Así son los nuevos ganadores del H&M Global Change Award

by Raquel Bueno,

H&M-1
© Global Change Award.

Buenas y emocionantes noticias: H&M ya tiene ganadores para la tercera edición  del Global Change Award de este año, el premio iniciado en 2015 por la fundación global sin ánimo de lucro H&M Foundation. Diseñado para impulsar el desarrollo de innovaciones tempranas que aceleren la transición de la industria de la moda hacia un modelo circular y proteger la salud del planeta y los que lo habitamos, este año ha contado con la impresionante cifra de 2.600 propuestas provenientes de hasta 151 países diferentes. Una muestra más de que las ideas y las ganas de cambiar el mundo de la moda, no faltan. Las aplicaciones provienen mayoritariamente de innovadores externos a la industria de la moda y son muy variadas: exploran desde la robótica hasta los nanomateriales, la biomimética, las cadenas de suministro conectadas, los materiales biológicos… ¿Os imagináis vistiendo un abrigo fabricado con restos de cultivos? ¿Y una camiseta hecha a partir de raíces de hongos que se descompone en la tierra cuando pierde utilidad? Pues bien, parece que pronto será posible.

Karl-Johan Persson: Todas las industrias necesitan volver a pensar, innovar y desafiar el status quo. Las innovaciones creativas son clave para hacer este cambio.

¿El objetivo de la iniciativa? Lo apuntaba Karl-Johan Persson, CEO de la compañía: optimizar la forma en la que gestionamos y consumimos los recursos para garantizar la calidad de vida de las generaciones presentes y futuras. “Todas las industrias necesitan volver a pensar, innovar y desafiar el status quo. Las innovaciones creativas son clave para hacer este cambio”. Los nombres de los cinco proyectos ganadores ya han salido a la luz, tras ser escogidos por un panel internacional de expertos en moda, sostenibilidad, circularidad e innovación. Aún así, los equipos detrás de las innovaciones y los resultados de la votación se harán públicos en Suecia el próximo 20 de marzo para mantener el foco de atención en los inventos, e involucrando al público para que vote en línea a una de las cinco innovaciones ganadoras entre las que repartir la impresionante dotación de un millón de euros. La innovación que reciba más votos del público obtendrá una subvención de 300.000 €, la segunda clasificada 250.000 € y el resto de los cinco ganadores 150.000 € cada uno. Aspiran a reinventar la industria de la moda, cuyo camino deberá pasar inevitablemente por la sostenibilidad y el consumo responsable, favoreciendo una economía baja en carbono. Son los siguientes:

Crop-A-Porter

Esta iniciativa se basa en la producción de bio-textiles sostenibles mediante el uso de las sobras de las cosechas de cultivos de alimentos como el lino oleaginoso, el cáñamo, la caña de azúcar, el plátano o la piña. De esta forma se reduce el impacto medioambiental de los desperdicios generados por las cosechas alimentarias, que normalmente se queman o se dejan pudrir liberando dióxido de carbono y gas metano a la atmósfera. Crop-A-Porter aprovecha estos residuos y los convierte en un recurso valioso, generando un ingreso adicional para los agricultores y transformándolos en biofibra útil mediante una tecnología de circuito cerrado de bajo coste. Un nuevo material sostenible listo para caer en las manos de todos aquellos diseñadores que quieran contribuir a hacer un mundo mejor.

GCA winner 2018 - Crop A Porter
© Global Change Award.

Algae Apparel

Este proyecto convierte las algas en microfibra y en un tinte ecológico que es beneficioso para la piel. Prendas que no son solo bonitas, sino que también evitan los problemas medioambientales de la producción convencional de telas como el algodón, que requiere grandes cantidades de agua. Las algas, de hecho, son un organismo acuático renovable y degradable, y pueden convertirse en un tinte de bio-fibra sin efectos secundarios para el ecosistema. Pero, además, tienen un plus: la tela hecha con este material libera antioxidantes, vitaminas y otros nutrientes para la piel. ¿Alguien da más?

GCA winner 2018 - Algae Apparel
© Global Change Award.

Smart Stitch

Se trata, ni más ni menos, de un hilo soluble que hace que los arreglos y el reciclaje sean muy sencillos. O lo que es lo mismo: coser y cantar (literalmente). ¿Su razón de ser? Las cremalleras y los botones complican el reciclaje de la ropa, ya que su eliminación requiere asistencia manual y, en consecuencia, un proceso más lento y más caro. Smart Stitch resuelve el problema con un hilo que se disuelve con las altas temperaturas, permitiendo a su vez que las prendas de vestir se desmonten fácilmente y se reutilicen sus telas, reduciendo la necesidad de volver a producir este tipo de materiales. Una nueva vida para la moda.

GCA winner 2018 - Smart Stitch
© Global Change Award.

The Regenerator

Se propone recircular la moda, o devolver las prendas a la circulación, de la mano de nuevas fibras textiles y separando el algodón de las mezclas de poliéster. Reciclar la tela es complicado, y por eso The Regenerator utiliza una tecnología circular que se sirve de un químico ecofriendly para separar y regenerar suavemente las mezclas de algodón y poliéster en fibras textiles nuevas y completamente utilizables. Como por arte de magia.

GCA winner 2018 - The Regenerator
© Global Change Award.

Fungi Fashion

Es justo lo que su nombre indica: ropa hecha a medida fabricada a partir de las  raíces de hongos biodegradables. ¿Su recurso? El micelio, o las raíces de los hongos, que en combinación con la tecnología 3D da vida a una nueva manera de producir ropa a medida con una fibra natural que no requiere cortes ni costuras. Una vez explotado al máximo el uso de la prenda, se entierra en el suelo y ésta se descompone de forma natural. ¿Fantasía o realidad?

GCA winner 2018 - Fungi Fashion
© Global Change Award.