P.Strange

by Laura González,


Él es Pedro Rodríguez de día pero p.strange de noche, cuando acaba su trabajao “real” como terapeuta ocupacional y se divierte haciendo retratos puntillistas de gente interesante. Un cuaderno de bocetos de Klimt, que compró casi por casualidad, fue el punto de partida. A partir de la recomposición de aquellas mujeres inacabadas, nació su alter ego y p s t r a n g e t o w n, el blog desde el que convierte sus “pequeñas aberraciones” en los personajes que pueblan esa extraña ciudad.

Interesado por la ilustración desde siempre, recuerda con cariño que su madre le permitiera pintar en las paredes de casa y experimentar con todo tipo de juguetes y materiales. “Miro los dibujos que hacía de pequeño y me parecen muy chulos, aunque suene feo que lo diga yo”. Ha probado multitud de técnicas: acuarelas, óleo, pastel, lápices tradicionales y acuarelables… Pero sus preferidos desde hace tiempo son los rotuladores de punta fina. “Siempre me ha gustado dibujar personas con pecas, en la cara, en los brazos, en el cuello… y por extensión en todas las partes del cuerpo. Así empezó el puntillismo y desde entonces no he podido parar.”

El retrato, inmediato y sencillo, y su estilo naïf, son sus señas de identidad. A pesar de no sentir un interés particular por la moda, opina sobre los editoriales, que encuentra cada vez más creativos, y admite comprar revistas para sorprenderse al ver modelos que no atienden a los cánones de belleza generalizados, de caras y rasgos imperfectos, pero mucho más atractivos para él. “La imperfección es mucho más dibujable”, sentencia. Hoy nos presenta las mujeres que han llamado su atención últimamente y que ha dibujado a base de muchos puntitos de colores. Se trata de Susana López (la chica con las flores carnívoras), Belén Segarra (la chica-reno con bufanda), Henar Bengale (la chica-reno con forma geométrica) y Phebe Rendulic (la chica del pelo rojo con pompones en la cabeza).

Para terminar de conocerlo un poquito mejor le preguntamos por su universo strange, lo que va con él y lo que no. “Me gusta el helado de limón, las películas de Isabel Coixet, los libros de Scarlett Thomas, los museos de arte, la música en vinilo, las cámaras de fotos, los cuentos ilustrados infantiles, el color blanco, coleccionar fotos, ilustraciones bonitas y bolas de nieve. No me gusta la gente demasiado simpática, las lentejas, que me hagan esperar, los sitios ruidosos, los tópicos españoles, las faltas excesivas de ortografía ni las historias de vampiros que brillan.”

Temas que te pueden interesar: