Yolanda Domínguez, la artista vigilante de la moda

by Patricia Lostado,

Yolanda Domínguez, la artista vigilante de la moda | itfashion.com

Blogueras atrapadas debajo de escombros, señoras que reproducen las poses de las modelos en las campañas publicitarias o bocadillos luminosos para categorizar a las mujeres como lo hacen algunas revistas. Con sus intervenciones artísticas, Yolanda Domínguez denuncia la banalización de la mujer en las campañas publicitarias de moda, critica el uso del cuerpo femenino como soporte inerte de sus prendas, cuestiona los valores que recibimos a través de los medios y hace ver las precarias condiciones de trabajo que fomenta este sector en los países de producción.

¿Es lícito contar con un fotógrafo acusado por abusos sexuales para una imagen publicitaria?, ¿hay algo perverso en las últimas campañas de moda Otoño-  Invierno 2014- 2015?, ¿por qué dos hombres tiran a la basura a Cara Delevigne?, ¿es bello mostrar a la mujer desparramada por el suelo? Hablamos con Yolanda Domínguez sobre las campañas más recientes de Marc Jacobs, Valentino, Pepe Jeans, Bottega Veneta, Balmain o Kurt Geiger para descubrir el otro lado de las imágenes aparentemente estéticas, bellas y exuberantes de los anuncios de moda.

Valentino Accessories Otoño/Invierno 2014

Terry Richardson ha sido denunciado por acoso de forma repetida pero sigue siendo el fotógrafo cool por excelencia. ¿Por qué crees que una casa de tanto prestigio como Valentino, y tan alejada de la polémica, vuelve a contar con él para una de sus últimas campañas de accesorios?

Es toda una declaración de intenciones por parte de Valentino, ya que no solo respalda a Terry Richardson sino que también le incorpora automáticamente en todas sus actuaciones a su imagen de marca. Algunas firmas, con el afán de llegar a nuevos  públicos, renovar su imagen o simplemente que se hable de ellas, recurren a este tipo de campañas polémicas que les aportan visibilidad. Muchas  de las fotos de complementos femeninos me recuerdan a la típica pose del dedo en la boca de la modelo de Terry Richardson, un símbolo fálico de clara connotación sexual y que pasa a reproducirse introduciéndolo en la hebilla del bolso o de los zapatos.

Las marcas deberían tener más cuidado con este tipo de estrategias porque el nuevo consumidor es más sensible a ellas y empieza a ser consciente de que su decisión de compra no es solo una transacción económica sino que también implica un posicionamiento ético e ideológico. Desde luego, si yo fuera clienta de Valentino,  jamás compraría un producto asociado a valores como la violación, el acoso y los abusos físicos hacia las mujeres.

Bottega Veneta Otoño/Invierno 2014
Bottega Veneta Otoño/Invierno 2014

Las campañas de Bottega Veneta y Marc Jacobs parecen seguir representando a las mujeres como objetos de plástico, maniquíes, deshumanizadas, pálidas y mortecinas. ¿Por qué se sigue perpetuando esta idea año tras año?

Eso mismo me pregunto yo, porque para que estas fotos se publiquen pasan por muchas manos y no puedo entender que nadie vea algo sórdido en ellas. Una vez más objetificamos a la mujer como un puro maniquí sin formas y sin vida (y por ende, sin sentimientos). La única función de los objetos es estar, aparecer o ser accionados por otras personas pero no son activos ni protagonistas de nada. Estas me preocupan especialmente por el carácter mortecino de la piel y la expresión; hay una violencia implícita y una normalización de la muerte. En mi opinión, la  fotografía de moda actualmente está vacía de valores y falta de creatividad.

Pepe Jeans Otoño/Invierno 2014
Pepe Jeans Otoño/Invierno 2014

En una de las imágenes de la nueva campaña de Pepe Jeans dos hombres tiran a la basura a Cara Delevigne. ¿Qué te parece esta imagen de la nueva campaña de Pepe Jeans?

La serie propone a dos chicos que llevan en volandas a una chica y juegan con ella. En la mayoría ella aparece tumbada (dócil), con las piernas abiertas y hay referencias sexuales explícitas (como el chico colocando el mango de ducha entre sus piernas). La imagen que indicas, en concreto, me resulta la más perversa: uno la sujeta y vigila con la mirada que no venga nadie mientras el otro la agarra de las piernas y dirige su mirada al pubis, pero ella sonríe y parece estar encantada con la situación. La sonrisa es una expresión que busca la aceptación social, cuando sonríes indicas que todo está bien y no hay resistencia.

Balmain Otoño/Invierno 2014
Balmain Otoño/Invierno 2014

En la campaña de Balmain las mujeres aparecen tiradas por el suelo, amontonadas. ¿Crees que, por repetición, estas imágenes se asumen como normales o establecidas, incluso estéticas?, ¿hay algo de bello en esto?

Esta es la postura más utilizada para presentar a la mujer en las editoriales de moda. En realidad proviene de los primeros cuadros pintados por hombres para hombres en los que desparramaban los cuerpos desnudos femeninos por el suelo, blandos y suaves que no ofrecen resistencia como por ejemplo, El nacimiento de Venus. En el caso de los grupos de mujeres, la referencia está en los harenes, grupos de cuerpos hacinados y disponibles para el hombre como recompensa como en Le Brenn et sa part de butin de Paul Jamin.

Le Brenn et sa part de butin (1893), Paul Jamin
Le Brenn et sa part de butin (1898), Paul Jamin

Cuerpos que se convierten en ganado, en rebaño, expresiones lánguidas y aburridas que miran desde abajo y esperan. Muy diferentes a las fotos en grupo de ellos con Hugo Boss vistiendo al equipo de futbol alemán derechos, fuertes, mirando desafiantes desde arriba. De nuevo estamos ante una representación del poder; ellas sumisas y ellos dominantes. El concepto de belleza y estética es muy relativo: se puede retratar una escena de profunda miseria provocando el deleite de algunas personas. Pero hay que tener cuidado con la belleza tramposa que nubla el verdadero mensaje de la imagen.

Kurt Geiger Otoño/Invierno 2014
Kurt Geiger Otoño/Invierno 2014

También me sorprende la postura de Karen Elson en la nueva campaña de Kurt Geiger, las manzanas y el color rojo.

En este caso, la mujer desparramada se combina con el estereotipo de femme fatale; la mujer mala que hace pecar al hombre a través de la sexualidad. Aquí, se oculta el sexo con la mano convirtiéndolo en algo que no se puede mostrar abiertamente (insisto de nuevo en la influencia de las imágenes pictóricas que a partir del románico ocultan el sexo de todas las mujeres y lo retratan sin detalles). Creo que la representación de la sexualidad femenina es un tema bastante conflictivo que hay que resolver. Por un lado en los medios la liberación femenina se plantea como la hipersexualización de la mujer (incluso de adolescentes y niñas) pero no como sujeto deseante sino como sujeto deseable, es decir, para el placer del otro. Y por otro lado, el deseo sexual femenino es visto como amenaza para el hombre que puede caer en su trampa.

¿En qué proyecto te encuentras trabajando?, ¿cuál va a ser tu próxima acción?

Actualmente estoy con la plataforma de participación colectiva Strike the Pose,  donde los usuarios pueden publicar fotos de moda que consideren denigrantes para la mujer y también versionar las poses para ridiculizarlas. A raíz del proyecto Poses empecé a recibir imágenes de gente anónima que parodiaba las posturas que encontraba en las revistas y le parecían absurdas, y pensé en crear esta web para darles visibilidad. También estoy preparando una nueva acción que se titula I’m not juts a body y que realizaré en una playa en el mes de agosto.

Temas que te pueden interesar: , , ,