Así son las 5 startups de moda sostenible que debes conocer

by Anna Pardo Fernández,

Linen Collection. © Sleeper.

Las startups son aquel sistema de negocio gracias al que los talentos emergentes han encontrado un lugar en el que hacer sus sueños realidad. De la mano de métodos como el crowdfunding o el fundraising, las ideas que esconden grandes proyectos detrás tienen la oportunidad de ver la luz. La moda, además, es uno de los sectores donde la inversión está a la orden del día, y este tipo de acciones aceleran los procesos creativos. Por suerte, el creciente interés de la industria por el desarrollo de alternativas sostenibles a los métodos de producción y consumo actuales ha conducido a numerosos nombres nuevos a apostar por la creación de startups que abogan por la ética y el respeto a nuestro entorno. ¿Quieres mantenerte al corriente de los proyectos más sorprendentes? Ahí van cinco startups de moda sostenible que debes conocer.

Sleeper

SLEEPER

Parte de la colección S/S 2018 de Sleeper, Sleeper Linen. © Sleeper.

Kate Zubarieva y Asya Varetsa: Sleeper apoya la fabricación artesanal y la conciencia ética. Todas las piezas están hechas a mano por artesanos a partir de fibras naturales ecológicas como, por ejemplo, lino, seda y algodón en una composición del 100%.

Sleeper es la startup de moda que presenta, como sus creadoras definen, la ropa de dormir ambulante. Este concepto parte de la idea de convertir la ropa de cama en atuendos que puedan formar parte de nuestro día a día. Fundada en la ciudad de Kiev en 2014 por Kate Zubarieva y Asya Varetsa fue, inicialmente, autofinanciada con un capital inicial de tan sólo 2,000 dólares. La compañía, además, tiene especialmente en cuenta la situación de los trabajadores que fabrican sus prendas; asegurando condiciones laborales justas, salarios competitivos, un empleo formal y lugares de trabajo seguros. Asimismo, todas las piezas se realizan bajo pedido, rechazando la producción excesiva e innecesaria. Zubarieva y Varetsa subrayan en Forbes: “Sleeper apoya la fabricación artesanal y la conciencia ética. Todas las piezas están hechas a mano por artesanos a partir de fibras naturales ecológicas como, por ejemplo, lino, seda y algodón en una composición del 100%. Las costureras cuentan con 30 años de experiencia profesional y necesitan entre 8 a 12 horas para generar una prenda”.

The Bendy

© The Bendy.

The Bendy presenta unas zapatillas de estética vanguardista que muestran interés por la salud del planeta. En palabras de sus propios fundadores: “Un calzado moderno y ético”. La producción de The Bendy se realiza de forma completamente artesanal en California y cuenta con una huella baja en carbono. Los materiales empleados en cada una de sus piezas están, además, cuidadosamente seleccionados: cuero suave para el exterior y una goma especial para la suela, ofreciendo un movimiento y dinamismo insólito acompañado de un diseño minimalista. Una delicia para la salud de tus pies y para el medio ambiente.

Girlfriend Collective

Girlfriend collective

The Bodysuit Collection. © Girlfriend Collective.

Quang Dinh: Sabía que el nylon era la mejor fibra para un producto como este y busqué la versión reciclada, aunque crear un tejido de nylon reciclado fue un desafío y pasamos un año y medio perfeccionándolo.

Esta startup con sede en Seattle esconde una filosofía de altura detrás. Las telas, sin ir más lejos, son ecológicas: cada par de leggings, por ejemplo, está confeccionado a partir de 25 botellas de agua recicladas convertidas en polyester y nylon. Además, la producción, que tiene lugar en fábricas de Vietnam, cuenta con prácticas certificadas de comercio justo y de responsabilidad social. Aunque llegar hasta este punto no ha sido fácil y así lo argumenta Quang Dinh, cofundador de Girlfriend Collective, en Refinery29: “Sabía que el nylon era la mejor fibra para un producto como este y busqué la versión reciclada, aunque crear un tejido de nylon reciclado fue un desafío y pasamos un año y medio perfeccionándolo. Nos llevó tiempo encontrar qué fabricantes de tejidos se tomaban en serio la sostenibilidad del nylon reciclado”.

Livin’ the MAD Life

© Livin’ the MAD Life.

El dúo formado por Megan y Aroon Duncanson, madre e hija, apuesta por la moda vegana desde la ciudad de Miami. Livin’ the MAD Life aboga por una línea de bolsos enfocada en la producción completamente libre de crueldad y materiales animales realizada de la mano de materiales sintéticos y cuero respetuoso con el medio ambiente. Parte de los ingresos recaudados con cada una de sus piezas son donados a una serie de organizaciones benéficas que se alinea con la misión de la firma como los proyectos Talkin Monkeys Project y No More Tears, una organización no gubernamental dedicada a asistir y empoderar a las víctimas del tráfico de humanos y la violencia domestica. ¿Se puede pedir más?

Kloters

Kloters

© Kloters vía Facebook.

Federico Suria, Marco Lo Greco y Silvio Perucca: Todas nuestras prendas están diseñadas y fabricadas para durar, no por la calidad en sí misma, sino porque somos conscientes del impacto de producir, distribuir y desechar la ropa en el medio ambiente.

Kloters es una marca de moda fundada hace ya tres años por tres italianos con el objetivo de generar buenas sensaciones. Los tres pilares del proyecto son la comodidad, el estilo y la sostenibilidad. Este 2018 Kloters lanza RepAir, abriendo nuevas fronteras en moda y en sostenibilidad. La camiseta de algodón sin género que han diseñado limpia el aire de contaminación. Es capaz de hacerlo gracias a The Breath®, un material que captura olores desagradables y contaminantes que incluyen NOx –del grupo de gases muy reactivos, tales como el óxido nítrico (NO) y el dióxido de nitrógeno (NO2), que contienen nitrógeno y oxígeno en diversas proporciones– y otras bacterias. Sus fundadores Federico Suria, Marco Lo Greco y Silvio Perucca lo tienen claro y así lo confirman en Urdesignmag: “Todas nuestras prendas están diseñadas y fabricadas para durar, no por la calidad en sí misma, sino porque somos conscientes del impacto de producir, distribuir y desechar la ropa en el medio ambiente: el medio ambiente se beneficia de eso”.