Destejido: una instalación en el CCCB cuestiona el fast fashion

by itfashion,

© CCCB 2017 Després de la fi del món - Claudia PM Santibáñez
© CCCB 2017, Després de la fi del món. Fotografia de Claudia PM Santibáñez.

Este otoño CCCB inauguraba Después del fin del mundo, una exposición que pone su mirada sobre los efectos del cambio climático y el papel del Antropoceno, también conocido como “la era de los humanos”, en este proceso.

La muestra incluye la instalación Desteixit (Destejido) que nos invita a pasear por encima de un río de tinte de ropa e a inmergirnos en los procesos de producción contrarios al fast fashion de una manera poética pero, sobre todo, artística. Es obra del colectivo Unknown Fields Division, un estudio nómada de investigación y diseño formado por Kate Davies y Liam Young que a lo largo de una década de expediciones a los paisajes del Antropoceno ha destapado conexiones entre nuestra vida diaria y las ecologías industriales de los procesos a escala global; una muestra sobre la producción textil y el sistema de la moda. ¿Su lema? “Una prenda de ropa cualquiera es el producto de sistemas que abarcan el planeta entero”.

Lo pueden ver nuestros ojos, lo siente el planeta. Para poder satisfacer nuestra necesidad inagotable de recursos minerales y orgánicos hemos acabado por teñir el color de los ríos, eliminar bosques y extender los desiertos. Pulverizamos montañas y cambiamos con su arena el perfil de las costas. Inundamos nuestros océanos de plástico, el mineral artificial de nuestra era, que acaba emergiendo en millones de fragmentos y ensuciando nuestras playas, penetrando a su vez en el sistema digestivo de tantas aves y especies marinas. Prácticamente todos los objetos que usamos a diario guardan dentro de sí el rastro de esta transformación. Y de ahí su lema.

© CCCB 2017- Després de la fi del món -  Martí E
© CCCB 2017, Després de la fi del món. Fotografia de Martí E. Berenguer.

Al producirse, la ropa que llevamos viaja decenas de miles de kilómetros hasta que nos la ponemos, convirtiendo la industria textil en la más globalizada del planeta: Una industria global que está modificando economías en vías de desarrollo situadas en el otro extremo del mundo. Unknown Fields desvela, a propósito de ello, los efectos ocultos de la cadena de suministro del fast fashion, que van desde los campos de algodón de la India hasta las fábricas de tejidos, los talleres de tintado y la fabricación de las prendas, que acaban por llegar a sus puertos de embarque correspondientes.

Destejido es una película, pero también una pieza textil fruto de la colaboración. La tela fue tejida a mano con hilo de oro y el metal oxidado de refinación procedente de los viejos barcos portacontenedores que se encuentran en los desguaces del sur de Asia. El dibujo de la pieza, así mismo, es generado a partir de las voces codificadas de quienes la fabrican y sus telares: La última generación de tejedores, ya que la actual eficiencia intensiva de la fabricación mundial ha hecho que desapareciera su oficio. El manto dorado cuelga sobre un río de tinte de ropa, un río que recrea el color de los cauces sagrados de la India, que ahora fluyen con los colores de la moda de esta temporada, al ser vertidos éstos de forma ilegal en sus orillas. Y de esos ríos, precisamente, surge la película; que representa con solemnidad el tránsito de una joven que trabaja en el sector textil de la India por interminables campos de algodón, fábricas textiles, talleres de tintado…

En cincuenta años, en definitiva, la población humana se ha triplicado y, con ella, sus necesidades materiales; por lo que no ha dudado en destruir el mundo y transformarlo a su antojo. El crecimiento obsesivo como motor de progreso y la estimulación del deseo de bienes y experiencias a través de la publicidad ha disparado la huella ecológica de todos aquellos ciudadanos privilegiados que vivimos en el primer mundo. Y en el planeta Antropoceno el deseo es capaz, literalmente, de mover montañas.