Feria de diseño de Buenos Aires

by Federico Ferrari,

feria_diseno_buenos_aires_02
“El fuerte del diseño es crear un producto diferenciado”, sostuvo Marcelo Yarussi, diseñador de Bastardo BA y miembro del comité de selección de la segunda edición del año de Puro Diseño, feria que se realizó en septiembre en el predio La Rural de la Ciudad de Buenos Aires, donde se reunieron diseñadores de diversos ámbitos para exponer sus productos.

El evento contó con diseñadores de toda la Argentina, divididos según su rubro: indumentaria, muebles, accesorios, calzado, decoración, comida, productos de belleza, entre otros. Asimismo, se encontraban espacios diferenciados para las provincias participantes en la feria, que fueron Chubut, Santiago del Estero, Tucumán, Jujuy y Corrientes.

Dentro de las propuestas de indumentaria que se desplegaron en los stands, se destacaron los básicos diferenciados, prendas de uso diario resignificadas, como fue el caso de marcas como Luz Ballestero, Julieta Grama o Mure . Esta última, proveniente de la provincia argentina de Tucumán, participó ya cuatro veces en la feria. “Tenemos líneas simples y colores neutros. Siempre trabajamos el blanco, crudo, gris y negro. Y después seleccionamos en general dos o tres colores de temporada”, aseguró Celina Mora, diseñadora de la firma.

feria_diseno_buenos_aires_01
A la derecha: la diseñadora María Herrera, de la marca “Eso usaba mi abuela”.

 Por otro lado, hubo diseñadores que trabajaron estampados y colores en siluetas más voluminosas u orgánicas. “Trabajo la cintura marcada, las polleras semi plato y tableadas. Y en cuanto a los estampados: flores, lunares y rayas”, contó María Herrera, diseñadora de la marca “Eso usaba mi abuela”, de Santiago del Estero, que diseña vestidos con siluetas de los años 50 y 60. También, firmas como Rosarito o Awasqa propusieron la combinación de distintos tonos pero aplicadas al tejido. Sacos y vestidos de punto, con distintos largos y estampados.

En el pabellón, se destacaba un sector denominado “cápsula”, donde se encontraban los “diseñadores de autor”, con más experiencia en el mercado, como Lucila Iotti, que diseña zapatos en colores estridentes y en diferentes texturas; FFOCCO, que desarrolla prendas para hacer deportes de bajo impacto, como yoga o pilates; y Bastardo BA, de Yarussi, que realiza bolsos en cuero y tela. “Esta es la cuarta edición que estoy y es un lugar interesante para presentar mi producto porque se producen varios canales de venta. Vienen compradores de las provincias con locales muy interesantes a la feria”, aseguró el diseñador.

feria_diseno_buenos_aires_03
Pieza del área de “innovación”, del Observatorio de Tendencias del Inti.

Los elegidos para participar en la feria debieron pasar por un proceso de selección que estuvo conformado por un comité de especialistas en distintas áreas. Celeste Nacimbera, periodista especializada en moda, formó parte de la evaluación de las propuestas desde comienzos de año. “Nosotros tenemos reuniones con todo el equipo, donde vemos todo lo que se manda y evaluamos si entran o no. Y hay una devolución positiva y hacia delante de esos proyectos que no quedan”, sostuvo.

Dentro de los sectores que el público podía recorrer, se encontraba dos espacios destacados: el área de “innovación”, donde se presentaban trabajos experimentales que llevó a cabo el Observatorio de Tendencias del Inti, junto a diseñadores, técnicos y científicos; y la “fase emergente”, donde seis diseñadores nuevos expusieron sus trabajos, tras ser elegidos mediante concurso. Uno de los elegidos fue Mauro Pesoa, de la provincia de Formosa. “Está bueno porque trabaja con su mamá que es artesana. Trabajan con mimbre y madera. La artesanía es parte del proceso de diseño, no es que es aplicada. Él está logrando que esas dos unidades se fusionen mejor”, afirmó Nacimbera.