Marymood

by Miriam Mora,

María Albertí tiene un vínculo muy estrecho con la moda desde su infancia. Sus abuelos tenían un taller de costura en el barrio madrileño de Salamanca en el que la artista exploró su lado más creativo entre telas y diseños de marcas internacionales como Missoni (sus abuelos fueron los primeros en importarla a España). Sus emociones y su imaginario creativo fueron creciendo al igual que lo hizo ella y acabó desembocando en Marymood, una marca de consumo responsable y alejada de el ritmo frenético de las temporadas. Sus camisas están fabricadas con Giza 87, el mejor algodón del mundo, que estampan de forma ecológica en Alicante. Hechas con mucho mimo y originales, así son las prendas de Marymood.

camisa bugs

Nombre de la marca y significado.

Viene de mi nombre, María y de mis estados de ánimo, cambiantes, como los de la mayoría. Es un nombre que me da buen rollo.

Ya que partía de cero me apetecía crear algo muy mío, personal, a mi medida, donde me pudiera expresar libremente.


¿Quién hay detrás de la marca? ¿Cuál es tu formación?

He empezado en esto sola, como ya te he dicho, es un enfoque muy personal. En el ambiente familiar he mamado la moda y el diseño desde muy pequeña pero me decanté por la publicidad. He sido durante años redactora creativa en agencias como McCann Erickson, Tiempo BBDO…, también he trabajado como freelance. Como ves, el cambio ha sido algo radical pero liberador. Desde luego no me he puesto límites.


¿Qué filosofía hay detrás de la firma?

Marymood es una marca lúdica y pop. Además, como otras marcas hoy en día, pocas pero las hay, Marymood aboga por un cambio de paradigma en la moda, volver a respetar la cadena de producción, sus tiempos, el valor del trabajo. También creo que hay que concienciar al consumidor y romper este furioso fast fashion para volver ha rencontrarnos con la calidad y los valores éticos que toda industria debería respetar. Nos toca a todos consumir de una manera responsable, comprar menos y mejor, buscar la calidad, lo duradero, peguntarnos quién ha hecho y cómo la ropa que compramos.

¿Cómo es el proceso de creación?

El proceso de creación pivota alrededor de la palabra libertad: libertad para hacer lo que me apetezca sea o no sea comercial, lo que tendrá, sin duda, es mucha verdad y pasión y eso se percibe. Tiene que ser muy Marymood.

Al contrario de lo que hacía en mi trabajo anterior, o hacen muchos diseñadores, yo no busco un concepto por temporada. No me hace falta porque Marymood ya tiene un concepto muy claro detrás. Crear para Marymood es jugar y ser libre.


¿A quién se dirige la firma?

Abarca a un público muy amplio de mujeres jóvenes y no tan jóvenes, pero en cualquier caso jóvenes de espíritu que tienen ganas de divertirse vistiendo y encontrar algo muy exclusivo y de calidad.

marymood


¿Dónde se producen vuestras prendas?

La tela se produce en Italia (Albini Group), se estampa en Alicante y se cose en Barcelona.

¿Qué materiales utilizas?

El algodón es egipcio Giza 87 de la marca Albini. Se trata de uno de los mejores algodones del mundo, sus fibras tienen una largura y resistencia inusuales y aportan una suavidad y brillo alucinantes. Albini es el mayor fabricante de Europa de telas de algodón para camisas de alta gama, además, tiene sus propios campos en Egipto por lo que controlan toda la cadena de producción para garantizar un proceso trasparente. Me fascina saber el recorrido exacto de mi algodón, desde el principio hasta el final, no es frecuente. El control es absoluto.


¿Dónde se pueden comprar actualmente?

El modelo de negocio está enfocado a la venta online aunque también vendo en tiendas (pocas) del territorio español muy seleccionadas por un tema de posicionamiento.


Tu  mayor fuente de inspiración.

Todo lo que respire autenticidad. Estoy muy influenciada por los 70 y 80 y por los fenómenos contraculturales juveniles que originaron un cambio musical y estético y que puso los pelos de punta a sus mayores, como el punk o el glamrock. La música de Bowie, Morriesey, Arctic Monkeys, … La Bauhaus, Mucha, Charles Rennie Mackintoch, Ettore Sottsass… La fotografía de Horst P. Horst, Cecile Beaton, Guy Bourdin, Lillian Bassman…Cualquier libro de Charles Dickens, Thomas Mann… Muchas cosas.

marymood


Diseñador favorito.

De ahora, Alessandro Michele (Gucci) y de siempre, Yves Saint Laurent. La casa Missoni me fascina desde niña.


¿Cómo es tu última colección?

Muy pop y desenfadada.

De ella, ¿cuál es tu pieza preferida y por qué?

No sabría decirte, cambio mucho de opinión, convivo cada día con los mismos prints y pierdo la objetividad y el criterio varias veces durante la fase de creación. Quizás la camisa con estampado de zanahorias y peras, pero porque tengo que elegir una…


Un consejo de estilo.

Pues… En cuestión de estilo creo más en la actitud que en lo que se lleva puesto. Escuchar música y leer mucho también te da una mirada diferente.


¿Un secreto?

Que seguirá siendo secreto.

Lo mejor de tu trabajo…

Ser mi propia jefa y tener el control de mis decisiones.

marymood


¿Y lo peor?

El criterio único. Al estar sola no puedo contrastar demasiado las ideas que me van surgiendo.


Una ciudad que inspire.

Berlín.


¿Qué te hace reír?

Stan Laurel y Oliver Hardy (El Gordo y el Flaco), los veo en Youtube. Los adoro desde pequeña, me río a carcajadas con ellos.


Recuerdo favorito.

Cualquiera de las 1.000 veces que le he leído a mi hijo el cuento de Peter Pan.


Tu último descubrimiento.

Que las contradicciones son buenas, la mostaza con miel, la pintora Vanessa Prager (hermana de Alex Prager, fotógrafa y directora de cine a la que admiro desde hace ya tiempo) y la música de Hamilton Leithauser+Rostam.


Antídoto para el estrés.

Yo intento no darle espacio al estrés, entretenerme con cosas muy diferentes a lo que me provocan ese estrés como ir a ver una peli al cine, ir al gimnasio, leer…


¿Cómo os imagináis dentro de diez años?

Haciendo lo que sea pero creativamente libre y satisfecha.

marymood
marymood
Pañuelos de seda de Marymood.