Las obsesiones de Nan Goldin

by it fashion,

Nan Goldin y Dior | itfashion.com

Las fotografías de Nan Goldin, desde que le regalaron su primera cámara a los dieciséis años, son el resultado de un vínculo emocional con las personas que retrata. Ella misma decía: «A lot of people seem to think that art or photography is about the way things look, or the surface of things. That’s not what it’s about for me. It’s really about relationships and feelings… it’s really hard for me to do commercial work because people kind of want me to do a Nan Goldin. They don’t understand that it’s not about a style or a look or a setup. It’s about emotional obsession and empathy».

Nan Goldin y Dior | itfashion.com

Así pues, la campaña Dior Homme postulaba la incógnita de si la simbiosis entre Robert Pattinson y la fotógrafa sería posible y efectiva. El resultado es inmejorable. Nan Goldin –recordemos, fotógrafa artística– consigue hacer que el actor pase a formar parte de su estirpe selecta. Logra mantener la estética de la instantánea, cuya intimidad e inmediatez son características de su trabajo.

Nan Goldin y Dior | itfashion.com
El punto de partida es la gracia de un hombre joven, inspirado por el retrato del artista Paul Cadmus de Luigi Lucioni (1928) en el que Goldin reconoce algunos de los rasgos más característicos de Pattinson. A partir de ello, la fotógrafa consigue hilvanar una serie de imágenes en las que vemos su empatía para con el actor y que, gracias a ella, ponen de manifiesto su lirismo.

Nan Goldin y Dior | itfashion.com
Nan Goldin, con esta campaña, nos regala una autoreferencia, una mirada consciente hacia atrás, a sus anteriores trabajos. Es en la ciudad de Nueva York donde se encuentra el gran tema de su obra y ella ha conseguido ser una de las grandes narradoras de la vida de la ciudad.

Nan Goldin y Dior | itfashion.com
El lema de la campaña de Dior Homme era «Live free, fast and strong». La fotógrafa, mujer fuerte donde las haya, cansada después de la campaña, mencionaba que eran las 7 de la tarde y aún no había desayunado… ¡Que alguien se lo traiga, por favor!

Texto_Andrea Navarro.

Temas que te pueden interesar: , , , ,