Cinco motivos por los que echaremos de menos a Colette

by Laura Cadenas,

1

La icónica concept store fundada por Colette Roussaux en 1997 y actualmente bajo la dirección de su hija Sarah Andelman decide cerrar sus puertas tras veinte años creando tendencias, dando oportunidad a nuevos diseñadores y haciendo soñar a todo aquel que se paseaba por sus tres plantas. Templo de moda, arte y cultura deja un irremplazable vacío en el 213 de la parisina rue Saint-Honoré. Y es que sin Colette ir de compras por París ya no será lo mismo, nos bastan 5 razones para demostrártelo.

1. Mucho más que una tienda

“Es la única tienda donde voy porque tiene cosas que nadie más tiene”, confesaba el mismísimo Karl Lagerfeld. Zapatillas de edición limitada, divertidos artículos de papelería, revistas especializadas, chucherías, prendas de las firmas más exclusivas… En Colette los variados y cuidadosamente seleccionados productos (en torno a 20.000) conviven bajo el lema: “estilo, diseño, arte, comida.” Más allá de la oferta tangible, su gran aliciente es dotar al visitante de experiencias. Puedes subir al ático y disfrutar de una exposición, bajar al bar a degustar aguas de diferentes partes del mundo, asistir a un taller de perfumería o que Grace Coddington te firme su libro; por escoger ejemplos.

Uno de los escaparates temáticos de la tienda
Uno de los escaparates temáticos de la tienda
Exposición “Snapshots” de Mark Romanek
Exposición “Snapshots” de Mark Romanek

2. Fabricante de tendencias

El innato sentido de sus fundadoras para detectar éxitos temporada tras temporada ha sido clave en la consolidación de la tienda. Desde una chocolatina hasta el abrigo de una gran firma, todo pasa por su filtro y tiene que tener ese “algo” especial que merezca el sello Colette. Y aquí el kit de la cuestión: Colette no sigue las tendencias, las crea. “La tienda no está pendiente de la moda, sino que la moldea. Un artículo seleccionado por Colette atraerá necesariamente la atención de otros compradores de moda”, destacaba el sociólogo Guillaume Erner en el libro Víctimas de la moda. “Colette siempre logró tener lo que querías antes de que supieras que existía. ¿Qué demonios hare ahora?”, decía a propósito del cierre Tim Banks, redactor jefe de The Business Of Fashion.

Colección de Gucci
Colección de Gucci

3. Descubridora de nuevos talentos

Al amor por la creación y el diseño, Roussaux y Andelman añaden su empeño de apostar por diseñadores emergentes que en la tienda comparten espacio con firmas consagradas de la talla de Gucci  o Saint Laurent. Y como venimos diciendo, si Colette te escoge un futuro prometedor te espera. Off-White, Rodarte, Proenza Schouler, Mary Katrantzou, Christopher Kane o Sacai deben parte de su éxito a la confianza que en su día Colette depositó en ellos. “Estoy eternamente agradecida y es un honor haber tenido su apoyo desde mi primera colección. Visité por primera vez Colette cuando aún estaba estudiando y siempre me pregunte si podría cumplir el sueño de vender aquí”, confesaba la diseñadora Mary Katrantzou.

Chitose Abe, fundadora de Sacai
Chitose Abe, fundadora de Sacai

4. Colaboraciones exclusivas

Otro de sus grandes atractivos son los acuerdos con importantes firmas para crear colecciones exclusivas. Cada vez que hay una colaboración ésta viene acompañada de un evento especial, con decoración del escaparate y del interior de la tienda incluido.  Otro aliciente más para atraer a los devotos de firmas como Hermès, Louis Vuitton o Coach. Este año la empresa ha contado con las recientes colaboraciones de Esteban Cortazar, Balenciaga y H&M Studio, esta última anunciada en julio, lo que ha hecho un poco más sorprendente la despedida.

Balenciaga x Colette
Balenciaga x Colette
Estebaban Cortazar x Colette
Estebaban Cortazar x Colette

5.Todo el mundo es bienvenido

A pesar de que muchos artículos ostentan precios imposibles, los alicientes de la tienda empujan a entrar sin reparo y el trato de los dependientes invita a quedarse un buen rato. Comprar un bolso de más de mil euros,  una chocolatina o dar un paseo con intención de curiosear. Sea cual sea tu propósito para entrar en Colette, a diferencia de lo que puede ocurrir en otras tiendas de carácter exclusivo, aquí todo el mundo es bien recibido. Sí, también en eso de acercar el lujo al consumidor Colette ha sido pionera.

 

Temas que te pueden interesar: , , ,