La piedra lunar de John Philip Sage

by Gabriel Bravo,

La piedra lunar de John Philip Sage | itfashion.com

The sky is still blue
The clouds come and go
Yet something is different

David Lynch

Si Helena Blavatsky se hubiera encontrado a Sage en un sueño habría comprendido al instante el misterio de sus dibujos y los secretos que esconden. Este colaborador que genera imagen y gráfica como a él le gusta definirse nunca para de maquinar “la manera que tengo yo de dibujar es muy simbolista, me gusta descifrar y codificar los conceptos, jugar con símbolos en mis composiciones. Supongo que esta idea de codificación también esta presente… en el inconsciente”.  Allí quedan registrados como dibujos en el aire su Isis sin velo, como si de un rito teosófico se tratara.

Uno puede perderse en una historia aunque ésta solo transcurra en 27 años. Sage, que tiene el signo menos claro del zodiaco aunque esto como casi todo no quiere decir nada, nace en Mundaka donde su padre, un surfista de origen Australiano, se encontró con una ola bilbaína en los años 80′s. Su infancia es un dibujo en una tabla de surf, trazando líneas de espuma bien aprendidas, que luego utilizará para la economía de la subsistencia. Levantarse en algo que se mueve es una ciencia que necesita de la equivocación para aprender a ser pacientes y esperar.

Columpio de vida e ideas que le lleva a estudiar arquitectura  en Barcelona para tomar impulso y terminar estudiando diseño gráfico.  “En quinto de arquitectura me vine de Erasmus a Londres y entré en contacto con gente que estudiaba y trabajaba en diseño gráfico. Es cuando me empieza a interesar y empiezo a plantearme que quizá podría tener un perfil interdisciplinario… Hace algo más de un año acabé arquitectura y decidí mudarme a Londres para formarme en diseño gráfico en la London College of Communication. y aquí sigo… En total habré estudiado 10 años. 7 de arquitectura y 3 de gráfico”. El enigma de los números es un donut que te ayuda a despejar la ecuación de la experiencia, un enigma de azúcar de seres invisibles que asienta el transcurso de los días en placeres efímeros y nuevos descubrimientos.

Su primer contacto con la moda “empieza en mi etapa de estudiante en Barcelona siguiendo el trabajo de mi mejor amiga Ahida Agirre. seguí sus primeros pasos de cerca, pero entonces observaba la moda desde fuera, nunca me planteé que podría trabajar en ella hasta que conocí a Manu (CruzCastillo). Fue él quien me animó y confió en mí para que hiciera los estampados de su colección MG. Y así de repente de la noche a la mañana me vi haciendo estampados sin parar para Maria Escote, para The sprints community de Gloria Jover… y otras marcas pequeñas. Ahora mismo siguen saliendo cosas una tras otra, y cada vez mas potentes”.

Como Dale Cooper descubre la vida en los sueños y se deja llevar por la intuición. “No creo que esto sea a lo que me vaya a dedicar en un futuro. Ahora mismo trabajo en ello mientras estudio y la formula de estudiante-freelance me funciona muy bien, pero quién sabe donde iré después”. Su siguiente caso tampoco es algo que le preocupe porque la cascada de la creatividad vive en aguas tranquilas, y el rumbo solo puede ser marcado en su subconsciente. “No tengo un plan, sino que me dejo llevar por lo que va saliendo, por mi intuición.. no se bien hacia donde voy (en el buen sentido)”. Como Renoir en Le fleuve las historias de amor=vida son iguales en todas partes, y va del sueño a la realidad y de la realidad al sueño.Una logia ancestral sin escondite posible donde solo el arte puede mostrarnos a través del ojo que todo lo ve la verdad que llevamos dentro.

Los sueños y la realidad, una ambición con rostros parecidos, “A corto plazo: cada día estoy mas interesado en el diseño editorial y creo que se me da bastante bien. Quiero empezar a hacer cosas en el ámbito de la publicación, a ver si hay suerte. A largo plazo: En un futuro, me gustaría montar un estudio creativo interdisciplinario: arquitectura-gráfico-foto-moda”.

Mientras tanto como estudiante de cábalas digitales ha realizado una colección de pañuelos que a Hermès le hubieran ilusionado. “Esta serie de pañuelos son parte de mi summer project para la facultad. Forman parte de un proyecto mas extenso que acabará siendo una instalación de varios vídeos sobre el tema del ritual desde el punto de vista del Trastorno Obsesivo Compulsivo… Son la primera parte de este proyecto, en el que se aborda la idea de ritual desde un punto de vista del folclore. Los pañuelos son un símbolo muy importante de la festividad en el país vasco (los pañuelos de San Fermines, o de fiestas de Bilbao). En el pasado los hombres y las mujeres llevaban sus mejores pañuelos, normalmente los de seda, a las romerías, ya que la iglesia prohibía que un hombre y una mujer se dieran de la mano. Por ello, colocaban un pañuelo entre ambos y así podían bailar juntos. Estos pañuelos contenían motivos y símbolos referentes a la naturaleza, la religión o la mitología. Mis pañuelos representan a la madre tierra: el sol y la luna que son sus hijas y viven en su interior, todos los días salen para hacer su itinerario en el firmamento y vuelven al seno de su madre. En cada pañuelo esta representado un dios de la mitología vasca. Mari, diosa principal y personificación de la madre tierra también, se representa como una bruja que puede adoptar diferentes formas animales. Sugaar, serpiente macho que vive en el interior de la tierra junto a Mari y puede adoptar forma humana. Se le considera el diablo y el marido de Mari”.  La tierra y los símbolos que la hacen comprensible parecen ser el referente elegido, un río y un hotelque no quiere ser vendidos porque lo que pertenece a la vida no se puede convertir en pieza de mercado.

La vieja industria de la moda parece no interesar a Sage que parece más atraído por la calle y lo que se cuece en ella que los que los diseñadores y las revistas de tendencias piensan que puede ser la realidad. Así la emoción el punto álgido en el que descansa el proceso creativo lo encuentra en “el dibujo, es lo que me mueve, es lo que me interesa. Entiendo el dibujo como una herramienta para pensar. Lo que me interesa es el proceso. no el resultado en sí, como se ha ido construyendo la idea o la composición. La arquitectura es así. El resultado final es el edificio, pero el proceso se hace a través del dibujo o la imagen. Esta parte es la que a mí, me emociona. Trabajo mucho con el símbolo y su significado. Nada debe ser gratuito. todo debe tener un sentido, un valor para mí. Juego también con la codificación de conceptos. Necesito que haya una historia que contar detrás de mis dibujos… Cuando pienso en un estampado, no pienso en una prenda, pienso en una composición o en un lienzo. No pienso en moda”. El dibujo una herramienta para pensar la vida, en sus palabras se entiende que la obra hace al hombre, así como sus acciones porque la muerte todos sabemos lo que esconde y si no que se lo pregunten a Laura Palmer.

La página de un libro escritas con limón revelan ante el fuego estas palabras:  solo puedo soñar entre arena y espuma.

La piedra lunar de John Philip Sage | itfashion.com La piedra lunar de John Philip Sage | itfashion.com La piedra lunar de John Philip Sage | itfashion.com La piedra lunar de John Philip Sage | itfashion.com La piedra lunar de John Philip Sage | itfashion.com La piedra lunar de John Philip Sage | itfashion.com La piedra lunar de John Philip Sage | itfashion.com La piedra lunar de John Philip Sage | itfashion.com La piedra lunar de John Philip Sage | itfashion.com La piedra lunar de John Philip Sage | itfashion.com La piedra lunar de John Philip Sage | itfashion.com
Fotografías: Ignasi Casas

Temas que te pueden interesar: , , , ,