LAMIJA: la nueva marca sueca con historia en los Balcanes

by Elizabeth Oria,

No fue hace mucho cuando por primera vez conocí el trabajo de Lamija Suljevic, en un backstage pequeño luego de haber presentado su colección con la que se graduó de Beckmans College of Design en el 2013. Un trabajo que brillaba por un minucioso diseño en los detalles y contar historias folklóricas de su herencia bosnia.

Casi dos años más tarde debuta, gracias al patrocinio de Peroni, en grande en la pasarela de Fashion Week otoño/invierno 2015 de Estocolmo y dónde (nuevamente) nos encontramos en el backstage minutos antes del show. No hay caos ni nada que la distraiga, Lamija tiene todo su mundo en blanco y negro en orden.
Te veo cansada. Cuéntame ¿cómo ha sido todo previo al show? Sí, estoy cansada. La verdad es que literalmente casi no he dormido. Hasta ayer he estado bordando y haciendo todas las aplicaciones de todas las prendas a mano. ¿Has cosido toda la colección sola? Completamente, afirma sonriendo. Bueno, sin contar los diseños de las telas de neopreno que han sido cortadas con láser. Cuando eres una nueva diseñadora no es raro que tengas que hacer todo sola, incluyendo comunicación y ventas.

Lamija Suljevic nace en Bosnia, llegando muy pequeña a Suecia. Historia que ha marcado su vida personal y de diseñadora, “todo la técnica de bordado que vez en mi colección la he aprendido en Bosnia de una artesana. Allí estuve seis meses para aprender la técnica y porque también extrañaba mi país, luego estando allá extrañaba Suecia.” Dilema e inspiración para su colección debut, prendas de lujo con el minimalismo sueco con la rica tradición del detalle de la ropa masculina de Bosnia.

Arriba de la pasarela (por favor apretar play en Spotify) con el Tango fúnebre de Goran Bregovic las modelos desfilan con “integridad y elegancia”, que no defrauda la previa descripción de Lamija Suljevic. Que subjetivamente nos retuerce el alma, con una añoranza transformada en prendas de lujo y que quien ha experimentado (o experimenta) dos culturas comprende exactamente la alegría y dolor de esta. La primera colección de la joven diseñadora suda haute couture sin sentir ninguna inferioridad de las grandes casas de moda.

Temas que te pueden interesar: , , , ,