Brain&Beast: la maestría irreverente desde el backstage

by Isabel Serra,

DSC_7905

Para esta colección, Brain&Beast se desmarcaba del pesimismo de la anterior (quizá porque, en sus propias palabras “están vendiendo como churros”), para abrazar la nostalgia de tiempos pasados. Melancolía, ese era el concepto nuclear del desfile. Melancolía ante el recuerdo de su abuelo, de quien el propio Ángel Vilda se caracterizó; nostalgia traducida en siluetas que homenajeaban a Courrèges o Cardin y que hacían guiños al mismísimo Cristóbal Balenciaga.

Hay cosas que solo pueden pasar en los desfiles de Brain&Beast (y que recientemente pasan en los que firma Demna Gvasalia): una camiseta donde Real Madrid y Barça se fusionan, prendas con los (maxi)doblados y las costuras por fuera, bolsos de cartón, zapatos con lazo-mostacho de pelo… Porque hay cosas que se multiplican con la fuerza que les insufla su contrario. Hay cosas que son feas, pero en las que un ojo entrando puede ver la belleza, la vocación y la ilusión. Donde puede verse la moda por la moda. En enero el diseñador confesó sentirse un privilegiado. Ha vuelto a reiterarlo: lo es.

DSC_7910 DSC_7912 DSC_7913 DSC_7914 DSC_7915 DSC_7918 DSC_7919 DSC_7923 DSC_7925 DSC_7927 DSC_7929 DSC_7935 DSC_7936 DSC_7937 DSC_7957 DSC_7958 DSC_7960 DSC_7969 DSC_7971 DSC_7972 DSC_7975 DSC_7976 DSC_7977 DSC_7982 DSC_7983 DSC_7985 DSC_7987 DSC_7991 DSC_7995 DSC_8006 DSC_8010 DSC_8016 DSC_8019 DSC_8022 DSC_8029 DSC_8032 DSC_8036 DSC_8040 DSC_8045 DSC_8051 DSC_8057 DSC_8064 DSC_8068 DSC_8071 DSC_8075 DSC_8080 DSC_8082 DSC_8086 DSC_8092 DSC_8093 DSC_8096 DSC_8099 DSC_8104 DSC_8108 DSC_8109 DSC_8110 DSC_8112 DSC_8113 DSC_8116 DSC_8121 DSC_8130 DSC_8135 DSC_8138

Todas las fotografías son de Mel Seser.