Kiwi Pomelo: Bolsos que nacen de la arquitectura

by Míriam Calderé,

bolsos_kiwi_pomelo

La arquitectura nunca estuvo tan cerca de la moda, al menos para Kiwi Pomelo. Y es que la firma de bolsos capitaneada por Núria Hernández construye joyas de mano con metacrilato; sí, ese material usado en arquitectura para realizar maquetas. Una idea que llegó a la mente de esta estudiante de Arquitectura un día mientras realizaba una maqueta con ese material. ¿Por qué  escoger entre moda y arquitectura cuándo  podía unir ambas pasiones en una firma de “bolsos joya”, como ella misma los describe, realizados con este material?

Nos acercamos a su taller, que tiene instalado en su propia casa, y en el que nos cuenta cómo una jovencísima chica de tan sólo 22 años se lanzó- hace 4 años- a esta aventura que hoy toma el nombre de Kiwi Pomelo. “Todo empezó unas Navidades, las de 2012, cuando creé el primer bolso para regalárselo a mi madre. Gustó tanto que me animaron a crear más y, en septiembre de 2013, presenté mi primera colección”.

bolsos_kiwi_pomelo_01

Si algo tiene en común todos los diseños es el uso de un material atípico en moda, el metacrilato. Usado en muebles y arquitectura, Núria trabajó con él mientras estudiaba y le fascinaron sus propiedades. “Me encantó como quedaba el corte de éste material, además de su textura y de las infinitas posibilidades que posee. Desde la gama de colores, introducir purpurina o grabar estampados”, nos comenta la diseñadora barcelonesa.

“Al ser un material con tanto reflejo parece casi un espejo, y eso es lo que hace que cada vez que te lo pongas sea diferente, pues el reflejo del entorno cambia. Son instantes”. Con esta visión tan poética, Núria ha creado una historia en cada una de sus piezas. Le pedimos que nos cuente una y nos habla de Circus, inspirado precisamente en este mundo mágico de los artistas de circo. “Para la creación de los bolsos Circus mi referente fue “Big Fish”, de Tim Burton, y la historia que lleva al personaje a conocer el entorno que lo rodea y la diversidad de personas como malabaristas, arlequines, mimos y trapecistas. Quería reflejar esa fantasía en bolsos”.

bolsos_kiwi_pomelo_03

Piezas divertidas y con encanto que aportan carácter a cualquier look. No es de extrañar que entre sus clientas estén Pastora Vega, Elsa Anka, Macarena García, Leticia Dolera, Cristina Cubero o Ángels Barceló. Mujeres tan diferentes como sus diseños. Le preguntamos a Núria qué tienen en común todas sus clientas: “Son mujeres que tienen un gran sentido del humor y quieren dar un toque divertido a su look con nuestros bolsos”.

Lanzarse a  emprender en moda no es fácil en un entorno tan saturado y de difícil acceso. “Hay que tener ganas, esfuerzo y, sobretodo, disfrutar con lo que haces. Yo me he encontrado con que la gente tiene ganas de ver cosas nuevas. La pasada presentación de la colección, por ejemplo, se organizó en una galería de Arte- Galería Senda de Barcelona- en la que los bolsos se expusieron junto a piezas de arte, e incluso con fulares de otra diseñadora. Entre nosotros hay compañerismo y la unión hace siempre la fuerza”.

bolsos_kiwi_pomelo_03

Kiwi Pomelo no cuenta con tienda propia sino que vende a través de su shop Online y en tiendas multimarca de Barcelona como Luxury&co, Croce Luxury Design o Jepa, en  Madrid. Aunque su reto futuro pasa por abrir puntos de venta propios, Núria no tiene prisa y prefiere ir haciendo pasos poco a poco. “Quiero disfrutar con lo que hago y seguir participando en el proceso de cada bolso, que fabrico yo misma, creando un producto 100% artesanal”. Instalada actualmente en Londres, para realizar un Doctorado, también se plantea probar en la capital inglesa.

Algo que, seguro, le preguntarán en Londres es por ese nombre tan peculiar “Kiwi Pomelo” que nace de la unión de dos frutas. “El nombre surgió cuando Gwyneth Paltrow puso Apple a su hija y, en una conversación entre amigos, yo comenté que si tuviera un hijo le llamaría “Kiwi Pomelo”. Así que cuando me lancé a esta aventura no lo dudé. Para mí es como un bebé, pues he visto su evolución desde la idea en mi cabeza a la última exposición”.

Núria ha puesto la arquitectura al servicio de la moda, como ya hicieron antes Oscar Niemeyer con Converse y la marca de joyería H. Stern o Zaha Hadid con Lacoste y Louis Vuitton. Lo que prueba que los caminos de la moda son infinitos, pos cuando se unen creatividad e inspiración.

bolsos_kiwi_pomelo_04 bolsos_kiwi_pomelo_06 bolsos_kiwi_pomelo_07