B Side: Albert Madaula pregunta a Álex Antolino

by Estel Vilaseca,

Albert Madaula Álex Antolino B Side | itfashion.com

El proyecto B Side de Carlo Moreno González reúne hoy a un model/pintor/realizador y a un realizador/productor. Albert Madaula pregunta a Álex Antolino, co-fundador de MMMind, productora audiovisual para medios online.

A partir de los 14 años empecé a grabar pelis caseras en vhs con un par de amigos míos, no porque quisiera contar historias, sino por lo divertido que me parecía rodarlas!

¿Qué es MMMIND?

MMMIND es un estudio asentado en Barcelona hace 3 años dedicado a la producción de imágenes tanto en formato fotográfico como en vídeo, sobre todo con fines comerciales y especialmente relacionado con el mundo de la moda y las tendencias.

¿Por qué tenías la necesidad de crear una productora y no trabajar para otros?

Realmente la productora no surgió tanto de una necesidad personal como de una situación burocrática que había que resolver. Nunca tuve la intención de montar una empresa y menos en estos tiempos que corren, pero cuando terminé mis estudios de cine estaba buscando trabajo de la forma que fuera y de pronto me vi involucrado con unos compañeros en una serie de trabajos para una agencia de comunicación que de alguna forma había que facturar, así que de ahí salió la productora. Pero nunca fue algo premeditado, si me hubiera salido antes un contrato con una productora o un representante lo hubiera cogido sin pensarlo. Lo que sí que he tenido siempre muy claro es que para empezar prefería dirigir mis propios proyectos (spots, videoclips, fashion films… etc) por pequeños que fueran, antes que trabajar en grandes producciones o largometrajes como ayudante o auxiliar de dirección, y claro, esto es mucho más fácil en tu propia productora independiente en la cual controlas todo el proceso de creación de una pieza que en una grande, en la que si consigues entrar cuando estás empezando, entras obviamente al final de la cola.

¿Soñabas en contar cuentos desde pequeño?

Para nada. Aunque pueda decepcionar un poco no soy el típico que de pequeño se tragaba sesiones dobles de Spielberg en el cine pensando “algún día yo haré algo así”. Nunca me planteé dedicarme a esto hasta un año antes de decidir estudiar cine… pero si que es cierto que a partir de los 14 años empecé a grabar pelis caseras en vhs con un par de amigos míos, no porque quisiera contar historias, sino por lo divertido que me parecía rodarlas! Sin embargo puesto que tengo formación en dirección de fotografía y no en realización mis contactos con el mundo de la ficción, que me encanta, han sido más bien escasos. Es ahora cuando estoy arrancando con muchas ganas preparando varios proyectos que la verdad tienen muy buena pinta… veremos que sale de todo esto!

¿Por qué Los Angeles y no Barcelona? ¿Dónde te ves proyectando tu carrera profesional?

Si hubiera tenido que responder a esta pregunta hace dos meses no hubiera dicho Barcelona pero tampoco hubiera dicho Los Ángeles, nunca me llamó la atención Estados Unidos aunque es obvio que la industria del cine está allí. Sin embargo por circunstancias de la vida he estado dos semanas este verano en L.A. y la verdad es que me he enamorado sin siquiera verlo venir, con lo cual obviamente la respuesta en este momento sería Los Ángeles por tres razones: la primera y principal es porque aquí no hay industria, los pocos proyectos que se levantan hoy en día (y más con directores noveles) son autofinanciados, las empresas no ponen dinero y el chollo de las subvenciones afortunadamente terminó hace poco, así que el panorama actual para un director que empieza sin muchos recursos, aunque esté mucho de moda hablar de la “democratización” del cine, es desolador.

La segunda razón es simplemente por un tema personal: he nacido y me he criado en Barcelona y aunque sea una ciudad que amo, necesito salir fuera y desarrollarme como persona en otro entorno diferente, y Los Ángeles es la ciudad con la que más me he identificado hasta la fecha.

Ya la tercera y más importante de las razones es que me siento mucho más cercano al cine americano que al europeo. ¡Cuidado! No quiero decir que me guste más uno que el otro, simplemente me doy cuenta de que el tipo de historias que me gustaría contar y el estilo con el que me sale hacerlo es mucho más yanki que europeo porque básicamente cuando cuento historias mi principal objetivo es entretener, y no he conocido sitio en la tierra que valore más el “entretenimiento” en si mismo como Los Ángeles.

¿Qué prefieres, un Óscar o el Oso de la Berlinale? ¿Por qué?

Sinceramente el mejor premio que me podrían dar ahora mismo sería un contrato con la Showtime, por ejemplo. No me siento cómodo compitiendo por un premio, nunca me he sentido cómodo en competiciones, me violenta mucho. Mi gran meta como director ahora mismo no sería el reconocimiento de la crítica sino la demanda del gran público. Quiero hacer una peli o una serie que me divierta rodar y que gusten al público y por la que me pidan más aunque no se coma un rosco en festivales, no son mi objetivo. Cuando ruedo quiero disfrutar y quiero disfrutar viendo el resultado de lo que he rodado, muy lejos quedan expectativas mayores o cualquier tipo de necesidad de trascendencia. En cuando se refiere a algo que yo he dirigido, ahora mismo me haría mucha más ilusión escuchar la euforia de un “me encanta!! quiero más!” que no la admiración de un “dios… me he quedado sin palabras”.

¿Eres más un chico de acción o comedia picante?

Soy un chico de acción, definitivamente. Lo sabe todo aquel que me conoce. Sin embargo no he rodado nada de acción (thriller, terror, acción pura y dura) desde antes de entrar en la escuela… Un poco extraño… Pero me encanta responder a esta pregunta porque justamente el próximo proyecto que estamos preparando es una serie online que mezcla mezcla acción y comedia al estilo KickAss… Así que… ¿las dos?

¿Slip o boxer?

¿Pregunta trampa?! Entre semana boxer para que todo esté bien y en su sitio, para el fin de semana tejanos directamente para no perder el tiempo.