5 marcas cargadas de valores que necesitas poner en tu radar

by Elisa Dezvas,

© Fashion Revolution.

Salimos de compras y comienzan los dilemas: ¿estará esta prenda hecha bajo un contexto laboral con condiciones apropiadas? ¿Cumplirá con los criterios de sostenibilidad? ¿Será el diseño auténtico? ¿Artesanal? La industria de la moda tiene muchos problemas: la falta de ética en el proceso creativo y el de producción son dos de los mayores, como señala el Fórum de la Moda Ética.

A veces sólo reaccionamos ante el impacto. Más de 1.000 fallecidos en el colapso de la Plaza Rana en Bangladesh, 86.400 camiones cargados de ropa destruidos al día, decenas de casos de apropiación cultural en lo que va de año… En los últimos meses este tema de debate es recurrente. Afortunadamente, ya no lo dejamos pasar y eso quiere decir que hemos identificado el problema.

Reconocemos cuando una marca utiliza en su propio beneficio referencias que provienen de culturas ajenas sin nombrarlas ni hacerlas partícipes del proceso. Una forma de plagiar que ataca al patrimonio cultural inmaterial de comunidades con industrias textiles menos desarrolladas por el que vela la UNESCO. África, América del Sur y Asia son los continentes más atacados y afectados por su rico patrimonio artístico y artesanal. Y, por eso, decimos basta. ¿Por qué deberías conocer a las siguientes marcas? Sigue leyendo…

 

ABURY

 

ABURY

© ABURY vía Facebook.

ABURY es una plataforma, un proyecto, un código ético, una tienda… Andrea Bury, su fundadora, tras un viaje a Marruecos tomó consciencia y temió por la pérdida de técnicas artesanales como el bordado de los bolsos bereberes. Con el objetivo de enorgullecer las comunidades de su herencia artesanal y dotarlas de medios para el empoderamiento de la mujer, la educación infantil y el desarrollo global de la comunidad surge la expansión de la fundación.

La marca trabaja con artesanos de Ecuador, Etiopía, India, Costa de Marfil, Kenia, Marruecos, Perú, Rumanía y Tanzania. Desarrolla colecciones con un auténtico legado cultural, producidas íntegramente en los pueblos de origen y con los que llega a un acuerdo económico. Nada de limosnas. Su labor va más allá, acercar y educar a jóvenes diseñadores en el oficio artesano. Desde 2015 organiza un concurso anual para diseñadores emergentes. El premio les permite viajar para conocer la artesanía tradicional de un país y desarrollar conjuntamente una colección cápsula de accesorios. La tienda insignia está en Berlín pero de forma online podemos agenciarnos accesorios desde 30 euros. Nada mal…

 

Bihor Couture

 

© Bihor Couture.

Cansadas de ser el nutriente creativo de grandes marcas, ver el éxito que tienen sus creaciones y no recibir nada a cambio, un equipo de cuatro diseñadoras rumanas apoyadas por la revista rumana Beau Monde fundan Bihor Couture. Si en lugar de la copia de Dior por 30.000 euros prefieres adquirir el chaleco auténtico por un precio más que justo –60 veces inferior– pasa por su web. Hay camisas, tejidos para el hogar… cautivadores.

 

Indego Africa

 

INDEGO

© Indego Africa vía Facebook.

Indego Africa produce en Ghana y Ruanda los diseños concebidos en Nueva York. Las trabajadoras utilizan fibras naturales y materias obtenidas de plantaciones locales. Hierba dulce, paja de bolga u hoja de plátano son teñidas a mano con pigmentos procedentes de plantas y flores. Las artesanas reciben el 100% de los beneficios. La transparencia es clave para la firma, que publica informes anuales con los datos de ventas, del impacto del empleo, la inclusión y la educación en materia de negocios llevada a cabo en África. En su selección de artículos podemos encontrar piezas tradicionales africanas como máscaras, pequeño mobiliario tallado en cedro, tweneboa, caoba, teca y papaya, piezas de cerámica, complementos tejidos, ropa de bebé, algunas prendas de lana de merino… que puedes adquirir desde el módico precio de 10 euros.

 

 Umòja Shoes

 

 © Umòja Shoes.

Umòja Shoes es una marca de zapatillas artesanales que no has visto antes. Ya te habías sentido atraído por los estampados africanos pero no sabías como integrarlos, hasta hoyLancine y Dieuveil, las almas detrás de este proyecto, mezclan tejidos tradicionales africanos con el diseño de las zapatillas deportivas. Un paseo por Senegal, Mali, Uganda, Burkina Faso y Costa de Marfil. Tejidos originales con fibras y tintes naturales elaborados por artesanos locales se adaptan a un calzado contemporáneo en auge. Si quieres unas, de momento tendrás que conformarte con un pre-compra, aunque en breve lanzarán su tienda online.

 

Mola Sasa

 

Mola Sasa
Mola Sasa vía Instagram. © Josefina Santos.

Mola Sasa nos ofrece un viaje por los colores y la geometría de las tribus indígenas colombianas con sus complementos. Surgen de la alianza con más de 80 familias artesanas y su creadora, Yasmin Sabet. Las telas de Kuna dibujan desde diseños abstractos a historias, animales o escenas cotidianas. La técnica Chimichagua o la Caña Flecha y las fibras de fique o maguey se ensamblan para producir lujosos pendientes, bolsos, cinturones y calzado. Comprar menos, elegir bien y hacerlo durar son retos que debemos proponernos. Ya que dentro de poco muchos estaremos pensando en los regalos navideños, os invito a que salgáis de los circuitos habituales y os sorprendáis con estas marcas cargadas de valores.