¿Y si se pudiera comercializar la piel humana?

by itfashion,

piel-humana-2

Tina Gorjanic, estudiante de máster en la Central Saint Martins, se ha hecho una pregunta muy clara para llevar a cabo su trabajo de final de curso: ¿Qué pasaría si pudiéramos comercializar la piel humana? Las fronteras de la ética se expanden hacia territorios muy oscuros a medida que el tiempo pasa.

La empresa francesa L’Óreal dejó de probar cosméticos en animales por allá 2003 para empezar a crear una especie de epidermis humana reconstruida a partir de células artificiales que servía para testar los productos. Los técnicos de la compañía han estudiado durante todos estos años cómo mejorar esa “piel humana” y han llegado a crear hasta 17 metros cuadrados de tejido al año. Ahora se han unido a la start-up californiana Organovo – conocida por haber creado el primer hígado funcional a partir de impresoras 3D – para agilizar y automatizar el proceso de producción.

tina-gorjanc-pure-human-7

“Las grandes compañías de moda y cosméticos ya han firmado acuerdos de investigación para colaborar con institutos de bioingeniería”, comenta Gorjanc. “Esas colaboraciones están permitiendo el desarrollo de pieles sintéticas que en un principio servían para abastecer casos médicos y que ahora se empiezan a aplicar en productos comerciales”, continúa. Además esto topa ante el hecho de que la bioingeniería está avanzando mucho más rápido que sus leyes. No hace falta irse muy lejos para comprobarlo, el caso de Henrietta Laks lo deja muy claro. El estado legal de los tejidos humanos se encuentra en un vacío inmenso y mucho más si hay beneficios de por medio. De hecho, estos vacíos, en lo que respecta a la propiedad de los pacientes, permiten a las grandes empresas “obtener materiales ‘crudos’ de los ingresados sin su propio consentimiento”, destaca Gorjanc. “Estos materiales se procesan y acaban en algún producto – como lo pueden ser los  prototipos para el testing cosmético – que al final acaban vendiéndose desde la empresa con su propio copyright. Este comportamiento ha creado polémica alrededor del mundo y aviva el debate ético que cuestiona la capacidad de las grandes empresas para adueñarse del material biológico de un individuo.”

Pure Human, el título del trabajo, pretende invitar a la reflexión acerca de lo que vienen tramando las empresas de este tipo. ¿Puede una persona apropiarse del ADN de otra? Parece absurdo, pero el tema da para mucho. Gorjanc quiere mostrar cómo estos vacíos en la protección de la información genética pueden “moldear un nuevo mercado de lujo.” “El proyecto quiere aclarar los parámetros de la ética y la seguridad en el campo de las tecnologías de la ingeniería de tejidos”, concluye.

Vía Ecouterre.

tina-gorjanc-pure-human-6 piel-humana-3 piel-humana

Temas que te pueden interesar: , , , ,