Así es 113 Maison, la firma ganadora de la segunda edición del concurso 080 Barcelona Fashion y Rec.0

by itfashion,

BIG-113-MAISON-113JACKET

Chaqueta oversize de neopreno de 113 Maison. © Todas las imágenes por cortesía de 113 Maison.

Han sido decenas de diseñadores emergentes y firmas jóvenes las que se presentaron a la segunda edición del concurso impulsado por la pasarela 080 Barcelona y el festival de moda Rec.0 Experimental Stores, que se celebra cada año en el viejo barrio industrial de Rec (Igualda, Barcelona) y tiene como objetivo convertir las antiguas fábricas de la zona en pop up stores de moda. La ganadora absoluta de esta edición os la descubríamos ya hace un par de años, y parece que su encanto no ha hecho más que incrementarse con el tiempo: se llama 113 Maison, y es un proyecto conjunto de la pareja surgida de la fotógrafa Mariona Puig y la patronista Jorgina Carrera, una propuesta diferente y absolutamente artesanal que diseña, realiza patrones y cose cada una de sus piezas hasta el último detalle. Sus diseños resaltan el trabajo de autor, creando piezas únicas e irrepetibles confeccionadas con materiales como el algodón, el lino o la lana; tratados de manera experimental y aportando formas orgánicas y románticas. Además, la marca rechaza por completo el consumismo excesivo y la producción en masa, y persigue el objetivo de hacer prendas de ropa que sean únicas e inauditas a partes iguales. Por esa misma razón, todas son confeccionadas una por una y en cantidades limitadas, y todos los materiales provienen únicamente de proveedores europeos.

BIG-113-MAISON-JASPER

La pequeña firma nació en la encantadora localidad belga de Amberes. La pareja de creadoras se unió para hacer prendas atemporales, voluminosas, minimalistas y confeccionadas por ellas mismas. “Hacemos ropa que expresa individualidad y personalidad, pero no clase (social) ni ideología, ropa que no puede ser entendida por la tendencia, la temporada o el año”, afirmaban las diseñadoras durante una entrevista con la revista DRECK, “para nosotras la ropa debe ser ropa y eso significa que una pieza tiene que ser llevable y práctica (…) si la pieza no es lo suficientemente fuerte para sobrevivir a las calles no vamos a producirla”. Su estilo, en consecuencia, es una mezcla entre lo antiguo y lo romántico, una fusión que se transforma en siluetas relajadas y elegantes. ¿Y sus influencias? La música clásica y la fotografía analógica, visiblemente latentes en sus trabajos, pero la ropa en si por encima de todo lo demás: su símbolo máximo de autenticidad. Lo explicaban en la anteriormente mencionada entrevista: “Todavía trabajamos de una forma muy artesanal, siempre intentando preservar aquello a quien nadie parece importarle. Esta es también una de las razones por las que nos enamoramos”. Y nosotros, desde aquí, brindamos por ello: por el amor, la artesanía y la belleza; y por la moda que nace de la consciencia.

113-5 113-3 113-1 113-4 113-2