La historia de Louise Dahl–Wolfe: La fotógrafa de moda que lo cambió todo

by Raquel Bueno,

Louise Dahl–Wolfe fue la gran pionera de la revolución en el mundo de la fotografía de moda entre las décadas de los años 30 y 60. En un mundo por aquel entonces todavía muy dominado por los hombres, la visionaria americana trabajó para Harper’s Bazaar durante más de dos de ellas, y allí publicó casi un centenar de portadas e innumerables retratos de las estrellas de Hollywood de la época. El Fashion and Textile Museum de Londres le brinda ahora homenaje a sus años en la prestigiosa cabecera en una muestra repleta de tesoros fotográficos.

Nacida en el año 1895 en San Francisco, Dahl-Wolfe, de hecho, nunca tuvo la intención de ser fotógrafa. Empezó estudiando dibujo y estudios de anatomía en lo que hoy es el San Francisco Art Institute, aunque pronto tendría que dejar los estudios a causa de la muerte de su padre, y hasta el año 1923 no se trasladaría a Nueva York. Tan solo tres años después, no obstante, fallecería también su madre; y la muerte le llevaría a emprender un viaje a Europa y Túnez donde acabaría conociendo a su futuro marido: El escultor Meyer Wolfe.

Louise Dahl–Wolfe 02

Looking at Matisse, Museum of Modern Art, 1939. Photograph by Louise Dahl-Wolfe. Collection Staley Wise Galley. ©1989 Center for Creative Photography, Arizona Board of Regents. Liz Gibbons as Photographer, 1938. Photograph by Louise Dahl-Wolfe. Collection Staley Wise Galley. ©1989 Center for Creative Photography, Arizona Board of Regents.

En 1930 regresarían juntos a San Franciso, y Louise tomaría por fin la decisión de convertirse en fotógrafa profesional. Tres años más tarde volvería a mudarse a Nueva York, una ciudad que le serviría –como a tantos otros– de gran inspiración; y tan solo tres años después se estrenaría en la plantilla de Harper’s Bazaar, marcando de forma definitiva un punto de inflexión en su carrera profesional. Durante algo más de dos décadas realizaría miles de fotografías y retratos de moda, y acabaría publicando hasta 86 portadas en la prestigiosa cabecera. Carmel Snow, editora de la edición americana de la revista por aquella época y durante casi un cuarto de siglo, llegó a decir:

“Desde el momento en que vi sus primeras fotografías en color, supe que Bazaar iba a verse por fin como instintivamente había querido”

Ella haría realidad su visión de una mujer libre y moderna, y por eso Snow la presentaría enseguida a Diana Vreeland, por aquel entonces editora de moda de Harper’s Bazaar. Juntas construirían la nueva etapa en la evolución del estilo americano que, sin duda, perdura aún a día de hoy.

Louise Dahl–Wolfe 01

Twins at the Beach, Nassau, 1949. Photograph by Louise Dahl-Wolfe. Collection Staley Wise Galley. ©1989 Center for Creative Photography, Arizona Board of Regents. Harper’s Bazaar Cover, June 1953. Jean Patchett Fashion: Shorts and short square jacket by Clare Potter at the Alhambra, Spain. Photograph by Louise Dahl-Wolfe ©1989 Center for Creative Photography, Arizona Board of Regents. Courtesy: Terence Pepper Collection

Louise Dahl–Wolfe acabaría por estar a la altura de fotógrafos coetáneos de tanto prestigio como Edward Steichen, Irving Penn o Martin Munkácsi. Y sus estudios previos, aunque no estuvieran centrados en la fotografía, le acabarían siendo de gran ayuda para la realización de sus composiciones fotográficas. Éstas, a su vez, acabarían creando toda una revolución en el mundo de la moda, y convirtiéndola en pionera de recursos como el uso de la luz natural, las localizaciones exteriores y, por encima de todo, el uso vívido del color (motivo por el que, de hecho, acabarían brindándole la medalla y el premio del Art Directors Club of New York).

También serían muchas las estrellas de Hollywood de la época que pasarían por su objetivo: Desde Vivien Leigh a Orson Welles, Colette, Carson McCullers… Y gracias a ello, y a un estilo cautelosamente planeado que acababa, sin embargo, por aparecerse increíblemente fresco y espontáneo, rompería con todos los cánones establecidos hasta aquel entonces en el mundo de la moda.

Louise Dahl–Wolfe 03

Looking at Matisse, Museum of Modern Art, 1939. Photograph by Louise Dahl-Wolfe. Collection Staley Wise Galley. ©1989 Center for Creative Photography, Arizona Board of Regents.

Louise Dahl–Wolfe 03Tras su retiro en 1960, no obstante, su obra acabaría por sumirse en un triste olvido, que se prolongaría hasta la publicación de su libro de memorias –A Photographer’s Scarpbook– en la década de los 80. Comenzaría entonces su reconocimiento definitivo y su obra, actualmente, es exhibida en prestigiosos museos alrededor de todo el mundo: Comenzando por la muestra que se expone en el Fashion and Textile Museum de Londres desde el 20 de octubre de este año hasta el 21 de enero de 2018.

Esta es su primera gran retrospectiva en el Reino Unido, y se centra en los 22 años que pasó la fotógrafa como colaboradora de Harper’s Bazaar. Considerada pionera de la fotografía de moda moderna, la muestra subraya como Louise definió la imagen de la mujer de la post-guerra: Una mujer que, al igual que ella, era por encima de todo moderna e independiente. Cuenta también con más de 100 fotografías realizadas a lo largo de las tres épocas doradas de la artista,  y entre ellas destacan los trabajos realizados para Chanel, Balenciaga y Dior.

Louise Dahl–Wolfe 04

Twins at the Beach, Nassau, 1949. Photograph by Louise Dahl-Wolfe. Collection Staley Wise Galley. ©1989 Center for Creative Photography, Arizona Board of Regents.

Louise Dahl–Wolfe acabaría por redefinir completamente la industria de la moda americana tal y como la conocemos hoy e inspirando el trabajo posterior de otros grandes maestros de la fotografía como Richard Avedon o Irving Penn y, por supuesto, la nueva generación de fotógrafas feministas liderada por Petra Collins. Ella fue, con toda certeza, la creadora y promotora del nuevo Female Gaze y, aunque acabara viviendo cerca de los cien años, su legado seguro que vivirá durante muchos más.