecé a trabajar. La cuestión del barro es muy importante en relación con el color marrón.” El cromatismo se ha basado en ocres, beiges y marrones.

_H3A6541
Foto: Léo Tornev

Tejidos naturales como el algodón o la seda permiten reflejar a través de la suavidad la acuosidad y la liquidez del agua en movimiento que recorre los campos. “Es muy importante la festividad japonesa del arroz, para ellos es muy importante el ritual. Es una ofrenda para tener una mejor cosecha, un mejor futuro que es lo que nosotros hemos querido representar. Creo que mi colección tiene carácter de ritual, de ofrenda pero también un homenaje a la mujer trabajadora”.

_H3A6429
Foto: Léo Tornev

Miriam Ponsa ha trabajado con el telar manual, inspirándose en la fabricación artesanal. “Empezamos con el telar manual, a investigar con cuerdas, con cintas elásticas”. Algunas de las prendas que vimos están hechas con esta técnica ancestral. Muchas de sus prendas son un espejo del impacto que tiene la cosecha en el terreno. “Ha sido un verdadero ejercicio artístico”.

Miriam-Ponsa_051

¿Veremos líneas de inspiración oriental? Alguna. Son prácticamente todas oversize. La inspiración oriental está representada en complementos más que en otra cosa.

¿Te hace ilusión compartir jornada con tus compañeros Josep Abril y Txell Miras? Muchísima. De hecho, desde hace un par de ediciones pedimos a la organización desfilar el mismo día porque creo que compartimos parte de la filosofía, se entienden mucho en conjunto. Creíamos que era muy importante sobre todo ahora que tenemos tienda propia”.

Compenetración que se refleja hasta en su propio look, entre sonrisas cuenta que con Txell Miras han coincidido con los mismos zapatos, de Pep Monjo, diseñador menorquín que también ha colaborado con Josep Abril calzando a sus modelos.

_H3A6023
Foto: Léo Tornev

Todo esfuerzo tiene su recompensa. La diseñadora catalana ha presentado una exquisita colección que refleja esfuerzo, profesionalidad y pasión por su trabajo. Fue el broche de oro para una tarde épica para la moda barcelonesa que cerró la firma Sita Murt.